Connect with us

OPINIÓN

«Evocando la fecha: un par de apuntes para pensar», por Ernesto Jauretche

Published

on

FORJA
Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina
Fundada el 29 de junio de 1935

Inicialmente, como corriente interna de la Unión Cívica Radical, desalojada del gobierno por el golpe de estado del 6 de setiembre de 1930, los forjistas se reivindicaban como los auténticos seguidores de Hipólito Yrigoyen. Se enfrentaron a la línea “antipersonalista” liderada por Marcelo Alvear. En el ejercicio de su conducción partidaria, en flagrante desnaturalización del pensamiento de la UCR y bajo falsas banderas de “democracia”, “pacificación” y “restauración institucional”, el partido de Alem e Yrigoyen inició su largo derrotero hacia el encubrimiento del fraude electoral y el apoyo a los regímenes impuestos por las clases dominantes.

Desde un programa antiimperialista, antioligárquico y latinoamericano, los irigoyenistas consecuentes analizaron y revelaron los mecanismos económicos del neocolonialismo, las políticas de entrega del patrimonio nacional y la destrucción del aparato productivo, la transferencia de la renta nacional y el empobrecimiento de la población argentina. Lo caracterizaron como “Estatuto Legal del Coloniaje”. ¿El RIGI?

Cualquier parecido con la realidad política, económica y social de nuestros días no será casualidad: sólo remplacemos el nombre de Yrigoyen por el de Perón. Estamos atravesando un momento histórico comparable al que dio origen a FORJA, de cuya fundación han transcurrido 89 años. Se repite la brutal recesión económica, profunda decadencia nacional, escepticismo de las masas, descomposición política, corrupción oficial y depresión intelectual. Cambalache de Discépolo.

Importa, por ello, actualizar la memoria de ciertas influencias sobre las bases en que los militantes forjistas asentaron sus ideas y programas. Aportamos una breve recopilación de algunos conceptos destacados que por su pertinencia merecen atenta lectura.

“La primera y fundamental verdad que comprobamos era la de nuestro coloniaje económico… Vimos la mano que estructuró la cultura, la política, lo institucional y lo económico… En FORJA, nosotros empezamos a descubrir el antiimperialismo concreto, y creo que con Scalabrini Ortiz… Desentrañada la trama de nuestro coloniaje económico, descubrimos que él se asentaba sobre el coloniaje cultural. Descubrimos que ambos coloniajes se apuntalan y conforman recíprocamente”.

Esa generación forjista destaca los dos hechos que más influyeron en su formación política: la Revolución Mexicana de 1910 y la visita que Haya de la Torre hizo a Yrigoyen en 1927. Y junto a Gabriel Del Mazo leen un texto del aprista Raúl Haya de la Torre que le pone piso a la perspectiva anticolonial y latinoamericana de la política:

“Nuestra América ofrece al mundo una nueva realidad, extraordinaria, excepcional… Con una idea de copia servil, de imitación… no haremos nada. En México encontramos una revolución espontánea, de instinto, sin ciencia… Es una sucesión maravillosa de improvisaciones, de tanteos, de tropezones, salvada por la fuerza popular, por el instinto enérgico y casi indómito del campesinado… Por eso es admirable. Es admirable porque ha sido hecha por hombres ignorantes… La experiencia nos ha enseñado que debemos hacer algo por nosotros mismos, sacudiéndonos la tutela de Europa y de la mentalidad de colonos con que, rendida y servilmente, hemos tratado de remedar, más que de imitar, la obra revolucionaria de los europeos”.

De allí vienen dos ideas jauretcheanas de larga trascendencia: la consigna: EL PUEBLO HACE LA HISTORIA. Y su consecuencia: LA HISTORIA ES LA MATERIA PRIMA DE LA POLÍTICA.

De su experiencia en Juventud del Sur, la práctica en el comité de Boedo y conceptos recogidos en la campaña electoral en apoyo a la segunda presidencia del Don Hipólito, en lo que hoy denominamos militancia territorial, sigue sacando conclusiones no menos significativas de otro orden:

“Se ha confundido la defensa de la soberanía del pueblo con la defensa de las instituciones en que se ampara el régimen para mantener esta normalidad institucional que ahora llaman democracia… La hostilidad del Régimen, ahora y antes, consistió siempre en crear un aparato legal para canalizar la protesta del pueblo y después, por su periodismo, su Universidad y su escuela acostumbrar al pueblo despojado a reverenciar el aparato del despojo… El vigilante no está puesto para cuidar la libertad de los argentinos sino para impedir que la libertad de los argentinos lastime los intereses de la finanza”.

