Connect with us

OPINIÓN

Prórroga de Jurisdicción y Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) por Mario Mazzitelli

Published

on

La Doctrina Calvo

En la década de 1860, un argentino, diplomático y abogado erudito, elaboró la defensa del Paraguay frente a las pretensiones inglesas de intervenir en decisiones atinentes a el Estado hermano. A partir de aquellos argumentos y una obra posterior, el Dr Carlos Calvo iba a generar la doctrina que lleva su apellido. Doctrina Calvo que se fue abriendo paso con los años hasta la actualidad.

La cuestión de fondo: ¿Podía un Estado -por poderoso que fuese- avasallar la soberanía de otro mucho más débil? ¿Debía el Estado naciente tener la pretensión de hacer valer su independencia recientemente lograda? Algunos aconsejaban bajar la cabeza, someterse y a través de una conducta sumisa lograr la generosidad del más fuerte. A Carlos Calvo le parecía que esto podría suceder en torno a temas menores, cuestiones que el Estado pequeño podía pasar por alto, en favor de una relación provechosa. Pero… “hay otras de un carácter vital…que valdría más que esos pueblos desapareciesen del mapa de las naciones antes de acceder a semejante humillación”. Se pregunta: “¿Para qué derramaron tanta sangre nuestros antepasados para darnos independencia, si hoy que estamos en su pleno ejercicio, abdicamos todos los derechos y prerrogativas que ella nos confiere, conquistada con las armas en la mano? Si nos despojamos voluntariamente de los derechos que constituye esa independencia, ¿cuál sería la entidad política que nos reservamos en la comunidad de naciones, y cual la ventaja de haber dejado de ser colonias españolas? ¿Por alcanzar el honor de alimentar una vana relación internacional, debemos reducir nuestro ser político a un estado de dependencia vergonzosa, que un simple agente consular extranjero tenga el derecho de dictarnos soberanamente los mandatos de su gobierno como si se tratase de un pueblo bárbaro o conquistado?” (Ya veremos la relación entre estas palabras de nuestro enorme jurista, con el dictamen de una jueza ignota y menor de los EEUU penalizando -con una arbitrariedad propia de otras épocas- a una Nación Soberana a pagar un resarcimiento supermillonario a un conjunto de delincuentes internacionales que lucran con las desgracias ajenas por haber recuperado el 51% de YPF) En síntesis, la Doctrina Calvo establece que la autoridad para resolver las disputas internacionales sobre inversiones, reside en el gobierno del país en el que se encuentra esa inversión.

La prórroga de jurisdicción*

Para un país soberano, la prórroga de jurisdicción es un oxímoron, una negación a sí mismo, un contrasentido. Es como subir abajo.

Los países han luchado por su soberanía porque no era “digno ni conveniente” dejar que otros resuelvan en cuanto a sus acciones, emociones o intereses. Para lo cual, las sociedades, han delimitado sus ámbitos de autoridad (que tienen que ver con el dominio territorial) han creado una estructura jurídica (Constitución, leyes, etc.) y un órgano político que es el Estado, con el cual se hace realidad el principio de Soberanía. (Así, el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación Argentina, estableció en su artículo 1° “La competencia atribuida a los tribunales nacionales es improrrogable”)

Dice el jurista italiano Pasquale Fiore: “Es claro que un Estado no puede estar sometido respecto de sus actos de gobierno a las jurisdicciones de otro, puesto que equivaldría esto a someterse al juicio y las órdenes de otro Estado…ningún Estado puede ser compelido a cumplir las obligaciones públicas por él contraídas en ejercicio del Poder Político, mediante una acción judicial promovida contra él ante los tribunales de otro Estado si menoscaban la independencia de su soberanía…Una soberanía no puede estar sometida a otra soberanía”.

¿Cuándo se jodió nuestra soberanía jurisdiccional? En abril de 1976. Mientras los ignorantes militares que habían dado el golpe, concentraban su atención en el ejercicio del Terrorismo de Estado (Contra militantes de todo tipo, no solo los que habían empuñado las armas) en su retaguardia y a través de sus Caballos de Troya; el Poder Financiero Internacional escribía una disposición de la dictadura (mal llamada ley) por la cual el Estado nacional podía prorrogar la jurisdicción de los tribunales nacionales a tribunales extranjeros (Renunciando así a la inmunidad soberana)

¿Por qué hacía esto el Capital Financiero Internacional que había logrado capturar el Ministerio de Economía? Ocurrió que durante la crisis del petróleo de 1973, por el aumento del precio de la principal fuente energética, decidido por la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo); la respuesta que encontraron los países occidentales (Frente al perjuicio que les producía este incremento de costos) fue negociar para que los ingentes recursos monetarios (Obtenidos principalmente por los países árabes) fueran depositados en los bancos de occidente. Así la liquidez (Sobreabundancia de moneda en los bancos) se transformó en una bomba de tiempo para las entidades financieras y la economía de estos países. Evidentemente el crédito al consumo o a las empresas no podía absorber semejante masa de recursos ¿Qué hacer? Enchufarle el dinero a entidades más grandes que los simples consumidores o las empresas. Ahí estaban los sujetos del crédito “los Estado Nación”. La clave era ofrecerles créditos baratos (Baja tasa de interés) con el anzuelo del desarrollo. Una vez que el “Estado Nación” mordiera el anzuelo, ya estaba ensartado. Se le podría elevar la tasa de interés y mantenerlo permanentemente sometido a un saqueo, bajo la premisa de que “las deudas se pagan”.

