Connect with us

OPINIÓN

MASSA PRESIDENTE, UNIDAD NACIONAL, CLASE TRABAJADORA (Declaración del Partido Patria y Pueblo ante la segunda vuelta presidencial de 2023)

Published

on

Los socialistas de la Izquierda Nacional que integramos *Patria y Pueblo* convocamos a la gran masa del pueblo argentino, en especial a la clase trabajadora, integrantes del movimiento obrero y movimientos sociales a *votar por Sergio Tomás Massa, candidato de Unión por la Patria, en el balotaje del domingo 19 de noviembre de 2023*.

Instamos también a mantener un estado de alerta y movilización contra cualquier intento oligárquico de declarar fraudulento el comicio ante un triunfo de Massa_.

Hacemos este llamamiento porque _ante la posibilidad de un triunfo de Javier Milei la Patria misma estará en verdadero peligro_. Semejante triunfo sólo puede terminar en una crisis general severa y persistente, con resurgimiento de las peores formas de la violencia política_. No será solamente económica; abarcará todos los planos de la existencia de la nación.

Estaremos en riesgo de disolución, superior al que la acechó bajo Menem y de la Rúa tras el asalto fraudulento al poder por el librecambista antinacional Domingo Cavallo y su programa de dolarización encubierta llamado «convertibilidad». Superaría ampliamente el riesgo en que nos colocó el vendepatria Mauricio Macri en su cuatrienio de endeudamiento, desguace de la capacidad del Estado, y demolición de miles de pequeñas y medianas empresas, que culminó tomando una deuda monumental y en condiciones extorsivas con el Fondo Monetario Internacional. Javier Milei es el candidato del más antinacional bloque de poder que haya surgido en la Argentina desde que Sarmiento, con apoyo del país interior, reemplazó al porteñista neto Mitre en la Presidencia.

Tras el paso de Macri por el poder _el préstamo con el FMI colocó la salud financiera de la república en manos de una minúscula pero poderosa casta de ladrones de guante blanco, contrabandistas, agroexportadores pampeanos, financistas, prestamistas y banqueros. Esa casta, *la única casta real de la sociedad argentina*, organizó y lanzó la candidatura del alucinado reaccionario Javier Milei_, y tiene verdaderas posibilidades de alcanzar la Presidencia de la Nación sumándole, a los fines represivos, _una representante directa de los asesinos y genocidas de 1976 como Vicepresidenta_.
Macri es el principal responsable de la aparición de Milei, y no es una casualidad que ahora se le haya aliado. En materia de jibarización del Estado es su principal precursor. Desde la pérdida de las capacidades de control (ejercicio que, dicho sea de paso, empezó en los lejanos años en que empezó a gobernar la CABA) hasta la reducción a Secretarías de Ministerios como el de Salud y el de Cultura, _los antecedentes de la destrucción del Estado propuesta por Milei están ya en Macri_.
Ante las elecciones, y apostando a la desesperación de vastas capas sumidas en la miseria que ellos crearon y promovieron, se montaron sobre la angustia de sectores cada vez más excluidos y descreídos tras largos años de promesas incumplidas o cumplidas a medias. _No nos ocultan sus planes, ni siquiera los más delirantes y perversos. Los convirtieron en eje de un debate público extravagante, surrealista y siniestro_.
Una restauración oligárquica no es algo nuevo en los cuarenta años de democracia que empezaron con Raúl Alfonsín: condicionada y vasalla, pero aún así completamente defendible frente a lo que Milei nos plantea.
Sin embargo, esta vez _los propulsores de la llegada de Milei al gobierno se envalentonan, a hombros de la serie de calamidades que debió enfrentar el gobierno de Alberto Fernández después de asumir_.
Por un lado, el tétrico legado inflacionario, de desindustrialización, bajos salarios y desempleo de Mauricio Macri, con creciente informalidad laboral, una invasiva exclusión social, y una oposición implacable que se atrincheró en un poder judicial que funciona como un verdadero ejército de ocupación.
Por otro lado, además, en estos cuatro años sufrimos la epidemia de Covid, la guerra en Ucrania, el alza consiguiente de precio de los combustibles, la sequía más grave del último siglo, y la inflación mundial.