Suma a ello opiniones de Homero Manzi, su amigo del alma, que en el primer discurso en público después de la fundación de FORJA pronuncia ideas que parecen recién escritas:

“La democracia sufre rudos ataques en el mundo, desde la derecha y desde la izquierda. Pero se ataca a una democracia conceptual y doctrinaria. A una democracia de alcance aritmético que creó, sintió y practicó Europa. La democracia como un sistema frío y racional, que coloca en los platillos dos cifras y se inclina hacia el peso físico. En América, esa democracia no existió nunca. …porque aquí le pusimos un alma… Democracia del destino le llama poéticamente Homero. La de los heroicos ejércitos de la libertad, la del tumulto del pueblo de Mayo, la de la bravura indómita de Güemes y hasta la de las cadenas que opone Rosas a la pretensión de las banderas extranjeras… la que descansa en la firme decisión de Yrigoyen cuando los más piden la guerra y él se aferra a la paz… Democracia de toda América que no puede morir nunca. Por eso la pedimos para nuestro partido y para nuestra patria”

Y abundando, Jauretche opina:

“Democracia y electoralismo no son términos equivalentes y sí muchas veces incompatibles… Porque el voto es sólo un medio, no un fin; el medio para expresar la voluntad del pueblo cuando existe el mecanismo legal de la democracia. Pero cuando éste no existe, no queda excluida la democracia pues el pueblo tiene otros medios de expresión, la huelga, movilización, la insurrección… y la lucha armada…”, que supo practicar también en el levantamiento cívico-militar de Paso de los Libres.

El tema de la democracia tan remanido hoy, casi en vísperas de una nueva convocatoria electoral, merece citar un documento de FORJA: “La cosa es sencilla; se nos quiere hacer pasar por democracia el mantenimiento del parlamento, la justicia, las instituciones, en una palabra lo formal que el régimen maneja. Para nosotros democracia es el gobierno del pueblo con o sin parlamento, con o sin jueces: si el pueblo no gobierna, las instituciones no son más que alcahuetas de la entrega”.

Arturo sintetiza: “Las formas no son más que medios para servir al ser. Para ser democracia se necesita ser Patria… Voluntad nacional, es cosa distinta a la simple y ocasional suma de voluntades que se da en oportunidades electorales… Y no puede construirse desde arriba sino trabajando en el seno del pueblo…”

Y, en consecuencia, aconseja: “Hay que actuar en dirigente revolucionario y no en dirigente electoral, porque se trata de la disputa del poder. No importa dónde están los votos ahora. Importa dónde estarán para ejecutar un programa. El que esté atento sólo a lo que piensa la gente ahora, se quedará al margen de lo que pensará la gente mañana y aquí está la clave para saber quién es dirigente o no”.

Su definición de FORJA explica las nacientes banderas del nacionalismo popular revolucionario: UN SALTO EPISTÉMICO, impuesto por la necesidad de innovar, crear y realizar una senda política diferente, superadora de la usanza convencional y trascendente a la circunstancia, en la que Jauretche incluye la modestia de nombrar a un par como su maestro: demandas urgentes de la práctica política argentina actual.

“Aportamos a la formación de las ideas en la Argentina, no una ideología, ni una doctrina, sino esencialmente un modo, una manera, un método para encarar nuestros problemas”. E insiste: “Mi tarea, aprendida junto a mi maestro Raúl Scalabrini Ortiz, fue la de trabajar en la formación de estados de conciencia y confieso que sólo he utilizado la política como trampolín para esa empresa”.