Esta táctica que se pudo aplicar porque los imbéciles dictadores no sabían y estaban entretenidos en otros quehaceres. Sin embargo tenía varias dificultades para la geopolítica del capitalismo.

Una era que, al ser un Estado Soberano, los asuntos se dilucidaran en Tribunales locales (Y en ellos, más tarde o más temprano, el más fuerte es el pueblo) De manera que necesitaban una prórroga a Tribunales extranjeros cuyos empleados (Jueces, Fiscales, etc.) les respondieran a ellos. (Cabe aclarar que no se trata solo de la posible venalidad de los jueces. Se trata de la pertenencia a una cultura y cosmovisión propia de los países imperialistas. Lo que ellos no admitirían para sí, ser juzgados en otro país; lo hacen sin ruborizarse. Cuando en realidad deberían declararse incompetentes)

Otra dificultad que tenían era el destino de esos créditos. Si se consolidaban en inversiones productivas de desarrollo, un área de sacrificio como la Argentina, podía transformarse en competidora. Para impedir este objetivo orientaban el destino del crédito. No tenían problemas en que el gasto se fuera a la organización de un mundial de futbol (1978), a comprar armas, a maniobras ilícitas de los grandes grupos económicos locales, a gastos en turismo en el extranjero, fuga de capitales, etc. Todo eso debilitaba el Poder Nacional. Al mismo tiempo sometieron a nuestra industria a una competencia destructiva (Dada la baratura del dólar y por tanto de los productos importados) Menos Poder Nacional. Y a nuestra nave insignia YPF, la sabotearon con endeudamientos ficticios, maniobras fraudulentas, ingresando gerentes de la competencia a su directorio, etc. Así se fue armando el NUDO GORDIANO que la Democracia recuperada en 1983 no solo no supo, no quiso o no pudo desatar, sino que lo embrolló aún más. Incluidos todos los gobiernos de estos 40 años. Por amor que sintamos por ellos, “nunca es la triste verdad”. Todos aceptaron esta prórroga de jurisdicción. Todos.

Además de la actitud del Poder Ejecutivo y el Legislativo, me resulta difícil entender por qué el Poder Judicial se deja arrebatar la facultad de juzgar en asuntos locales, permitiendo la prorroga a tribunales extranjeros. Vaya a saber. Ahí duerme la Corte.

YPF.

Aún más grave es la situación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. El 13 de diciembre de 1907 el presidente José Figueroa Alcorta recibe un telegrama de Comodoro Rivadavia, en el que entre otras cosas señala: “Perforación sigue bien. Profundidad 539 metros. Inyección sube siempre espesa con kerosene…Garantizamos que es kerosene de la mejor calidad…” Argentina había encontrado petróleo, después de buscarlo afanosamente. “El gobierno levantó un muro de contención a la codicia privada en un radio de 5 leguas kilométricas a todo rumbo”. Roque Sáenz Peña, Hipólito Yrigoyen, Marcelo T. de Alvear mantuvieron la defensa del interés nacional. En 1922 se creó YPF bajo la inspiración del general Enrique Mosconi. La lucha por el autoabastecimiento, para lograr la seguridad energética y garantizar la defensa nacional, recorrerá casi todo el siglo XX. Hacia fines de los ´80 habíamos alcanzado el objetivo. ¿Cuál era el motivo para enajenarla en los ´90? La combinación de intereses espurios y la presión geopolítica de desmantelar a la Nación. ¿Se podía vender YPF? A todas luces no. Al ser yacimientos fiscales 100% estatales, trascienden a cualquier administración circunstancial, fruto de una mayoría transitoria. Son componentes inalienables de la Nación. ¿Podía participar la empresa privada en la exploración, explotación, transporte, industrialización y comercialización? Sí, en el marco de diversos contratos convenientes a los altos intereses de la Nación. Siempre dentro de un plan energético en el que YPF tenía un rol estratégico. Aunque éramos muchos los que reclamábamos volver a Mosconi, a una YPF 100% estatal; Menem la privatizó. Ya comentada en otras notas, omitimos el relato del vaciamiento de la empresa.

Eskenazi: una operación corrupta que todavía no tiene explicación.

A través del Grupo Petersen, los Eskenazi, se quedaron con los bancos provinciales de Santa Fe, Entre Ríos, Santa Cruz y San Juan. Además tienen una constructora, una explotación vitivinícola, olivar en Cuyo y otras actividades. Parece que los Eskenazi tenían una especialidad como empresarios: lograr que el poder político confiara en ellos el manejo de buena parte de las finanzas provinciales. Sospechoso entente cargado por actos que mostraron que las privatizaciones y la corrupción iban de la mano.

El asunto es que nada sabían de energía. ¿Cómo puede ser que entre 2007/8 se haya pergeñado la participación del 25,4% en YPF para un grupo inexperto y sin poner un peso? ¿Cómo explicar que la compra se pagaba con los mismos dividendos que producía la empresa? ¿Con las reservas pre-existentes? No tenía sentido. ¿Cómo explicar que un cuarto de la empresa pasaba a otros accionistas sin que nadie recibiera un centavo? Llegar con los bolsillos vacíos y decir: “deme un cuarto de la empresa más grande de la Argentina” y que le respondieran: “sí, cómo no”. No tiene lógica. Sin hacer una sola inversión nueva ¿Cómo no vincular esta operación a decisiones estatales por las que se pagaba de ese modo la correspondiente contraprestación? ¿Acaso alguna prorroga de concesión de explotación próxima a vencer? (¿Se nos ocurriría un sábado ir a una pizzería y decirle al dueño que queremos el 25% de su empresa y que lo vamos a pagar con el esfuerzo, el trabajo y capital del propio dueño de la pizzería?) Una estafa monumental. Pero que resultaría en uno de los puntos clave para alcanzar el desbarranco del fallo al que nos condenó la señora jueza del Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska.