En ese enfermizo caldo de cultivo prosperó la ideología nihilista de un enemigo confeso de la noción misma de sociedad, Javier Milei_. Al amparo del embrutecimiento general del debate político promovido ya bajo el macrismo por las usinas de noticias falsas, las persecuciones, los encarcelamientos indebidos y las denuncias judiciales sin sustento ante tribunales prevaricantes,
Hay que agregar que Milei tuvo un inesperado aliado objetivo: el cascoteo y desorden político permanente de un gobierno en interna desaprensiva que llevó a millones de argentinos a creer, por ejemplo, que había sido Alberto Fernández, y no Mauricio Macri, quien tomó la deuda con el Fondo Monetario Internacional. La confusión fue mayúscula, y colaboró con él.
Esa interna desaprensiva difundió además un injustificado balance negativo sobre un gobierno que si bien no logró sacarnos del pozo en el que Macri nos había hundido sí consiguió sostener el nivel de empleo, recuperar miles de puestos de trabajo, incrementar la producción industrial y sentar las bases materiales de un cercano futuro mejor.
Ahí están _el gasoducto Néstor Kirchner, la promoción de la explotación de Vaca Muerta y la exploración de diversas áreas (incluido el petróleo mar adentro de las costas de Mar del Plata), el incremento de la inversión en Ciencia y Técnica, la cadena productiva de baterías de litio, la suba del presupuesto educativo del 6 al 8% del PBI, y muchos otros emprendimientos y medidas_. *A condición de que repudiemos a Javier Milei, ese futuro llegará antes de lo imaginado, la inflación cederá a medida que aumenten las reservas y el Banco Central pueda poner en caja a la runfla financiera*.

_El aspecto enloquecido de las propuestas de Milei no hacen sino dar la medida de la putrefacción social de la vieja oligarquía a partir de su maridaje indisoluble con los sicarios de uniforme que le hicieron la tarea sucia y sangrienta a partir de 1976_. El apoyo que ella le ha dado demuestra a su vez que ya ha perdido todo contacto con el país sobre el cual asienta la renta inagotable que se apropia.
Milei no es distinto de Macri, es un Macri que «ya no necesita esconderse más». Sus públicamente conocidos rasgos antisociales de personalidad están lejos de ser una casualidad: reflejan la distancia intergaláctica que existe entre el interés general o el bien común y las clases a las que representa y lo ayudaron a llegar al sitial en el que se encuentra hoy.
No creamos que Milei va a moderar sus posturas enloquecidas porque Macri lo haya apoyado. *Milei es un Macri desenfrenado, representa y verbaliza los deseos más profundos de Macri, es decir los de esas clases sociales, liberados de todo control*.

La *dolarización* -que, repetimos, tuvo en la convertibilidad su ensayo general y _no es cierto que no sea factible, a condición de derramar suficiente cantidad de sangre_- cumplirá la intención de Macri de llevar sueldos y jubilaciones al sótano mientras, a precios locales, la deuda externa y los precios llegarán a la estratósfera y el país perderá su soberanía monetaria.
Al mismo tiempo, Milei, para quien Al Capone y los contrabandistas son héroes civiles, permitirá con esa medida el ocultamiento total del dinero del crimen: _corrupción, narcotráfico y trata de personas verán un florecimiento mayor aún que el que azota hoy a Rosario o que se cargó un candidato presidencial en Ecuador_.

El *arancelamiento de la educación y la salud* nos dejará no ya sin movilidad social ascendente, sino encerrados en una violenta sociedad donde los servicios serán para muy pocos.
La *venta libre de armas* cuadra perfectamente con esa perspectiva de violencia y criminalidad crecientes. Además permitirá simplificar la provisión de *cuerpos y órganos para el mercado y la trata* a que Milei quiere someternos (y ciertas amistades de Macri han practicado ya en el campo de la prostitución y las drogas). No sólo en las escuelas, en cualquier barrio y cualquier calle habrá tiroteos contidianos si gobierna Milei.