El principal aporte de FORJA nace de esa libertad de pensamiento, audacia para plantear lo inédito y coraje para enfrentar lo consagrado

FORJA sintetiza la idea de que NO HAY SOBERANÍA NACIONAL SIN INDEPENDENCIA ECONÓMICA Y QUE LA JUSTICIA SOCIAL ES REQUISITO DE POSIBILIDAD DE ESAS CONDICIONES.
FORJA ES EL ORIGEN DEL NACIONALISMO POPULAR REVOLUCIONARIO

Creación de volumen histórico que ante el riesgo de disolución de la Patria hoy nos desafía.

Ernesto Jauretche
La Plata
29 de junio de 2024

OPINIÓN

«Día Nacional del Abogado Víctima del Terrorismo de Estado», por Emilio Augusto Raffo

Published

on

El 19 de marzo de 2004, en la ciudad de Mendoza, la Junta de Gobierno de la Federación Argentina de ColegioS de Abogados de la República Argentina, dispuso instaurar el día 6 de julio de cada año como el m “Día Nacional del abogado víctima del terrorismo de estado” como modo de mantener en su memoria los acontecimientos ocurridos como prenda permanente que garantice la vigilia y protección del Estado de Derecho.

Una forma elocuente de repudiar el terrorismo de Estado y ratificar la necesidad de preservar, a cualquier costo, el Estado de Derecho y rendir memoria y homenaje permanente a las Abogadas y Abogados que padecieron secuestros, torturas, desapariciones y hasta la muerte.

Si bien estos aberrantes hechos ocurrieron en muchos lugares de nuestra Nación se tomó como referencia a los hechos ocurridos los días 6, 7 y 8 de Julio de 1977 en la Ciudad de Mar del Plata y conocida como “Noche de las Corbatas”.

El reclamo de aquellos profesionales de la abogacía fue de respetar el derecho de los que siendo más débiles suelen conocer poco de sus derechos y mucho de sus obligaciones.

A 47 años de aquellos hechos y a 20 de la Declaración de la FACA ya reseñada no debemos olvidar que miles de hermanos y hermanas han padecido un destino no merecido también de persecución, proscripción, desaparición y muerte emergiendo los abogados caídos como faros de luz de aquella noche oscura según reza el documento respectivo.

Como miscelánea cabria agregar que dicha declaración fue precedida por los discursos de los Dres. Eduardo Duhalde (Secretarios de Derechos Humanos) del Gerónimo Granel (Presidente Colegio Abogados Mar del Plata) del Dr. Carlos Andreucci (Presidente FACA) y de la lectura de un telegrama de adhesión del entonces Presidente de la Nación, Dr. Néstor Carlos Kirchner, quien lo hizo desde una avión rumbo a China.

Todo ello compendiado en un libro (cuya tapa ilustra esta nota) “Los Abogados, El estado de Derecho y los Derechos Humanos de la FACA.

(*)
Emilio Augusto Raffo
Abogado – Jubilado

Continue Reading

OPINIÓN

Loan, semanas de búsqueda y sin pistas claras del caso, constituyen un escándalo político

Published

on

Martin Rios, abogado penalista litigante de Corrientes, también ex titular de Migraciones de la provincia, dialogó con Vivian Elem y Rodolfo Colángelo acerca de la desaparición del niño Loan y los errores y/u omisiones institucionales que no actuaron con la inmediatez que la aparición del niño requería.

 

Continue Reading

OPINIÓN

«Socialismo 6.0 o como vos quieras llamarlo», por Mario Mazzitelli

Published

on

Camino a la servidumbre

El jueves 27 de junio de 2024, será recordado como el día en que se volcó la última capa de asfalto en el camino a la servidumbre del pueblo argentino. El Congreso Nacional avaló el triunfo aplastante de los muy ricos. Nativos y extranjeros. Si esto se consolidara por muchos años, ya no seríamos un pueblo libre, dueño de nuestro destino. El rol de las mayorías pasaría a ser el de servir a la minoría rica (único actor con capacidad de realizar grandes inversiones, una vez que se separe al Estado de dicho papel) con la esperanza que se derramen algunas monedas (Para sobrevivir como se pueda) Desde hace décadas venimos perdiendo batallas. Esta es otra, que analizaremos en un próximo escrito.