Está claro que el negocio era redondo para los Eskenazi que pagaban sus obligaciones a los bancos concedentes del préstamo con los dividendos de una empresa ajena. Y también para Repsol porque a través del retiro gigantesco de dividendos repartía ganancias a los accionistas y realizaba inversiones donde creía más conveniente. Pero ruinoso para YPF, que no exploraba, no invertía, etc. Como consecuencia se fue derrumbando la producción que nos obligó a importar energía con un déficit creciente en la balanza comercial que terminó agudizando la falta de dólares en la economía argentina. Las estafas y la corrupción tienen costos. Excesivamente altos. Así la prórroga de jurisdicción, la privatización, el vaciamiento y la corrupción fueron armando la bomba.

La nacionalización del 51% de YPF en 2012

¿Por qué se nacionalizó tan solo el 51% y no el 100%? Lo desconozco. No sé qué tipo de evaluación habrán hecho. ¿Quizás decir que se trataba de una empresa mixta? ¿No ser acusados de Chavistas expropiadores? ¿No poner en la consideración pública la maniobra con los Eskenazi? ¿Por qué pagarla totalmente era demasiado dinero y el Estado no podía asumir ese compromiso? ¿Por qué sabiendo que los Eskenazi eran amigos no iban a jugar en contra? Lo ignoro.

Lo cierto es que se pactó la compra del 51% de las acciones con Repsol. Primero no se le iba a pagar nada por los pasivos ambientales y luego se cerró en alrededor de 5.000 millones de dólares. Sin lugar a dudas la recuperación, aunque parcial, de esta empresa fiscal estratégica fue una medida correcta.

¿Cómo se ejecutó? Siguiendo los mecanismos exigidos por la Constitución. La participación de las dos Cámaras del Congreso Nacional y la Ley correspondiente. Luego la promulgación por parte del Poder Ejecutivo. Nadie en el mundo tenía nada para decir. Somos un país Soberano ¿Somos un país Soberano?

El Estatuto de YPF

Según el artículo 7° del Estatuto de YPF, si alguien compraba más del 15% de la empresa debería ofrecer lo mismo a todos los accionistas y no sólo a Repsol ¿Qué potestad tenía la empresa para imponer a un tercero semejante cláusula? Ninguna. Es difícil observar cómo podrían impedir que un tercero comprara el 16% de la empresa y luego, lo obligaran a ir por el 100%. O dicho de otra manera: alguien invierte hasta alcanzar el 14,9% y un día tiene dinero, lo invierte en YPF y compra el 0,2 Totalizando el 15,1% ¿Alguien cree que se lo puede obligar a comprar el 84,9% restante? Absurdo grotesco. Subiendo un escalón la pregunta: ¿Qué potestad tiene una empresa privada de imponer su reglamento interno a una ley votada por el Congreso, promulgada por el Poder Ejecutivo y no cuestionada en el Poder Judicial? Ninguna. Por lo tanto aunque yo hubiera preferido la nacionalización en un 100%, no hay posibilidad que el escrito interno de una compañía se eleve como un super-poder avasallando a la República Argentina. Una norma menor, el reglamento interno redactado por 4 personas en una oficina oscura; queda subordinada a la ley votada por los representantes del pueblo a la luz del día. Claro que el imperialismo existe y sus jueces maman de esa cultura imperial, y se creen habilitados para dictaminar sobre cualquier cosa.

El daño

Al ingresar el Estado a la administración de YPF puso un torniquete a la sangría que llevaba la compañía a la muerte. Suspendió el giro de dividendos a los accionistas. Claramente el grupo Petersen que había comprado el 25% de YPF con el dinero de YPF, cuando YPF dejó de transferirle fondos, quebró. Es decir, dejar de robar fue el mayor daño que puede esgrimir el grupo. Suspender la continuidad de un delito es una acción positiva. En todo caso, quizás, la cárcel para los Eskenazi responsables debería ser la consecuencia. Pero como en el mundo del revés el ladrón demanda al Estado.

Entre bandas.

El grupo Petersen se comporta como una banda delictiva que le transfiere los derechos de litigar contra el país a otra banda, aún más delictiva, el Fondo Buitre Burford Capital.

Estos derechos de litigio los habría comprado en Madrid el grupo Burford por 16 millones de dólares. Retener esta cifra originaria es importante para observar la incongruencia y desmesura del fallo del tribunal neoyorkino.

La incompetencia.

