Connect with us

POLÍTICA

El Congreso del PJ será un formalismo que no despejará la incertidumbre electoral ni las disputas internas

Published

on

“En principio es más un trámite que un acto”, sintetizó ante este medio un importante dirigente. Los movimientos de Massa, la especulación del Frente de Todos en torno a Milei, Bullrich y Larreta y los desacuerdos por la fórmula bonaerense

Hasta anoche, en el entorno de Alberto Fernández aún no estaba claro si participaría este martes del Congreso en el microestadio de Ferro, a muy pocas cuadras de la casona que visitó hace tres semanas para participar del programa de Mex Urtizberea y estrenarse como Presidente saliente después de anunciar que desistía en la búsqueda de la reelección.

A Fernández, el PJ le ofrece, desde hace meses, solo tragos amargos. El primero fue a mediados de febrero: se enteró por televisión, en Olivos, a punto de salir con sus colaboradores más fieles hacia la calle Matheu, que Máximo Kirchner se había presentado en la sede sin previo aviso para una reunión que duró cinco horas, que estuvo atravesada por severos cuestionamientos al liderazgo presidencial y que concluyó con un comunicado de rechazo a la “proscripción” contra Cristina Kirchner y la necesidad de reforzar el operativo clamor. Fernández no se veía con el titular de La Cámpora desde que renunció a la jefatura del bloque de Diputados, justo un año atrás, y no estaba en sus planes volver a verlo.

El siguiente encuentro, el anteúltimo viernes de abril, fue un trámite exprés: el jefe de Estado anunció esa misma mañana que desactivaba su reelección tras varias semanas de mensajes públicos y privados en torno a esa decisión. La reunión no llegó a una hora. A nadie le interesó escucharlo.

Con Fernández corrido de la carrera electoral, y el Frente de Todos plagado de disputas internas y trascendidos multisectoriales, el Congreso del PJ de hoy quedó reducido a un mero formalismo que no despeja versiones ni resuelve intrigas palaciegas. Más bien, todo lo contrario. “En principio, lo de este martes, es más un trámite que un acto”, sintetizó a Infobae un dirigente que, en los papeles, tiene un rol protagónico.

En ese contexto, en el oficialismo se siguen con atención los movimientos de los dos principales accionistas del directorio del Frente de Todos: Cristina Kirchner y Sergio Massa, ausentes con aviso en el microestadio de Ferro. La Vicepresidenta siempre se situó por encima de la simbología del PJ. El líder del Frente Renovador, en tanto, planea para los próximos días la confirmación del plenario de su partido que posterga desde principios de mes y que ahora tiene previsto concretar después de inaugurar la semana pasada, en el evento de AmCham, su nueva faceta de ministro y precandidato presidencial. En esa cumbre del círculo rojo, el ministro de Economía plantó bandera: sin disimulo, sentenció que el postulante del Gobierno tiene que resolverse por unanimidad, puertas adentro, y no someterse a unas PASO.

A pesar de la inflación de abril, y de los pronósticos del índice de mayo, el tigrense todavía insiste. Lo explica, edulcorante mediante, un secretario de Estado hiperactivo: “Sergio va a llegar por insistencia más que por lindo”.

Es la primera instancia de una estrategia electoral todavía incierta, que espera por Cristina Kirchner, que no tendrá ninguna resolución en el Congreso de este martes y que incluye necesidades ajenas. En particular, dos: que Javier Milei conserve cierta cuota de popularidad y que Patricia Bullrich le gane a la moderación de Horacio Rodríguez Larreta en la interna de Juntos por el Cambio.

En el Frente de Todos celebran -y auspician- por igual los apoyos empresariales a la candidatura de la ex ministra de Seguridad y presidenta del PRO en licencia como los incentivos al candidato liberal de Libertad Avanza, fogoneados, en buena medida, por algunos caciques de peso del dispositivo político del Gran Buenos Aires.