El pueblo

Las grandes mayorías nacionales (la clase trabajadora, los amplios sectores medios, los marginados, empobrecidos, excluidos, la juventud, etc.) han sido eficazmente divididas. En la lucha cultural y en la opinión pública han instalado que: el déficit fiscal, un problema secundario y de fácil resolución, es el origen de todos nuestros dolores. Falso. Ese origen es el saqueo sistemático y permanente de las grandes rentas y el trabajo de los argentinos. Que deviene más tarde en fuga, desinversión, déficit, inflación, empobrecimiento social, etc.

Quienes deberían tener en claro el tema son nuestros representantes en el Congreso. Pero no siempre su representación es límpida y pura. El costo de las campañas exitosas reclama aportes importantes. Que provienen en gran medida del “incentivo a las grandes inversiones” que sienten los dueños del dinero. Directa o indirectamente logran su objetivo: que nos ahorquemos con nuestras propias manos. Manos, cabeza y corazón que volverán a la senda de la liberación cuando descubran los efectos de estas políticas ruinosas. Milei no es otra cosa “que un servidor del pasado en copa nueva” (Silvio Rodríguez)

El presente

La política Argentina está signada por dos cuestiones centrales: la lucha por el poder y la atención de las urgencias (sociales, económicas, financieras, institucionales, etc.) “Presente en estado puro”. Está claro que, si a un médico le llega un accidentado con politraumatismo, la emergencia es lo único importante. Su pasado y su futuro se concentran en un punto: salvar la vida del paciente. Superado el trance, en la vida cotidiana, la persona retoma su presente (en gran medida fruto de su historia) y sus proyectos de vida (futuro) Nadie se accidenta todos los días.

Un grave problema de nuestro país es que no logramos salir de un “presente traumático”. Así vivimos en una calesita que siempre pasa por los mismos escenarios. Alguien lo definió diciendo que: si uno sale del país 15 días, cuando vuelve todo ha cambiado; en cambio si sale 15 años, cuando vuelve, todo está igual.

El pasado

La política no se circunscribe al presente. Miremos el pasado. En él encontraremos distintos elementos que nos servirán para destacar uno u otro aspecto. Desde el presente interpretamos y reinterpretamos la historia, una y otra vez. Es lógico, porque el análisis del pasado es uno de los elementos de la política. Las clases populares u oligárquicas no pueden tener la misma interpretación de los hechos. El 9 de julio de 2016, el presidente Mauricio Macri, frente al rey de España, rememorando le declaración de nuestra independencia dijo: “Estoy acá -en Tucumán- tratando de pensar y sentir lo que sentirían ellos en ese momento. Claramente deberían tener angustia de tomar la decisión, querido Rey, de separarse de España”. El papel de colonia les sienta bien a las clases altas -de ahí la suposición de la angustia- y mal a las clases medias y bajas, de ahí que los que más pusieron el cuerpo en la guerra de la independencia fueron los humildes.

Es inevitable que para mirar lo ocurrido no tengamos otro mangrullo (tiempo) que nuestro presente, ni otro atalaya (clase social) que la que elegimos para observar el pasado. Así, desde la lucha del presente emergen corrientes que ponen en un altar o en un socavón a cada uno de nuestros antepasados. Solo se salvan de este ejercicio algunos pocos próceres indiscutidos.

El futuro

El problema más grave en esta línea de tiempo es (y ha sido) la pérdida de la representación del futuro. La definición, en libertad, sobre: hacia dónde queremos ir; que deseamos ser; como queremos relacionarnos con el mundo…son temas que han sido borrados de nuestra agenda colectiva. Insisto, está claro que tenemos emergencias, pero debatir la representación del futuro, nos saca la angustia y los sinsabores del presente, estimulando nuestra actividad creadora, transformadora, revolucionaria.