El grupo Burford se presenta ante una jueza menor Loretta Preska de un juzgado menor del Distrito Sur de Nueva York. Esta jueza debió haber declarado su incompetencia en el caso. Lo dijo el Procurador del Tesoro de la Nación, durante el gobierno de Macri, insospechado de sentir algún desdén por el derecho o la propiedad privada, Bernardo Saravia Frías. Sostuvo correctamente que la compra de acciones del Grupo Petersen a Repsol fue “fraudulenta”; y que la jurisdicción donde deben zanjarse este tipo de conflictos es la argentina, porque aquí está radicada la empresa YPF. Sin embargo la jueza avanzó como si los fondos buitre, los intereses y hasta los grupos más parasitarios tuvieran derechos superiores a los derechos de un país periférico. ¿Qué deberían hacer nuestros gobiernos? Desarrollar una tarea jurídica, política, de difusión y diplomática que nos permita desconocer un fallo írrito de una jurisdicción incompetente.

¿La dictadura del capital? La falta de oferta al resto de los accionistas.

Es interesante la naturaleza autoritaria de éste artículo del reglamento de YPF. ¿Por qué el gobierno debería hacerle una oferta idéntica al resto? Aceptemos el absurdo como hipótesis para el razonamiento. ¿Cuál sería el perjuicio para un accionista que veía que con Repsol-Petersen la empresa se derrumbaba y en cambio en manos del Estado tomó nuevo impulso mejorando su rendimiento global? Si mejoró la producción, las ganancias, la inversión, tiene mayores reservas y bajó su deuda. No hay perjuicio. Más vale hubo un beneficio. ¿Dónde fundan que el supuesto incumplimiento ha perjudicado a los accionistas?

El desatino

Aceptemos otro absurdo: que un Estado Soberano debe someterse al reglamento de una empresa privada. ¿A cuánto ascendería la multa por violar un reglamento que solo daño a un grupo delictivo?

Si la compra del derecho a litigar contra Argentina costó 16 millones, eso nos da una idea del valor de mercado de tal derecho. Si los que hacen el juicio esgrimen perjuicios sobre una parte (el 25% dado que otra parte estaba paga con el propio dinero de YPF) y la empresa tiene un valor de 10.000 millones de dólares (redondeando) ¿Cuál podría ser el valor justo para resarcir el daño? ¿Algún monto proporcional a la capacidad de pago del deudor? No. La jueza planteo 16.000 millones de dólares**. Es decir que por el supuesto perjuicio a una minoría de accionistas se exige un pago superior al valor total de la empresa. Como la empresa no tendría para pagar ese dinero, y debería pasarle todos los fierros de YPF a Bulford, la jueza pícara actuó contra el tesoro nacional. Para que todos los argentinos escarmentemos que eso de nacionalizar empresas “no se hace”. Sí, “no se puede”. Aunque la empresa haya sido una creación 100% del pueblo argentino.

Como va quedando demostrado el saqueo no es un acto aislado de corrupción. Es un sistema que nos viene castigando y empobreciendo. Castigando para doblegar nuestro espíritu rebelde y creativo, y empobreciéndo para que las necesidades básicas insatisfechas no dejen lugar al sueño de construir una Patria para todos. Para el imperio, con una pequeña oligarquía cipaya mas una porción de la clase media alta alcanza. Sobramos el 80% de los argentinos. Ésta es la historia que hay que cambiar, no profundizar.

 

 

Aclaraciones
*Las prórrogas, en todo caso, se justifican cuando se trata de ámbitos, espacios o acuerdos internacionales; en los cuales se tiene la oportunidad de intercambiar opiniones de igual a igual con otros países; preservando el derecho a veto, cuando los valores materiales o espirituales de la Nación están en juego.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es un contraejemplo en tanto y en cuanto cinco naciones (EEUU, China, Reino Unido, Rusia y Francia) se han reservado el derecho a veto por sobre el resto de los integrantes de la ONU.

Las relaciones de fuerza juegan un papel importante, pero no pueden ser determinantes. No podría ser cierto que solo los más fuertes tengan la razón. La razón es una fuerza que siempre pueden esgrimir los más débiles, en provecho de la justicia.

Las ambiciones permanentes de las naciones poderosas por imponer su voluntad, es un dato de la realidad. Así como la hidalguía de enfrentarlos cuando el Estado más débil ve desprotegidos los derechos de sus ciudadanos. En estos siempre está planteada la disyuntiva de: rendirse a los más fuertes para mantener su interesada amistad o confrontar por la justicia en el campo del derecho. Discernir correctamente en cada oportunidad hace al ejercicio de una buena diplomacia.

** Un plan para construir escuelas de educación técnica de nivel secundario, presupuesto un costo para cada escuela de 4 millones de dólares. Es decir que la señora Preska, porque Argentina no cumplió el reglamento interno de una empresa privada, nos impone un costo equivalente a 4.000 (cuatro mil) escuelas de educación técnica de nivel secundario.

O, tomando el costo de 1 millón de dólares el km de ruta; sería el equivalente a la construcción de una ruta nueva de 16.000 km. Más de 3 veces la extensión de la ruta 40 (5,194 km) Etc.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

OPINIÓN

«Aldo Ferrer le contesta a Javier Milei», por Mario Mazzitelli

Published

on

El capitalismo mágico

“A pesar de equivocarse una y otra vez, los economistas insisten en la eterna receta del ajuste para los países periféricos. Siguen un pensamiento irracional que interpreta la realidad a partir de supuestos ideológicos.”