Por supuesto, muchos compatriotas terminarán sintiendo vergüenza de ser argentinas o argentinos, tal como la sienten Milei o Macri hoy aunque por motivos opuestos. _Ése es su objetivo de máxima: debilitar de raíz el patriotismo espontáneo de buena parte de los generosos hijos e hijas de este gran país_. No los representarán la bandera ni el himno, capturadas simbólicamente por una banda de hampones que osan incluso denigrar a San Martín. La capacidad de resistencia a los embates de la oligarquía puede decaer dramáticamente.
Amparados en ello, _Macri y Milei entregarán las islas Malvinas, todas las islas del Atlántico Sur y los espacios oceánicos circundantes al Reino Unido y la OTAN_. Y, por supuesto, derramarán interminables baldazos de degradación sobre todo lo que nos representa y nos une, desde el papa Francisco hasta la memoria de Diego Armando Maradona.
Hacia allí nos llevan. Hacia un país de animales, algo que ya había anticipado Macri con sus billetes sin próceres pero con zoológico.

Uno de los motivos de esta posible victoria está en el _oportunismo de la dirigencia radical_ que ante el pacto entre Macri y Milei decidió esperar a ver quién triunfa en el balotaje amparada en una recién descubierta y supuesta «equivalencia moral» de Macri y Massa. Es una traición completa a toda la lucha del radicalismo por el respeto a la Constitución, por la reforma universitaria y la educación y salud públicas, herencia incluso del tan polémico gobierno de la generación del 80 que _los radicales perfeccionaron y con Yrigoyen hicieron suya_.
El radicalismo aún tiene que ganarse el derecho a ser una oposición con voluntad de vencer al peronismo sin necesidad de aliarse al enemigo jurado de la Patria. _La UCR tiene que hacer también su propio Nunca Más: nunca más Gualeguaychú_. Corresponde a los radicales con verdadero sentido democrático dictar esa sentencia con su voto.

A su vez, y en nombre de un León Trotsky que, al frente del Ejército Rojo, los pasaría probablemente por las armas en circunstancias similares, el FIT, con Myriam Bregman como vocera, no votará a Massa, para no concederle una «mayoría artificial». Según el Partido Obrero, Massa es el «candidato de los patrones». Aún estamos esperando que nos explique porqué las patronales sabotean a su candidato con el dólar blue, la fuga de riqueza, el desabastecimiento y la remarcación permanente de precios. La versión capitalina de esa ultraizquierda, a través de Vanina Biasi, llega a afirmar que ¡existe un pacto entre Massa y Macri al que Leandro Santoro, esbirro insobornable de las patronales, apoya! No sólo Milei delira.

_La mayoría de los restantes bloques de la izquierda, el comunismo y el socialismo en la Argentina -incluidos o no en UxP- han convocado a votar por Sergio Massa_. Esos sectores van de Manuela Castañeira del Nuevo MAS al PS del Comité Nacional, ayer aliado del macrismo, presidido por Mónica Fein. Se le suman otros, que ya se habían pronunciado antes en el mismo sentido y abarcan desde el Partido Intransigente hasta la Confederación Socialista nucleada en torno al diputado Rivas, y los sectores vinculados al veterano compañero Mario Mazzitelli.
_Todos ellos salvan el honor político del socialismo en esta coyuntura_, y *allí se encuentra parte del núcleo de la reconstrucción, cada vez más urgente, de una fuerza capaz de recuperar las banderas de un socialismo plenamente inserto en la lucha nacional de los argentinos y cada vez más lejano de sus tiempos de ala izquierda y antinacional de la oligarquía*.
Hay por supuesto, como siempre sucede en estos casos, barro y piedras en el torrente aluvional de pueblo argentino que se está congregando en torno del candidato de Unión por la Patria. No sólo por «izquierda», sino también por «derecha». _La constitución de una fuerza independiente de izquierda democrática nacional se hace más necesaria que nunca_ para equilibrar rémoras como los bussistas que se han subido al gobierno futuro del Dr. Jaldo en Tucumán, o a los trapicheos que habrá que tener con sectores hoy representantes del interés agroexportador a los que también necesitamos sumar en el gran bloque democrático al que la hora nos convoca.