Un topo en la Rosada

El Topo Terminator Milei -TTM- (“que se mete en el Estado para destruirlo») planteó crudamente su representación del futuro: el anarco capitalismo. Una sociedad sin Estado con todo el poder en manos de los “mil millonarios” (aquellos que tienen fortunas de más de 1.000 millones de dólares). Toda su veneración, admiración y devoción es a ese 1/1.000.000 (uno por millón) afortunado, aquí y en el mundo. Son sus héroes, a los que él sirvió como empleado (Eduardo Eurnekian). Ahora estaría en condiciones de servirlos a escala mundial (en este caso como Capitán Anarco Capitalista -ANCAP-. Si Ciudad Gótica tuvo a Batman y Metrópolis tuvo a Superman ¿Por qué la pequeña ciudad de los grandes ricos no puede tener a su Capitán ANCAP?) Ese grupo selecto en el que se encuentran los personajes del Foro Económico de Davos, Elon Musk, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos, etc. Hacia ellos todos los privilegios. Les quita el peso de pagar impuestos (los gastos de su “Mini Estado” lo pagarían los pobres y las clases medias empobrecidas) Adapta las leyes para servirlos (RIGI, blanqueo, fuga, etc.) En sentido contrario, para los de abajo el abandono (alimentos, jubilaciones, salud, educación, obras públicas, etc.) y subordinación (para los trabajadores flexibilidad laboral, reducción de ingresos, etc.) Los bienes naturales y las empresas publicas para los ricos. Las fuerzas de seguridad al servicio de reprimir la protesta social. Las FFAA desafectadas de la Defensa Nacional, pasarían a ser sirvientas del imperio (dio vergüenza ajena ver al Topo y a Petri disfrazados de militares, escuchando el himno norteamericano en Tierra del Fuego, solo para complacer a la generala del comando sur de los EEUU Laura Richardson) El Poder Judicial apartado de los grandes temas, trasladando jurisdicción a tribunales extranjeros (aunque esto viene desde la década de 1970) El Congreso de la Nación cartón pintado, delegando facultades legislativas al presidente (irregularidad que se repite una y otra vez). La política internacional, menemismo tardío, alinea a la Argentina junto al viejo capitalismo (que mantuvo una hegemonía excluyente hasta hace unas décadas y ahora la va perdiendo frente al “mundo emergente”, que lentamente lo va superando en todos los aspectos) etc.

Milei es una expresión caricaturesca de una forma de capitalismo que quiere volver al pasado y que, para renacer, piensa en recrear la situación previa a la crisis de 1929. Una añoranza sin destino que, en el mundo imaginario de los comics y las redes, es tomada como su representación del futuro. Aunque indeseable los grandes ricos ofrecen una representación de futuro. En cambio, el campo popular parece adormecido en los derechos evanescentes del presente.

Socialismo 6.0.

¿Por qué Socialismo? Porque entiendo que las sociedades se definen políticamente por el ejercicio del poder. Así, en el esclavismo, los esclavistas; en el feudalismo, los señores feudales; en la monarquía, los reyes; en el estatismo, la burocracia; en el capitalismo, los capitalistas y en el Socialismo el pueblo trabajador, la sociedad. Porque es más y mejor democracia, digo Socialismo. No creo en la superioridad de los muy ricos. Veo que son los trabajadores anónimos los que mueven la rueda de la historia. Ellos construyen las obras importantes, crean los valores y son los que producen las grandes innovaciones. En manos del pueblo trabajador está el futuro y no en ese puñado de privilegiados. A los que no menoscabo ni sobrevaloro.

¿Y por qué 6.0? Porque siendo el Socialismo la respuesta a las tremendas injusticias que se vivieron junto al desarrollo y despliegue del capitalismo, también ha ido evolucionando en los últimos 200 años. Así, podríamos decir esquemáticamente que:

El 1.0, es el Socialismo Crítico – Utópico, el que soñó con un mundo mejor frente a la super-explotación capitalista de la primera mitad del siglo XIX (Saint Simon, Robert Owen, Charles Fourier. En Argentina Esteban Echeverría y su Dogma Socialista…);

El 2.0. es el Socialismo Científico de segunda mitad del siglo XIX, que observa la transitoriedad de toda formación social (el capitalismo es una); la necesidad de su cambio para preservar la vida, garantizar el desarrollo de las fuerzas productivas y descubre el sujeto histórico del cambio (Marx, Engels; en Argentina Juan B. Justo y su Teoría Científica de la Historia…)

El 3.0, es el Socialismo que ejecuta una ingeniería real durante gran parte del siglo XX. A veces a través de reformas otras de revoluciones. Los debates fueron intensos. Las dificultades enormes por la falta de experiencias previas y las resistencias al cambio (Bernstein, socialdemócrata alemán o Lenin comunista ruso, podrían caracterizar esas dos corrientes. El reflejo en Argentina fue evidente…) Los atrasos industriales en el inicio de los países en que se ejecutó, las limitaciones tecnológicas, las agresiones externas e internas para impedir su progreso, etc. hicieron que la experiencia tuviera luces y sombras. El caso de la URSS, su ascenso y caída, merece un apartado. Aquí solo vamos a señalar que, tras un esfuerzo heroico de más de 7 décadas, finalmente fue incapaz de absorber y aprovechar las tecnologías digitales, desarrolladas durante la segunda mitad del siglo XX.