“Las economías en las cuales predominan las relaciones de mercado entre los agentes económicos, llamadas capitalistas, reflejan siempre la idiosincrasia de cada país…El capitalismo se desenvuelve en el contexto del trayecto histórico de cada sociedad, sus raíces culturales, dimensión de los recursos materiales y humanos y nivel de desarrollo alcanzado. Por eso existen, en efecto, versiones norteamericana, coreana, alemana, japonesa, brasileña o argentina del capitalismo. A su vez, los niveles relativos de desarrollo y la consecuente asimetría en las relaciones de poder dentro del sistema mundial articulan al sistema que vincula a las economías capitalistas.”

“De este modo, la inserción de cada economía nacional en el orden mundial da lugar…a la existencia de capitalismos céntricos y periféricos. Los primeros, titulares de una red de dominación dentro del orden global; los segundos, subordinados en cuestiones críticas como el desarrollo tecnológico o las corrientes financieras. Como es tan grande y creciente la disparidad en los niveles de vida entre las economías capitalistas avanzadas y las atrasadas, los críticos demonizan el sistema y lo califican de salvaje. Contamos así con una diversidad de categorías analíticas, muchas de las cuales tienen un indudable valor para el estudio de los capitalismos vernáculos y de la globalización.”

Realidades inverificables

“En una conversación…expresaba yo mi asombro ante un punto de vista muy difundido según el cual si Argentina y los otros países de América latina se comportan conforme a las expectativas de los mercados, bajarían el riesgo país y la tasa de interés, aumentaría la inversión y crecerían la producción y el empleo. La postura se mantiene imperturbable aunque la realidad revele cotidianamente que el proceso económico es mucho más complejo y que esa sucesión de acontecimientos raramente se verifica en el mundo real. «Bueno…es que estamos en presencia del capitalismo mágico». Es decir, una instancia específica del pensamiento irracional que interpreta la realidad a partir de supuestos que no son empíricamente verificables…vale la pena observar algunos aspectos de la cuestión.”

“El pensamiento mágico es un rasgo característico de las sociedades primitivas pre científicas. En nuestro caso, lo curioso es que los cultores del capitalismo mágico suelen ser personas que no son precisamente analfabetas. Antes bien, muchas de ellas suelen acreditar distinguidos currículos académicos en las universidades más prestigiosas…Sostiene el capitalismo mágico que la revolución científico tecnológica ha borrado las fronteras nacionales y que las principales transacciones se realizan actualmente en el mercado global. De este modo, el poder decisorio sobre la acumulación de capital y la asignación de recursos ha sido transferido desde los espacios nacionales a los actores globales. Es decir, los mercados financieros y las corporaciones transnacionales. Los Estados nacionales han perdido entonces capacidad de influir el comportamiento de los agentes económicos.”

“Solo las grandes potencias conservan cierta gravitación sobre el funcionamiento de los mercados. Sostiene también el capitalismo mágico que la adhesión incondicional al libre comercio, la liberación de las transacciones financieras y la eliminación de normas regulatorias de las inversiones de las corporaciones transnacionales aseguran la eficiente asignación de los recursos en la economía mundial y la participación de todos los países en los frutos del desarrollo. Por definición, los mercados siempre generan la mejor asignación económica y social de los recursos. En relación a los capitalismos periféricos, el mensaje es contundente: solo es posible aplicar políticas amistosas con los mercados. Cualquier desvío desencadena una sucesión de calamidades. En cambio, las políticas amistosas con las expectativas de los mercados ponen en marcha el mencionado círculo virtuoso de mejora del riesgo país, baja de la tasa de interés, aumento de la inversión y crecimiento de la producción y el empleo. La realidad no ratifica los supuestos ni las propuestas del capitalismo mágico sino, más bien, todo lo contrario.”

“…Uno de los elementos confusos y más peligrosos del capitalismo mágico es la mezcla de elementos esenciales de la sensatez económica con los contenidos irracionales de sus otros postulados. Es en verdad necesario siempre poner la casa en orden, mantener los equilibrios macroeconómicos, contar con una moneda sana y la estabilidad de precios. El resto del mensaje, en cambio, obedece a la visión céntrica sobre la organización de las relaciones internacionales.”

“Es fácil comprender por qué, desde la perspectiva de los intereses del capitalismo céntrico, se divulgue y promueva el dogma del capitalismo mágico. La historia de la globalización revela, por ejemplo, como, en su período hegemónico en el transcurso del siglo XIX, Gran Bretaña impulsó el libre comercio y la liberación de los mercados. La postura británica era compatible con el mayor desarrollo relativo de la nación pionera de la revolución industrial. Las potencias industriales entonces emergentes, como los Estados Unidos, Alemania y Japón, no adhirieron al capitalismo mágico y construyeron sus respectivos capitalismos nacionales, auto-centrados en sus propios recursos y mercados, regulando el proceso de apertura al escenario mundial.”

Desde el centro

“En las condiciones contemporáneas sucede lo mismo. Las naciones más avanzadas, como los Estados Unidos, divulgan el capitalismo mágico y por las mismas razones que Gran Bretaña el siglo XIX…”

“En la actualidad, el capitalismo mágico es esencialmente una propuesta de los centros a los países periféricos. Comprensiblemente promovida también por los organismos de Bretton Woods, bajo las consignas del llamado Consenso de Washington y del ajuste estructural. En modo alguno, los países centrales aplican los mismos criterios dentro de sus propias fronteras ni en sus relaciones externas. Basta recordar los subsidios y la multiplicidad de instrumentos proteccionistas aplicados por la Unión Europea y los Estados Unidos.”