Cristina Kirchner brinda señales mucho más difusas que el resto. El sindicalista Hugo Yasky, que la visitó junto a una docena de colegas en el Senado la primera quincena de abril, reveló tras ese encuentro que una frase que, según el jefe de la CTA, fue pronunciada por la titular de la Cámara alta: “Los que están pensando que me voy a dedicar a cuidar a los nietos, mejor que se olviden”. Poco más de diez días después, la propia ex mandataria pidió en el Teatro Argentino de la Plata que nadie se haga los rulos y subrayó: “Yo ya di lo que tenía que dar”.

El fin de semana, Eduardo Valdés, hace tiempo mucho más cercano a Cristina Kirchner que al Presidente, se refirió al acto que el kirchnerismo prepara para el 25 de este mes en la avenida 9 de Julio: “Creo que (CFK) va a decir que será candidata”. No hay un solo indicio, más allá de las urgencias electorales, que confirme el pronóstico del diputado. “Cristina 2023, 25 de mayo en la 9 de julio”, amaneció empapelada por estos días la sede porteña de SMATA, una de las bases operativas del operativo clamor.

Los consultores más serios vaticinan, en ese sentido, un escenario complejo para el Gobierno. Desde el equipo de un candidato mandaron a sondear el grado de conformidad con la situación actual: preguntaron “dónde cree que se encuentra hoy la Argentina” según un gráfico representado con curvas ascendentes y descendentes, mesetas y una línea hacia abajo en el final del dibujo. El 43% de los consultados se inclinó por esta última. Es decir, el país al borde del mismísimo abismo. Ese mismo equipo notó, en el último mes, que un sector importante de las clases medias-bajas empezó a reducir consumos y a prescindir de servicios. El campo más fértil para el discurso dolarizador de Milei.

Entre la incertidumbre de Cristina Kirchner y la operatividad a tiempo completo de Massa navega por estas horas el Frente de Todos, con atención especial en la provincia de Buenos Aires, el capítulo más tórrido de la pelea electoral del kirchnerismo.

El sábado, en el acto del PJ bonaerense, no estuvo Axel Kicillof. Máximo Kirchner, aliado de Martín Insaurralde y de Massa, volvió a pedir una suma fija. El gobernador se encima, de no mediar imprevistos, en la búsqueda de la reelección bonaerense. A Verónica Magario, por ahora, le llegan señales para revalidar la fórmula provincial. Pero el jefe de La Cámpora, según trascendió, le ofreció ese lugar al jefe de Gabinete bonaerense. En paralelo, el ministro de Seguridad en licencia, Sergio Berni, recuperó buena parte de la confianza de su relación con Cristina Kirchner. El funcionario mantiene rencillas palpables con el líder del PJ bonaerense. La Vicepresidenta y su hijo no piensan igual. Más bien, todo lo contrario.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

POLÍTICA

Javier Milei optó por la «doctrina Chocobar» y relegó a Victoria Villarruel

Published

on

Fue un pedido de Patricia Bullrich, quien pasará a manejar a través de su excompañero de fórmula la totalidad de las fuerzas del Estado en una etapa de creciente conflictividad social. La vicepresidenta electa, que aspiraba a ocupar ese mismo lugar, perdió influencia en la interna libertaria. La pregunta por el rol que tendrán las Fuerzas Armadas a partir del 10 de diciembre y los coletazos políticos de la decisión.

Con la designación de Luis Petri como futuro ministro de Defensa, Javier Milei finalmente delegó el manejo político de la totalidad de las fuerzas del Estado en manos de Patricia Bullrich.

A diferencia de Mauricio Macri, la excandidata presidencial de Juntos por el Cambio parece que sí tendrá su “segundo tiempo”, aunque bajo el gobierno del libertario. Ya había sido confirmada la semana pasada al frente de Seguridad, cargo que negoció mano a mano, sin intermediarios, con el presidente electo. Ahora, colocó a un hombre de su riñón, a la sazón su excompañero de fórmula, en un área clave que controlará por extensión y que le permitirá acumular un poder aún mayor al tuvo en su paso anterior por la función pública.