El 4.0, es el Socialismo que logra incorporar y articular las tecnologías de la era digital y los mecanismos de mercado (primeras décadas del siglo XXI) sin perder el sentido histórico del Socialismo (China, los países escandinavos y otros) Cabe mencionar que los denominados países capitalistas gozan de importante presencia estatal que resulta ser el principal motor estratégico de su desarrollo. Esta observación viene al caso, porque las experiencias de pulverización del Estado, como ocurrió en los países del Este de Europa (tras la caída de la URSS) mostró que el anarco capitalismo genera un antro de corrupción, caldo de cultivo de las peores mafias… Por eso todos esos pueblos recuperaron sus Estados.

El 5.0 es el Socialismo Ecológico (importante para los años venideros) que deviene de restablecer los equilibrios entre la sociedad y el ambiente, llevando a cabo las tareas de restauración que resulten posibles. Esta tarea requiere un plan para desacelerar el calentamiento global mediante la disminución de la emisión de gases de efecto invernadero; interrumpir la deforestación, preservar la biodiversidad, detener la contaminación de los lagos, ríos y océanos; parar el uso de agro tóxicos, etc.

Finalmente, el 6.0 es el Socialismo de la inteligencia artificial. Está en un horizonte cercano. Resulta deseable porque apunta a defender la vida, la dignidad de las personas, la equidad social, el perfeccionamiento pleno de cada individuo y la sociedad; disminuyendo las carencias e injusticias a la mínima expresión y salvaguardando el ambiente.

Cuando los paleo-liberales hablan de la imposibilidad de instaurar el socialismo (confundiéndolo con el estatismo o el socialismo 3.0) muestran que se encuentran ubicados en un tiempo ya superado.

Si hablar de un futuro deseable, amigable, fraterno, pletórico y glorioso; parece vedado para los argentinos, se me ocurrió que debía preguntarle su opinión a la inteligencia artificial (IA) Yo la observo como lógica digital, por tanto sus respuestas resultan algo frías, esquemáticas y directas. Pero no pierden valor, aunque seguramente tendrán un desenvolvimiento superior en el futuro. Veamos las respuestas del chatGPT a las dos primeras preguntas entre las muchas que le realice.

¿Qué es el socialismo 6.0?

El término «socialismo 6.0» no es ampliamente reconocido en la literatura académica o en el discurso político estándar. Sin embargo, puede interpretarse como una evolución o una nueva fase conceptual dentro del socialismo, posiblemente incorporando elementos de tecnología avanzada y nuevas formas de organización social y económica. Aquí hay una posible interpretación basada en la tendencia de los modelos económicos y políticos contemporáneos:

1. Tecnología y Automatización: Socialismo 6.0 podría hacer referencia a un modelo socialista que integra de manera significativa la tecnología avanzada, incluyendo la inteligencia artificial, la automatización y la economía digital. Esto permitiría una distribución más equitativa de los beneficios de la automatización, reduciendo la necesidad de trabajo humano y permitiendo una redistribución más justa de la riqueza.

2. Sostenibilidad y Medio Ambiente: Podría incluir un fuerte enfoque en la sostenibilidad ambiental, promoviendo prácticas económicas y sociales que protejan y restauren el medio ambiente. Esto sería crucial en una era donde el cambio climático y la degradación ambiental son desafíos globales significativos.

3. Economía Colaborativa: Este modelo podría incorporar principios de la economía colaborativa, donde los recursos son compartidos y administrados colectivamente, en lugar de ser propiedad privada exclusiva. Plataformas tecnológicas podrían facilitar esta colaboración a gran escala.