“En realidad, el dogma del capitalismo mágico es una especie cultivada con particular éxito en la América latina. Países periféricos de otras latitudes, como los de Asia sudoriental, han desarrollado visiones propias del orden global y consecuentes políticas de desarrollo. Los resultados son evidentes. Mientras nuestros países no logran zafar del atraso, aquellos fueron capaces de superar en plazos históricos breves niveles extremos de subdesarrollo y subordinación. No es difícil entender la divulgación del capitalismo mágico desde la perspectiva de los intereses de corto plazo de los mercados financieros o las corporaciones transnacionales de los países centrales.”

“Es más complejo, en cambio, comprender su predominio dentro de países periféricos, como los de América latina. Se trata aquí de una subordinación mental, rasgo idiosincrático del subdesarrollo y la dependencia latinoamericana. La cuestión no tiene explicación dentro de los límites de la teoría económica. Incorpora dimensiones históricas y culturales….”

*Fe de erratas. El Dr. Aldo Ferrer falleció el 8 de marzo de 2016. Esta nota fue publicada el martes 22 de mayo de 2001, en Clarín. Si volvemos a chocar la calesita…vaya el recuerdo de estas líneas como un pequeño homenaje al economista de pensamiento latinoamericano Aldo Ferrer.
*Esta nota está dedicada solo a mis amigos, espero no tener que aclarar la ironía del título.

Mario Mazzitelli

Continue Reading

OPINIÓN

«El Topo», por Sebastián Ramírez

Published

on

Javier Milei, enemigo declarado del Estado, se ufana en trabajar a tiempo completo para su destrucción. Simultáneamente hace uso y abuso del Estado. ¿Qué fue sino la represión del miércoles 12 en Congreso?

Milei blanquea su ilimitado odio al Estado. Pero no tiene empacho en emplear a la Gendarmería, la Prefectura, la Policía Federal al servicio de una inicua provocación. Tilda a miles de manifestantes de terroristas y golpistas. Instrumenta a Diarios y TVs adictas en esta campaña. Patricia Bullrich, una de las “mejores ministros del Mundo”, derrama sobre la escena sus groserías. Numerosas evidencias (videos, fotografías) confirman el accionar de los Servicios.

El Estado para Milei
Existe un Estado maldito. Que demanda plata. Pese a que, como sabemos “NO HAY PLATA”. Un Estado superfluo al que procuran dinamitar. ¿Sostener Hospitales, Escuelas, Universidades, rutas, Obras de infraestructura, Federalismo? ¿Malgastar dinero en vacunas? ¿Derrochar recursos en combatir la Pobreza y el Hambre? Para todo esto Milei delineó el Plan Eutanasia. “Ahora sacrificio. Algún día, décadas mediante, gozaremos de los frutos de las penurias presentes”.

Tales funciones del Estado se las hemos arrancado con la lucha. Porque el corazón del Estado de los oligarcas y los monopolios es acrecentar, cueste lo que cueste, el sacrosanto statu quo. Las Instituciones que trabajan para ello NO están en discusión. Con la Gendarmería estatal Milei no tiene conflicto. Todo lo contrario. Con la Suprema Corte de “Justicia” tampoco. Con fiscales como Stornelli: gratitud. Con la provocación de la Ministra Bullrich y los Servicios: “todo bien”. Las cárceles están para eso. Para encerrar a los que luchan. Y descargar así un escarmiento. Los diarios y TVs, órganos de desinformación del sistema, piedra libre para mentir burdamente.

Milei y Bullrich avisan: “nos quieren tirar un muerto”. Como si ya no estuvieran entintados con sangre. Está fresco el mote de asesina que Javier le endilgara a Patricia. Que ellos despejen la veracidad de la imputación. Por nuestra parte, NO olvidamos, NO perdonamos la responsabilidad de Bullrich durante el macrismo en los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Victoria Villarruel fundamenta su desempate en la “ley bases” en la necesidad de enfrentar a los terroristas. Ya no es meramente negacionismo. Es sutil reivindicación de la brutal Dictadura que padecimos. En este contexto, la frontera entre la represión del miércoles y el sistema genocida de los 70 pueden traspasarse según necesidad. La gran periodista italiana Oriana Fallaci historiaba el fascismo. Y aseguraba que la violencia asesina era una opción práctica toda vez que la sola persuasión no alcanzara para naturalizar la dictadura de los poderosos. Para los díscolos por ahora la prisión. ELLOS jamás descartarán la tortura, los vuelos de la muerte, las desapariciones. Es acá donde exigimos ¡Libertad y desprocesamiento a los compañeros detenidos el miércoles 12!

Hablemos de Topos
El propio Milei posa de Topo. Contrastemos a Milei con otros “topos” conocidos. Los personajes de la novela de John Le Carré le quedan grandes. Además, avisamos, el Topo termina mal.

El Topo Gigio era pura ternura e inocencia. Una marioneta inconmensurablemente más humana que esta caricatura de topo vernácula.

La ley bases
Al cabo de 6 meses el Gobierno está en camino de alcanzar su primera ley. Ya no el ómnibus que presentara en los inicios. Pero un compendio de disposiciones, todas ellas, del más puro carácter antinacional y antipopular. Un articulado pergeñado en Bufetes y Embajadas. Una plataforma para la enajenación de nuestras riquezas. La resignación de nuestra soberanía sobre la Antártida y las Malvinas. Las futuras inversiones sujetas a ley y jurisdicción extranjeras. La adscripción de Argentina a la OTAN.

