Connect with us

OPINIÓN

«Yo seré loco, pero no boludo. Una aproximación a la Argentina que se viene o tal vez no por Juan Carlos Romero López 

Published

on

Pablo Giussani cuenta en su imprescindible libro un «Montoneros, la soberbia armada» que cuando era niño transitaba por la fantasía de creer que las cosas tenían una doble naturaleza, una visible y otra que se manifestaba cuando no se las miraba. De modo que una botella de vino era tal al observarla y un duende al cerrar los ojos. El pequeño Pablo simulaba dormirse para sorprender a la botella convertida en duende, pero al abrirlos el duende no aparecía, sumiéndolo en el amargo desconsuelo de encontrar siempre la mera botella.

A diferencia de Pablo, el próximo domingo 10 de diciembre, media Argentina seguramente creerá ver en el presidente Milei a un duende; la otra mitad, al igual que el niño, encontrará una botella.

Argentina, laboratorio del planeta.

Varios fenómenos simultáneos ponen a nuestro país ante una situación inédita, bajo la atenta mirada del mundo. Un presidente de origen libertario, el primero en la historia que llega a tan alta cima desde su corriente político-filosófica. Un presidente que accede al sillón de Rivadavia casi sin gastar en pasacalles, carteles o costosas campañas audiovisuales. Llega sin un partido que pueda asimilarse como tal, llega sin territorio, municipios y gobernaciones, y llega sin mayoría legislativa propia. Pero más curioso aún es que ganó claramente las elecciones prometiendo sacrificios, sangre, sudor y lágrimas, a pesar de no estar en estado de guerra, y elogiando a la más acérrima enemiga de nuestro país, precisamente en una contienda bélica, una criminal que ordenó la ejecución de decenas de nuestros compatriotas en el Crucero General Belgrano, fuera del área de exclusión, violando todos los principios humanitarios y las más elementales normas del derecho internacional.

¿Qué llevó a más de la mitad de los argentinos a elegir a este hombre que habla con sus perros muertos, que promete ajustes salvajes, despidos masivos y prender fuego al Banco Central?

Para ensayar una respuesta, deberíamos tener bien en claro que un fenómeno de esta naturaleza no puede ser atribuido a una sola causa. Seguramente algunas de las siguientes podrían resultar adecuadas: Una tendencia mundial de giro hacia las nuevas derechas psicóticas y farandulescas, una moda fuertemente aceptada por sectores de la juventud (y no tanto) que vieron en los modos de Milei una novedosa expresión de rebeldía y, por supuesto, el descontento generalizado hacia un gobierno repleto de funcionarios que no funcionaron, incompetente y sin alma, atravesado de internas inconducentes, aunque con el atenuante casi infantil de una deuda odiosa heredada del macrismo la que tampoco se supo desandar.

Tomando quizás la bronca componente mayoritaria de su caudal electoral, surgió entre sus votantes la curiosa argumentación en defensa propia, que lo que prometió no es lo que va a hacer. Todo un desafío para la neurociencia explicar qué cóctel de neurotransmisores se derramó dentro de esos cerebros para elegir al candidato por las promesas que no va a cumplir.

Así de loca la situación, convendría ensayar algunas visiones menos lineales acerca de quién es verdaderamente Javier Milei y cómo podría desenvolverse su gobierno.

El jardín de senderos que se bifurcan y el poder de la investidura.

La frase que da título a este artículo remite a un viejo chiste en que un interno de un neuropsiquiátrico se reconocía demente pero para nada tonto. Podría sin duda ajustarse a una descripción del nuevo presidente argentino, que es cualquier cosa menos eso. Nadie llega a la primera magistratura siendo un boludo.

Pruebas al canto: le puso un límite tajante al intento del presidente Macri de cooptar su gobierno, y al mismo tiempo a su propia vicepresidenta, subsumiéndola al papel tradicional y poco relevante de todo vice en la historia argentina. Las ínfulas de Villaruel y su desquiciado intento de reeditar un nostálgico partido militar no solo resultaría en una siembra de rencores donde ya casi no existen, sino que es a todas luces impracticable dada la composición etaria y sociocultural de la alta oficialidad de las fuerzas armadas, sujetas al orden democrático pese a algunos bolsones de antiperonismo residual. Esa idea no es solo irracional e impracticable sino que es casi una contradicción hasta biológica.

Tomando en cuenta este último punto, es claro que el Presidente Milei tiene problemas económicos acuciantes que resolver antes que encender la mecha de un intento de retroceso en los derechos humanos, lo que llevaría a un pertinaz incremento de las protestas, que ya vendrán solitas desde los ajustes económicos previstos, por suaves que estos sean. El otrora ‘sacado’ ahora envía mensajes de solidaridad a opositores zurdos cuando se los agrede, muestra signos de amabilidad al peronista a bordo del trono de Pedro y hasta luce mejor peinado para las fotos.