Estamos ante una elección reñida y crucial. Ése es el centro del problema. La Argentina enfrenta un 2024 mejor que el 2023, y a partir de allí su drama inflacionario, que es el reflejo interno de la restricción de divisas externa, irá cediendo. *Hay dos modos de que ceda la inflación: brutalmente, o con cuidado de no lastimar más a la población*.
_El primero es la receta del «ajuste» tradicional, que siempre es ajuste para abajo del nivel de vida del pueblo argentino_ para asegurar el enriquecimiento y saqueo de la minoría oligárquica que hoy apoya a Milei, Macri y Bullrich.
_El segundo es el que propone Sergio Massa de una estabilización simultánea a la ampliación de la canasta exportadora nacional, que vaya reduciendo el peso de la agroexportación en la balanza comercial y recupere sus superávits_.
Este camino es el que tenemos que elegir en el balotaje, porque *del crecimiento de la riqueza nacional multiplicada con una potente industrialización y la imposición de la justicia social con mejores salarios nacen las soluciones a todos los dramas que hoy han llevado al pueblo argentino a esta dramática disyuntiva*.

Buenos Aires, 3 de noviembre de 2023

*Mesa Nacional del Partido Patria y Pueblo*
Néstor Gorojovsky, secretario general.
Aurelio Argañaraz, Gustavo Battistoni, Bailón Gerez, Jacinto Paz, Rubén Rosmarino, Hugo Santos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

OPINIÓN

«¿Rebelión popular o destitución?», por Ariel Rolfo

Published

on

El mes de mayo suele ser un mes frio por la época preinvernal que le toca en el calendario pero a veces supo ser un mes muy cálido como 55 años atrás en mayo del año 1969 donde se produjo el Cordobazo y el Rosariazo o como actualmente ocurre en Misiones que esta prendida fuego socialmente y donde Corrientes daría la impresión que amenaza seguirla es ese aspecto.

Las medidas de austeridad fiscal del gobierno nacional además de ser recesivas y antipopulares amenazan con generar un verdadero genocidio social, a su vez estas son seguidas voluntariamente o involuntariamente por las provincias debido a la política del ejecutivo nacional de restringir todo tipo de recursos económico o los giros coparticipables a las provincias.

A la feroz inflación y tarifazos se suman progresivamente los despidos por cierre de empresas o suspensión de actividades. Esta política sin solución de continuidad va profundizando la pauperización económica y la exasperación de la población generando un presión social in crescendo que puede detonar en cualquier momento. El nivel cuantitativo y cualitativo de tal eclosión será la que determinara la nueva etapa política del país.

PRIMERA OPOCION DE CAMBIO: SALIDA A LO BUCARAM

Una de las posibilidades es la salida institucional de la destitución presidencial por insania o falta de idoneidad para ejercer el cargo donde sobran hechos para declararla e inclusive quizá un análisis psicofísico al presidente Javier Milei pueda en forma indubitable dar el basamento psiquiátrico suficiente para destituirlo.

En ese aspecto es interesante la comparación de lo ocurrido en ecuador en 1996 donde se destituyo al presidente.

Abdala Bucaram Ortiz fue Presidente de la República del Ecuador desde el 10 Agosto de 1996 hasta el 6 de Febrero del 1997 cuando en Congreso Nacional lo destituyó alegando ‘incapacidad mental para gobernar’.

Esa destitución se produjo tras un momento de agitación social en el país, principalmente en la ciudad de Quito, por el ajuste de tarifas de la electricidad y el gas así como un alza de impuestos. Adicionalmente, Bucaram fue acusado de peculado.