A su paso por el Senado, al mejor estilo casta, Milei recurrió a chantajes, amenazas y compra de votos. Y aún así no alcanzó, por lo que debió hacer concesiones para llegar a un apretado final. Nada de ello atenúa la gravedad de lo aprobado. Con más la redacción final que surja de Diputados.

¿Que autotitulados opositores le otorguen Facultades delegadas a quien se despachara con el nefasto DNU 70/23 y enviara al Congreso un proyecto de Ley de 664 artículos? ¿A quien se ufana que viene a hacer lo que se le dé la gana? Autor y secuaces están incursos en graves ofensas a la Constitución vigente. Casas más, casas menos, copiosamente sazonado con las Noticias Basura, un verdadero “Golpe de Estado a la usanza Siglo XXI”. A esto apunta Milei.

“Lo peor ya pasó”
Así la cantinela del coro mileista. El Toto Caputo, Francos, Adorni pretenden instalar tal afirmación. Que el déficit cero… Que la baja de la inflación… Que los salarios ganándole a los precios…

PURO HUMO. El equilibrio fiscal lo pagan los comedores, los enfermos de cáncer, los jubilados, las universidades, las Obras públicas, las Provincias. Baja la inflación porque la recesión lo impregna todo. Baja el consumo, baja la actividad en las fábricas. Aumenta el hambre y la desocupación.

Conocemos en carne propia a los perdedores por estas políticas. ¿Habrá ganadores? Definidamente SI. Vuelan los balances de los Bancos, de las petroleras y mineras, de las Farmacéuticas. Se relamen los inversores del RIGI, siempre listos para quedarse con jirones de nuestra Soberanía.

El swap
La renovación del swap por China es un relevante hecho político de estos últimos días. La invitación de Xi Jimping a Milei va en la misma dirección. Parecieran quedar atrás
los rimbombantes insultos de Milei.
Las declaraciones racistas de Diana Mondino.
La negativa oficial a la incorporación Argentina a los BRICS.

China le da aire al Gobierno. Este giro confirma que nuestra Argentina Dependiente esta en disputa por parte de las potencias. La decisión de Milei de pertenencia a unos de los bandos en pugna (el Occidente de EEUU, Gran Bretaña e Israel) incita al imperialismo chino a hacer su juego.

El swap ha sido un préstamo para financiar nuestras importaciones desde China. Las potencias cuentan con ingentes excedentes dinerarios que deben mover. Prestar dichos fondos es una necesidad de ELLOS. Ningún favor. En todos los idiomas: negocios son negocios. Como la sombra al cuerpo, a los préstamos lo siguen los condicionamientos. ¿Cuál será en este caso la razón de la indulgencia china con los desvaríos mileistas? Quizá el litio. O las tierras raras. O simplemente la pugna con los yanquis en América latina.

Para reflexionar: no pidamos peras al olmo. Ninguna potencia imperialista nos respaldará en nuestra lucha contra la Dependencia. La Soberanía política, la Independencia económica, la Justicia social y la Democracia grande son tareas excluyentemente nuestras.

Un Topo multipropósito
El hombrecito se asume como un fundamentalista. ÉL (así con mayúscula) ha sido escogido para liberarnos de la opresión de las mayorías. ¿Dónde se ha visto que los plebeyos puedan reclamar Derechos? Las Fuerzas del Cielo lo han designado para restablecer la Vida, la Libertad y la Propiedad privada de la Gente de Bien. Que la chusma no interfiera. ÉL se encargará para que ni Soberanía, ni Independencia, ni Justicia obstaculicen su Magisterio.

Un personaje extravagante, grotesco. Un mal bicho con Poder está a nada de devenir en monstruo.

Nobles predecesores
Nerón mandó quemar Roma. No existen cifras de cuántos murieron. El incendio duró varios días. Milei contemplaba su labor mientras canturreaba al compás de la lira. Despejado el terreno mandó construir un palacio de 50 Ha. “Por fin puedo empezar a vivir como un ser humano”. Mató a su madre Agripina en defensa propia. La mujer se la tenía jurada. Otro tanto con su hermanastro en las vísperas de que llegara a la mayoría de edad. Persiguió a los cristianos con una crueldad propia de la Época. A los 30 años de edad se suicidó poco antes de que llegaran los justicieros.

Calígula, un salvaje de aquellos, nombró cónsul a su caballo. ¿Qué tiene de malo un perro de Ministro?

O mais grande do Mundo
Un Rockstar de Ministro de Economía. La grandilocuencia de Milei nos autoriza a calificar a Luis Caputo como uno de los fugadores más veloces de la Historia. Esfumó el mayor préstamo del FMI a ningún otro país. Y nos sumió en la peor crisis de la Deuda que aún padecemos. Contó por supuesto con preclaros cómplices como Macri y patota.

Mientras duren en sus cargos, Pettovello, Bullrich y algún otro serán los mejores Ministros del Mundo.

La Argentina del siglo XIX, ¿la primera potencia mundial? El “Dr”. Milei difícilmente se haya recibido de economista ya que jamás aprobó las asignaturas de Historia.

En el Luna Park Milei cantó y disertó. La faceta artística, un espanto. La clase magistral, una vergüenza. Un caótico amontonamiento de nombres sin ton ni son. Rigurosidad cero. Desprecio por los datos duros. Un pastiche de aquellos.