Don Javier, igual que Bergoglio al convertirse en Francisco entendió rápidamente el poder de la investidura, y ahora sabe que es presidente de todos los argentinos y no únicamente de su reducido club de fans inicial.

Razones y pasiones

El horno no está para bollos y Milei lo sabe, como dijimos, loco tal vez pero no boludo hasta el momento, más allá de sus declaraciones previas ha optado hasta ahora por decisiones racionales, como designar a Patricia Bullrich y a su compañero de fórmula en Seguridad y en Defensa respectivamente antes que entregarles esas carteras al club de fans de Videla. Mal que nos pese y por odiosa que sea, la Bullrich forma parte de una estructura contenida dentro de los límites de un partido político, y la solución a los problemas del país, aún los económicos, se darán desde la política, no desde la magia o las planillas de Excel. El combo incluyó generar una grieta en el PRO: divide y reinarás.

El éxito en la política de seguridad no depende de cuantos balazos provea Patricia a los delincuentes o activistas, sino mas bien el tratamiento mediático del tema. No olvidemos que el lunes 11 comienza Gran Hermano y lo que no se ve en la tele o los diarios no existe. Para ello Milei deberá contar con la complicidad de los grandes medios, a los que promete sacarles la pauta oficial, de modo que si lo cumple debará entregarles otros negocios a estos ávidos empresaurios. Caso contrario, como dicen los «viejos meados», será difícil que el chancho chifle.

Ulises y las sirenas

Del mismo modo, los cantos de sirena de los paladines del ajuste extremo posiblemente se encontrarán con cera en los oídos ahora sordos del libertario.

¿Sabrá Javier, al estilo del natural de Itaca atravesar los mares atado al mástil de su nave para eludir su seducción?

Y no es que no habrá ajustes, los habrá sin duda hasta el límite exacto de la paz social, dado que esa es su razón y plan de gobierno, y mientras dure el placebo mediático de informar cuántos ‘ñoquis’ se dejaron en la calle, para beneplácito provisorio de los ciudadanos también afectados pero deseosos de oler y hacer correr ‘sangre de vagos’ y así calmar su resentimiento y su frustración de al menos ocho años de reducción de su bienestar económico.

Todo el que se puede vengar se venga, nos recordó el politólogo Carlos Fara recientemente, y un número importante de ciudadanos, trabajadores, jóvenes, jubilados y amas de casa se vengó de los que aparecían como artífices de sus carencias, la famosa casta que le dicen.

Los imberbes de Milei y los caídos del catre.

Nada le habrá de resultar fácil al nuevo primer mandatario desde el momento que seguramente sus primeros decepcionados serán sus votantes más ultras, que al estilo de aquella juventud maravillosa que le pedía una Patria Socialista a Perón, se irán de la plaza al contemplar su motosierra desafilada frente al riesgo de un inevitable estallido social si intentara apenas cumplir una pequeña cuota de sus promesas electorales de ajuste salvaje. La tentación del bronce hace que los gobiernos traten de eludir los helicópteros prematuros y si es necesario se descartan las minorías intensas una vez que se las usa para llegar al poder.

Volviendo al libro de Giussani, que dudosamente haya leído Mauricio, (quien no sale de Ayn Rand y su elogio del egoísmo) podríamos vislumbrar en Macri un intento de convertirse en el Onganía de los libertarios o peor aún su Lopez Rega al tratar de inducirlos a convertirse en una fuerza de choque. La perversidad de este muchacho no tiene límites.

Pero no ha de ser únicamente la decepción de los libertarios puros, sino la de los ‘caídos’ (¿del catre?), aquellos ciudadanos que pensaron que era mejor romper el plato en que se les servía una módica ración, contemplando ahora que el agua les llega al cuello y que aquella ración, aunque escasa, no estaba tan mal.

Dejemos hablar a Giussani:
“Una política, cualquier política, implica una necesidad de crecer, de sumar, de asumir real o siquiera demagógicamente la representación de anhelos colectivos.”

¿Entenderá el nuevo presidente que solo los agujeros crecen sacándoles materia? Si sus asesores van a ganarse el sueldo con dignidad, seguramente le recordarán estas premisas y el ajuste será doloroso pero transitable. De lo contrario, hasta la vista, baby, nos vemos en la calle reeditando un nuevo 2001 y su semana de cinco presidentes.

¿Menemismo 2.0?

El nuevo presidente no ha ocultado sus simpatías por Carlos Menem, el último revolucionario efectivo que dio nuestro sistema político. Lo de Carlos de Anillaco fue una revolución conservadora, pero revolución al fin. Como todo verdadero revolucionario, Menem hizo más de lo que dijo.
Queda la incógnita latente si Milei podrá conseguir aquel ‘equipo de lujo’ que le dio soporte intelectual y jurídico al desmantelamiento del estado que el riojano implementó o si se nutrirá de improvisados y saqueadores seriales salidos de la cantera del macrismo.