4. Participación Democrática: Una mayor democratización en la toma de decisiones económicas y políticas, utilizando tecnología para permitir una participación más directa y amplia de la ciudadanía en el gobierno y la gestión económica.

5. Equidad y Justicia Social: Continuando con los principios básicos del socialismo, pero adaptándolos a las nuevas realidades sociales y económicas, para abordar problemas como la desigualdad de ingresos, la pobreza y la injusticia social.

Estas son solo interpretaciones hipotéticas basadas en tendencias contemporáneas en el pensamiento económico y político. Para una definición precisa y aceptada, sería necesario revisar literatura específica o discursos que hayan utilizado explícitamente el término «socialismo 6.0».

¿Qué papel jugaría la planificación?

En un modelo de «socialismo 6.0», la planificación podría desempeñar un papel crucial y evolucionado, aprovechando la tecnología avanzada y los datos masivos (big data) para mejorar la eficiencia y la equidad en la asignación de recursos. Aquí hay algunos aspectos clave de cómo la planificación podría integrarse en este modelo:

1. Planificación basada en datos:

Big Data y Análisis Predictivo: Utilización de grandes volúmenes de datos y técnicas avanzadas de análisis para prever necesidades y tendencias económicas y sociales. Esto permitiría una planificación más precisa y adaptativa, basada en información en tiempo real.

Inteligencia Artificial: Algoritmos de IA podrían optimizar la distribución de recursos y la logística, minimizando el desperdicio y mejorando la eficiencia.

2. Sostenibilidad y Medio Ambiente:
Planificación Ecológica: Incorporar criterios de sostenibilidad en todas las decisiones de planificación, asegurando que el desarrollo económico no comprometa la salud ambiental. Esto incluiría la gestión de recursos naturales, la energía renovable y la reducción de emisiones de carbono.
Economía Circular: Diseñar sistemas productivos que minimicen residuos y maximicen la reutilización de recursos.

3. Economía Colaborativa:
Gestión Colectiva de Recursos: Facilitar la propiedad y gestión colectiva de recursos a través de plataformas tecnológicas, promoviendo la cooperación y el intercambio entre comunidades y sectores.

4. Participación Democrática:
Democracia Participativa: Utilizar tecnología para involucrar a los ciudadanos en la toma de decisiones de planificación. Esto podría incluir plataformas de voto digital, consultas populares y foros de debate en línea.
Transparencia y Rendición de Cuentas: Implementar sistemas que permitan a los ciudadanos monitorear y evaluar la ejecución de los planes, asegurando que las decisiones reflejen sus necesidades y prioridades.

5. Equidad y Justicia Social:
Redistribución Equitativa de Recursos: Planificar la asignación de recursos para reducir las disparidades económicas y sociales, asegurando acceso equitativo a servicios esenciales como educación, salud y vivienda.
Prioridad a Sectores Vulnerables: Enfocar la planificación en apoyar a los sectores más vulnerables de la sociedad, proporcionando redes de seguridad y oportunidades de desarrollo.

6. Innovación y Desarrollo Tecnológico:
Fomento de la Innovación: Planificar el desarrollo de la infraestructura tecnológica y la innovación, promoviendo la investigación y el desarrollo en áreas clave como la energía renovable, la biotecnología y las tecnologías de la información.

Educación y Capacitación: Desarrollar planes educativos que preparen a la población para las demandas de una economía altamente tecnológica y cambiante.

En resumen, la planificación en un modelo de socialismo 6.0 sería altamente tecnológica, democrática, sostenible y enfocada en la equidad. Utilizaría herramientas avanzadas para responder a las necesidades sociales y ambientales de manera eficiente y justa.

Hasta ahí el chatGPT.

No hace falta ser socialista para compartir algunos principios que pueden ser comunes a distintas corrientes políticas. Ponele vos el nombre que quieras.

En Argentina será realizado por y para los argentinos, o no será. Será popular, democrático, latinoamericano y profundamente humanista, o no será.

Finalmente lo que me parece interesante es retomar el debate sobre nuestro porvenir. Quien no piensa en el futuro en un país periférico y de desarrollo intermedio, está condenado a una colonialidad humillante y empobrecedora. Y ese no puede ni debe ser el destino de nuestra Patria. OTRO MUNDO ES POSIBLE

Continue Reading

Tendencias