Algo similar ocurrió con el Pacto de Mayo en Córdoba. Duramente contrastados con las manifestaciones de repudio en Pajas Blancas y en la Ciudad.

Datos que ya no son
La propaganda libertaria menea el 56 % de los votos obtenidos por Milei en el balotage como un patrimonio inmutable. Desconocerlo es propio de antidemocráticos. Pero existen otros datos. El humor en la calle ya no lo favorece.

En este sentido es valiosa la Encuesta de Satisfacción Política (Mayo 24; Universidad de San Andrés). El 60 % está insatisfecho con la marcha general de las cosa. El 36 % está satisfecho. Sobre la política económica: insatisfacción 57 %. Satisfacción 38 %. Principales preocupaciones: bajos salarios, pobreza, inflación, inseguridad, falta de trabajo.

La lucha está planteada. La disyuntiva, una Argentina para los 47 millones que la habitamos o un enclave colonial, bien siglo XlX, para un puñado de privilegiados. La Patria y el Pueblo no soportaremos 4 años de semejante política. Ni vueltas de calesita que nos impidan levantar vuelo.

A la pandilla gobernante, a los falsos opositores, a los renegados del campo popular les advertimos: daremos batalla. Asumimos las dificultades. Aún así, la Unidad del Campo nacional y popular prevalecerá.

Sebastián Ramírez

Continue Reading

OPINIÓN

«La Iglesia no se vende», por el Padre «Toto» De Vedia

Published

on

Hace 18 años, estando yo de cura en Santa Elisa, cuando llamé a Bergoglio y le conté la idea de armar una Carpa Misionera en Plaza Constitución, me alentó y me dijo ‘dale para adelante’. Y agregó: ‘está bien, hay que hacer quilombo; porque la Iglesia no está para controlar nada. Se trata de ir a donde está la gente y acompañar…’.

Me hizo bien esa consigna. Me acordé de esto en la Misa del viernes pasado en Constitución.
Estando desde hace tiempo en la villa 21, yo celebro promedio dos misas diarias los días de semana y cuatro o cinco cada domingo, a veces más.

Casi siempre en el barrio, gozando de la religiosidad de nuestros vecinos mayormente provenientes de Paraguay, con una fe muy ligadas a la vida cotidiana, generalmente alejada de cualquier politización. Misas con un lenguaje y clima bastante circunscripto a lo explícitamente religioso, acorde a la idiosincrasia y las tradiciones del lugar. Muchísimas de estas misas terminan con algo de comida para compartir, afianzándose la unidad y la fraternidad cristiana, propia de los barrios populares.
Muy pero muy cada tanto, me toca misa en algún lugar público, sea por el espacio o por la población concurrente.

Uno de esos casos fue este viernes 14 de junio al cumplirse 47 años del secuestro, desaparición y muerte de Mauricio Silva, hermano y cura barrendero que se había comprometido con la dignidad de sus compañeros trabajadores. La Parroquia grande frente a Plaza Constitución se llenó de trabajadores barrenderos, vecinos de barrios populares y antiguos e ignotos militantes. Hace más de 15 años venimos haciendo esta Misa anual, a veces en la Plaza, otras en la Estación y en el sindicato, casi siempre con la presencia de un obispo de Buenos Aires y siempre terminando con un guiso preparado por trabajadores de la economía popular. Como todos los años, fue bastante emotiva y religiosa. Esta vez, como pasó en la cancha de Argentinos Juniors pocos días atrás y en más de un vagón de subte y de tren, por iniciativa de una viejita ochentosa, luego de la comunión, espontáneamente surgió el canto del ya archiconocido -en poco tiempo mileísta- estribillo de «la patria no se vende», con la incorporación de los más de doscientos rudos barrenderos entusiasmados y felices de expresarse.

El clima era de unidad y no de división, de descarga y no de agresión, con total respeto al lugar religioso.
Cantaban lo que sentían. No estaba preparado, pero fue hermoso, como es hermoso cantar en guaraní todos los domingos en Caacupé o cantar «alabado sea el Santísimo Sacramento» todos de rodillas los primeros viernes de mes con la Iglesia llena.

Volviendo a Constitución, es lindo y bueno para la Iglesia estar en lugares donde no somos plenamente locales. Si bien estábamos en una Parroquia, el público general no era de instituciones eclesiásticas. Eran de un gremio, de algunas organizaciones sociales y hasta de algunos nostálgicos militantes, pero todos con participación cordial y entusiasta. No nos pasa siempre, pero cuando ocurre recordamos que Jesús frecuentaba lugares públicos y no siempre era «el que manda». En mis casi 33 años de cura, siempre me hizo bien frecuentar la escuela pública, las plazas, las casas. Es bueno estar en lugares donde no somos tan locales.

En este caso, hasta era casi gracioso experimentar la unidad que se generó entre mujeres mayores y progresistas de la comunidad de Foucauld, hombres de la C.G.T. y varios más que celebraban ser una Iglesia que une la fe y la vida sin ningún tipo de odio.

Seguimos aprendiendo del pueblo y de tantas correcciones fraternas que seguiremos necesitando, sin ser esclavos de ningún fariseísmo de gente que vive condenando al que no le gusta.

Soy feliz de ser de la Iglesia que sigue al Jesús de las multitudes y no de un «pequeño grupo» prolijito.
Gracias a Bergoglio y a todos los que nos enseñaron este modo de ser Iglesia.
Padre Toto de Vedia.

Continue Reading

Tendencias