Todo a lo que aspiraba, en suma, Victoria Villarruel, como fiel representante y lugarteniente de los intereses de la familia militar. La decisión, que se venía cocinando en las últimas semanas, desplaza a la vicepresidenta de un rol que ella había reclamado para sí y que el propio Milei le había prometido públicamente en varias entrevistas, y la encorseta —contra su voluntad— a su rol institucional como presidenta del Senado.

Cerca de Bullrich afirmaron que, si bien el desembarco de Petri en Defensa “fue una decisión exclusivamente de Milei”, la excandidata pidió por él durante la reunión cara a cara que tuvo con el presidente electo la semana pasada. La sintonía entre la futura ministra de Seguridad y el presidente electo es total. “Se tienen respeto mutuo. Ella se tragó su orgullo y lo apoyó. Y ahora trabaja para que le vaya bien”, describieron. Para más datos, aseguraron que comparten “una lectura común del momento y de lo que pide la sociedad”, una idea que seguramente traerá cola en una etapa en la que se avizora una creciente conflictividad social y en la que todo indica volverá, recargada, la “doctrina chocobar”.

Villarruel, en recámara

Al menos hasta el balotaje, Villarruel tenía prácticamente asegurado el control tanto de Seguridad como de Defensa, donde tenía planeado designar funcionarios de su círculo más cercano. Para ambas carteras sonaban respectivamente el diputado electo Guillermo Montenegro —hijo de militares— y el coronel retirado del Ejército Jorge Eduardo Lenard Vives, exresponsable de investigaciones de la Aduana durante la gestión de Gómez Centurión. Los dos son integrantes de la fundación que ella preside, Oíd Mortales, que tal como reveló este medio es el nuevo sello de la vieja Fundación Tridentina para los Valores Clásicos, fundada por el teólogo Gustavo Corbi, quien tuvo un cargo en la SIDE durante los primeros meses de la dictadura.

A juzgar por su última decisión, Milei finalmente optó por dejar en un segundo plano esa agenda vinculada al negacionismo —al menos no darle una visibilidad que tuvo en la campaña— y se inclinó por una solución política: incorporar “a la fórmula completa de Juntos por el Cambio” a su gabinete, tal como se comunicó oficialmente desde la “oficina del presidente electo”.

Villarruel, de todos modos, se mostró dispuesta a dar pelea y dio muestras de seguir tallando en la agenda de defensa. Este lunes envió sus “condolencias” a las familias de los andinistas fallecidos en la Cordillera, que estaban perdidos desde el miércoles pasado, y agradeció a las autoridades chilenas, ante las que dijo haber intercedido, “por su colaboración” en la búsqueda. Antes, se había fotografiado en reuniones con la cúpula de la Prefectura y en el Departamento Central de la Policía Federal.

Continue Reading

POLÍTICA

Javier Milei rechazará el ingreso de la Argentina a los BRICS

Published

on

La economista dijo que «no ve ventajas» en la relación comercial con el bloque que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, que representa el 40 por ciento de la población mundial.

La designada Canciller de Javier Milei, Diana Mondino, aseguró que Argentina “no ingresará a los Brics”, el grupo de potencias y países emergentes, encabezado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, con lo que ratificó en línea con lo expresado por el presidente electo que la política exterior del futuro gobierno de La Libertad Avanza será de extremo alineamiento con los Estados Unidos. Mondino desechó así el convite que este año realizaron los integrantes de los Brics para sumar a nuestro país al bloque de cooperación que representa el 40 por ciento de la población mundial, el 24 por ciento del PBI global, el 16 por ciento de las exportaciones y el 15 de las importaciones mundiales de bienes y servicios; además que los cinco países integrantes del bloque son el destino del 30 por ciento de las exportaciones argentinas.