Algo parecido podría ocurrirle a Javier Milei si el verdadero poder permanente de la argentina que son los Grandes Grupos Económicos (Oligarquía Contemporánea Argentina) deciden que ya se pudo exprimir al máximo a este “hombre de paja” y pasar a poner en su reemplazo a la Vicepresidente Victoria Villarruel, la que además de mayor sensates y equilibrio mental para gobernar, garantizaría que sigan vigentes los grandes cambios realizados por el Títere Milei en forma meteórica, con la complicidad de gobernadores y legisladores traidores al pueblo y la nación, en el caso de aprobarse las leyes elaboradas por los lacayos serviles a la elite de poder económico y enviadas por Javier Milei al Congreso.

Un factor con alto peso específico más a considerar será la posición que ante tal escenario asumiría EE.UU. que es el Hegemon Colonial de argentina.
Como queda claro con las visitas del Director de la CIA y de declaraciones de la Generala Laura Richardson (comandante del Comando Sur del ejercito de EE.UU.) los recursos naturales de argentina, sus vías logísticas como la Hidrovía del Paraná y su importancia geopolítica en el hemisferio sur no son cuestiones menores y hasta ahora nadie como Javier Milei, ni siquiera Carlos Menem, les garantizo tanto a sus intereses y a su voracidad imperial.

SEGUNDA OPCION DE CAMBIO: Rebelión popular e insurrección urbana

Si el cambio no tuviera esa modalidad institucional sino que se diera en un contexto de confrontación frontal feroz del poder de estado represor contra un pueblo organizado y movilizado con acciones contundentes entonces el cambio de gobierno se demoraría un poco más y podrían no solo repetirse eventos como los del año 1969 que detono la caída del dictador General Onganía o los del 2001 que se llevó puesta con el “Que se vayan todos” la gestión de Fernando de La Rúa, sino que quizas la carga de violencia pero también de cambio político-económico del modelo país podría llegar a ser mucho mayor, algo que está haciendo ya cavilar al poder permanente de la Oligarquía Argentina y el Hegemon Imperial.

La movilizaciones populares, los paros del movimiento obrero organizado, los reclamos estudiantiles, las medidas de protesta de sectores ligados a la seguridad de estado, como está ocurriendo con la policía de la provincia de Misiones que amenaza con contagiar a la de la provincia de Corrientes, etc. son síntomas que los niveles tolerancia se están agotando y que la presión popular está empezando a construir mojones contra este gobierno de la lucha de un pueblo por recuperar el derecho a vivir con dignidad y en un país dueño de su destino.

Las circunstancias futuras y la resultante de la sumatoria de las acciones que lleven adelante los sectores implicados dará la pauta final de cómo se resolverá esta cuestión en esta etapa histórica del país.

Pero si por un endurecimiento de la accion del gobierno sigue profundizándose la destrucción del estado nacional, el saqueo de las riquezas naturales, vulnerándose nuestra soberanía y en particular aumentando el nivel de desempleo y pauperización social por más represión y mano dura que aplique el gobierno de Javier Milei inevitablemente probablemente se cumplirá esa máxima que nos legara el mayor líder político argentino del Siglo XX… “CUANDOS LOS PUEBLOS AGOTAN SU PACIENCIA SUELEN HACER TRONAR EL ESCARMIENTO”

Ariel Rolfo

Continue Reading

OPINIÓN

“Mientras en Argentina crezca una espiga de trigo, a ningún Español le faltará el Pan”, por Luis Chervo

Published

on

“Mientras en Argentina crezca una espiga de trigo, a ningún Español le faltará el Pan”, dijo Eva Perón en España año 1947

Durante años resonaron a través del tiempo las últimas palabras de Eva Perón de su impactante visita a España en Junio del año 1947…….en donde dijo:….”¡Adiós España mía!…..¡Viva la España Inmortal!…..

Se cree que en el momento de salir al balcón Evita con el dictador Franco, la multitud fue de una magnitud nunca después vista en la historia moderna de España, posterior a ser condecorada por la gran cruz de Isabel la Católica.

Evita estaba conmovida en aquel día no solo por la falta de Democracia, sino por la enorme pobreza del Pueblo Español, la cantidad de humildes y la situación de los presos políticos.