«No ingresaremos a los Brics», escribió Mondino en su cuenta oficial de la red social X, ratificando así la postura que Milei había expuesto durante la campaña electoral. La futura titular del Palacio San Martín, lo reiteró ante los periodistas antes de ingresar al Centro de Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires, donde iba a exponer ante los empresarios en la 29º conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA): «No vamos a dar marcha atrás porque nunca se aprobó. Nunca ingresamos a los Brics», declaró Mondino en referencia a la invitación del bloque para que Argentina se incorpore a partir del primero de enero del año 2024.

La economista que estará a cargo de la Relaciones Exteriores lo justificó luego en términos económicos: “Entiendo que fuimos invitados a participar de los Brics pero no hemos aceptado formalmente. Para ingresar hay que hacer un aporte de capital y la Argentina no está en condiciones de hacerlo”, lanzó Mondino.

Durante un viaje relámpago a Brasil, en el que buscaba mejorar la relación con el presidente del país vecino Luiz Inacio “Lula” Da Silva, Mondino sostuvo que no había abordado la cuestión del posible ingreso de Argentina al bloque de los BRICS, que recientemente ha invitado a varios países a entrar al mismo para su expansión. En tanto, había manifestado que “no ve ventajas” en el ingreso a los BRICS, después de que Fernández anunciara en octubre que Argentina había “iniciado el proceso de adhesión” al bloque.

Mondino cerró así la puerta a las oportunidades que abría el Grupo de los BRICS a la Argentina en materia comercial, cooperación diplomática, acceso al financiamiento internacional y a los desarrollos tecnológicos de avanzada. Además de desechar la creciente relación comercial entre las potencias emergentes como contracara de las imposiciones de las potencias económicas del G-7, que conforman Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá.

Por lo que las relaciones exteriores del futuro gobierno será a contramano de lo que le adjudicaba la administración saliente al ingreso a los Brics como «un nuevo escenario y una oportunidad» geopolítica y comercial. «Nos hemos incorporado a la alianza de los Brics, los países más importantes de las economías emergentes. Se abre un nuevo escenario para la Argentina. Vamos a ser protagonistas de un destino común en un bloque que representa más del 40 por ciento de la población mundial», dijo Fernández en el discurso en el que anunció la incorporación al bloque que integran Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica. Además de la Argentina se sumarían, a partir del 1 de enero de 2024, Egipto, Etiopía, Arabia Saudita, Irán y Emiratos Árabes Unidos.

El alineamiento internacional del futuro gobierno de LLA tampoco tiene en cuenta la importancia de las relaciones comerciales que ya existen con parte de los países que integran los BRICS. PáginaI12 publicó los datos de un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en el que detalla que la gran mayoría de las provincias argentinas destina al menos cerca de un tercio de sus exportaciones a países que integran el BRICS, en especial a Brasil, China e India.

San Juan, por ejemplo, envía el 46 por ciento de sus exportaciones a los BRICS, mientras que Entre Ríos lo hace en un 40,7 por ciento. En Catamarca, el 37,2 por ciento de las exportaciones tiene como destino a los BRICS, al tiempo que la provincia de Buenos Aires envía el 36,4 por ciento de sus exportaciones a este Grupo, Misiones lo hace en un 34 por ciento y Chaco, en un 31,3 por ciento.

Un escalón más abajo aparece La Rioja, con el 30,5 por ciento de sus exportaciones que se dirigen hacia los BRICS; Córdoba, con el 29,2 por ciento, y Río Negro, con el 27,3 por ciento. Mendoza envía el 25,1 por ciento de sus exportaciones y La Pampa, el 26,3 por ciento. En Tucumán, el 24,3 por ciento de las exportaciones se dirigen hacia los BRICS, y en Santa Fe, el 26,5 por ciento.

Continue Reading

POLÍTICA

En la Superintendencia de Riesgos del Trabajo vuelve el macrista Gustavo Morón

Published

on

Ante el convulsionado panorama político que deja el resultado de la elección presidencial en el sector público, conversamos con los referentes de ATE en la SRT. En la Superintendencia de Riesgos del Trabajo – organismo clave en el entramado de contención para los trabajadores-, al igual que en el resto de los organismos del Estado Nacional, se viven momentos de tensa expectativa. Las propuestas altisonantes del presidente electo Javier Milei no caen en saco roto. Del otro lado hay un sindicalismo organizado y “dispuesto a dar la pelea que haya que dar para defender los derechos del pueblo trabajador”.

En diálogo con este medio, el secretario general de ATE SRT, Raúl Gómez, quien acaba de renovar su mandato en elecciones internas, refiere que “lo que vienen a plantear es una reducción de la planta del estado cuando en nuestro organismo la situación es absolutamente contraria; no sobran trabajadores, sino que faltan.” El análisis del referente de la agrupación Verde y Blanca en el sector no es antojadizo; solo en el mes de agosto, los trabajadores de la Superintendencia pasaron de atender tres mil casos a cuarenta y cuatro mil.

“Lo que necesitamos es resolver el tema de las categorías, los contratos a tiempo indeterminado, la carrera profesional y la administrativa, una serie de cuestiones que está gestión no hizo. La realidad es que vinieron a levantar las banderas del peronismo y terminaron siendo una continuidad del macrismo”, indicó el dirigente agregando que “nosotros ya tenemos la experiencia del macrismo y nunca dimos el brazo a torcer. El único desmán que hay en el horizonte es el que pretenden llevar adelante con la vida de la gente, con nuestros derechos y con la fuente de trabajo de los y las estatales y de nuestras familias. Conocemos cómo piensan, cómo se mueven y cómo actúan. Los que se van a tener que medir muy bien son ellos.” 

Milei llega al poder con la promesa de un ajuste sobre la clase política para un estado (supuestamente) más eficiente, pero ya ha dado indicios de que el ajuste lo pagarán los mismos de siempre. De hecho, en la Superintendencia “ya refugiaron a casi todos los funcionarios” indica Gómez. “Vienen con el mismo discurso de sanear el estado y la eficiencia y la austeridad pero, igual que durante el gobierno de Mauricio Macri, mientras despedían compañeros y compañeras contrataban gente con sueldos altísimos y creaban gerencias y secretarías para acomodar a sus amigos”. Desde la junta interna que conduce Gómez consideran que la actual gestión, liderada por Enrique Alberto Cossio y Marcelo Domínguez, constituye una continuidad de las políticas de vaciamiento; “de hecho ya están haciendo exactamente lo mismo que hicieron durante el gobierno de Macri. Días antes de las elecciones generales del 22 de octubre, sacaron una resolución interna modificando el organigrama para ocultar y refugiar a su gente.”. El referente de la Verde y Blanca concluye que “estas son actitudes de una dirigencia <anti trabajador> ya que desprestigian el rol de nuestro organismo y del Estado. Tienen a su gente cobrando sueldos millonarios en gerencias fantasmas que no sirven para nada mientras el trabajador y la trabajadora que sostiene el organismo con su sacrificio, muchas veces sin las herramientas adecuadas, en condiciones precarias, además cobra dos monedas”. 

Tras el resultado electoral el mundo del trabajo, y sobre todo el sector estatal, se encuentra a la expectativa. La experiencia del macrismo hizo estragos en el ámbito laboral y dejó marcas profundas en el sector público, pero también construyó una alternativa sindical combativa y dispuesta a defender a sus afiliados; “no vamos a dejar a nadie en el camino. Desde ATE-SRT este jueves 30 de noviembre participaremos de la conferencia de prensa en ATE Nacional y nos declaramos en estado de alerta permanente ya que en la SRT peligran 800 contratos, y vamos hacia una gran unidad para definir los vectores de organización para la etapa que viene.”

Continue Reading

Tendencias