Pocos conocen el hecho que luego de un tirante almuerzo en el palacio real, Evita rechazó la invitación orquestada por Carmen Polo de ir al visitar el Madrid de los Asturias, y en su lugar, la enorme Eva Perón, se fue a recorrer a los barrios de chabolas, con su gran preocupación que era y es la de cada Peronista en la actualidad, le preguntaba a los hombres si tenían trabajo.

El trabajo es la dignidad de la persona, según nuestro concepto básico, dejado atrás por los nuevos conceptos históricos de la dirigencia actual, por la dádiva y otras cosas que nos avergüenzan.

El segundo interés de Evita, fue ver la salud de los niños, su alimentación, y ayudó a quien se le cruzó en su camino, bajo el concepto claro de buscar la Justicia Social, mala palabra en la actualidad, este punto es fundamental, pues fue lo primero que en campaña marcó Milei, como una bofetada a la historia del Peronismo, diciendo cualquier irreproducible palabra y ningún candidato supuestamente Peronista, ni autoridad, ni dirigencia alguna desdijo, y que en el interior nos quedamos helados, ante esta falta de reacción, por no tener, el mínimo de respeto a esta bandera fundamental de la Argentina.

Finalmente en la visita al Escorial, y al ver sus dimensiones, Evita se tomó el atrevimiento, de decirle con voz fuerte y clara, porque no convertía ese predio en un asilo para huérfanos de la guerra civil, esto ante la ira contenida del Dictador Franco y la cabeza gacha de sus Generales.

Esto lo hizo con la misma soltura de cuerpo, que según me pudo contar el gran Hugo del Carril, tomando unos mates con Oraldo Britos, que una vez venía de San Isidro de unos estudios de grabación de películas y en su auto la trae a dos actrices nuevas al centro y a la altura del Luna Park, una chinita, le dijo….”y Ud que gana bien por qué no baja el vidrio y le da una moneda a esos niños que piden en la esquina?”….., esa atrevida, era Eva Duarte, nos contó.

Finalmente quiero contar una frase que le dejó a Franco, a quien poco miraban a los ojos, y con la frescura, la decisión de Evita, se lo dijo y dejo a fuego lo que debe ser el Peronismo:…»En Argentina trabajamos para que haya menos ricos y menos pobres, háganlo ustedes también «, proclamaba, denunciando asimismo la opresión de la mujer y reclamando la liberación de presos políticos.

Creo buen momento para recordar estos eventos y preguntarnos si el Gran Miguel de Molina, tendría asilo en Argentina de hoy, pues Franco lo trataba de rojo y gay, y por eso lo echaba de España.

Continue Reading

OPINIÓN

«Palabras de Perón en Córdoba en 1974», por Aldo Duzdevich

Published

on

Para los amigos cordobesistas. Palabras del General Peron ante gremialistas cordobeses el 4 de abril de 1974:

«Sé que Córdoba es una provincia que no es fácil; sé que es una provincia con gran predicamento sindical y gremial, pero no debe olvidar que eso nos lo debe a nosotros.

Cuando llegamos al Gobierno, en Córdoba no había más que doctores. Ahora hay trabajadores. Fuimos nosotros los que, descentralizando la industria, llevamos un gran factor industrial a Córdoba.
Esa provincia no nos pagará sino con muchos años de agradecimiento lo que hemos hecho con ella. La hemos transformado en un gran centro industrial y ésa es obra exclusivamente nuestra.

Fue el Justicialismo el que se acordó de que, al descentralizar la industria, teníamos que darle a Córdoba un coeficiente suficiente como el que tiene actualmente.

Todo lo que hay en Córdoba lo hemos hecho nosotros. Y eso no deben olvidarlo los cordobeses. Si sienten gratitud por cuanto hemos hecho, deben tener también una conducta que acompañe esa gratitud.

El Gobierno Justicialista ha hecho por Córdoba lo que no hizo ningún otro gobierno y esperamos que, por gratitud, por lo menos, sean conscientes y sigan las reglas de juego que hemos fijado nosotros.

En eso espero -sobre todo los peronistas, que son los que me han dado más trabajo- que se pongan un poco de acuerdo también allí y gobiernen bien.»

Aldo Duzdevich.

Continue Reading

Tendencias