Faltando menos de 30 horas para su asunción, aún no ha conseguido su Cirujano de Hacienda.

Claro que nada le impide también recurrir a los cuadros del peronismo, y la designación de algunos funcionarios massistas así lo demuestra.

Menem fue la respuesta al mundo globalizado que lideraron Reagan, Thatcher (otra vez la bruja…) y Juan Pablo II. Entendió el espíritu de época que impregnó al mundo desde la caída del muro de Berlín y obró en consecuencia, se olvidó del líder popular que soñó ser al estilo Chávez para afeitarse las patillas y convertirse en un sultán, custodio de los negocios transnacionales que se enseñorearon y empobrecieron a la Argentina.

Nadie caiga en el error de creer que me he olvidado de Nestor Kirchner, quien desde la mas absoluta racionalidad corrigió gran parte de los daños generados por el Emirato Menemista, y leyendo también el espíritu de su época desandó las tropelías neoliberales, pero esto será motivo de otras notas.

Montoneros, ¿los soldados de Milei?

Menem no se privó de incorporar algunos cuadros Montoneros a su gobierno, Milei tampoco, en especial a aquella que hasta hace poco nos recordaba que en su pasado ponía bombas en jardines de infantes.

Lo que deberá leer Milei sin embargo y pese que le pese a su Talibana Canciller, es el mundo multipolar que se está constituyendo, en que la batalla entre las élites tecnofinancieras y los nacionalismos económicos aún no se ha resuelto. Rusia como siempre, ha ganado la guerra y el creciumiento de su PBI triplicó al de la Europa atlantista, la India asoma como tercera potencia global haciendo aún más complejo el escenario, la OTAN se ha convertido en un club de países dependientes del gas de Putin empobrecidas sus poblaciones por los precios de los alimentos y sus crisis previsionales y financieras, China va encontrando límites a su crecimiento constante y Elon Musk, ese gran contratista del estado y prestidigitador, le promete el necesario viaje a las estrellas a una humanidad exhausta y agobiada. Sepan los pibes para la revolución libertaria que la carrera espacial que hoy propone don Elon se debe al impulso descomunal que le dieron en su momento los estados soviético y estadounidense. Lo mismo puede afirmarse de Internet y las redes sociales financiados por los servicios de inteligencia occidentales y el Departamento de ESTADO norteamericano.

¿Sabrá Milei entender estas premisas o se dejará llevar por sus teorizaciones impracticables?

¿Serán esas teorizaciones apenas una estrategia de marketing electoral o morirá con las botas puestas?

¿Sabrá Milei atravesar estas ruinas circulares?

¿Qué consejo le darán sus perros resucitados?

Juan Carlos Romero López
9 de diciembre de 2023
neuroperonismo@gmail.com

OPINIÓN

«Día Nacional del Abogado Víctima del Terrorismo de Estado», por Emilio Augusto Raffo

Published

on

El 19 de marzo de 2004, en la ciudad de Mendoza, la Junta de Gobierno de la Federación Argentina de ColegioS de Abogados de la República Argentina, dispuso instaurar el día 6 de julio de cada año como el m “Día Nacional del abogado víctima del terrorismo de estado” como modo de mantener en su memoria los acontecimientos ocurridos como prenda permanente que garantice la vigilia y protección del Estado de Derecho.

Una forma elocuente de repudiar el terrorismo de Estado y ratificar la necesidad de preservar, a cualquier costo, el Estado de Derecho y rendir memoria y homenaje permanente a las Abogadas y Abogados que padecieron secuestros, torturas, desapariciones y hasta la muerte.

Si bien estos aberrantes hechos ocurrieron en muchos lugares de nuestra Nación se tomó como referencia a los hechos ocurridos los días 6, 7 y 8 de Julio de 1977 en la Ciudad de Mar del Plata y conocida como “Noche de las Corbatas”.

El reclamo de aquellos profesionales de la abogacía fue de respetar el derecho de los que siendo más débiles suelen conocer poco de sus derechos y mucho de sus obligaciones.

A 47 años de aquellos hechos y a 20 de la Declaración de la FACA ya reseñada no debemos olvidar que miles de hermanos y hermanas han padecido un destino no merecido también de persecución, proscripción, desaparición y muerte emergiendo los abogados caídos como faros de luz de aquella noche oscura según reza el documento respectivo.

Como miscelánea cabria agregar que dicha declaración fue precedida por los discursos de los Dres. Eduardo Duhalde (Secretarios de Derechos Humanos) del Gerónimo Granel (Presidente Colegio Abogados Mar del Plata) del Dr. Carlos Andreucci (Presidente FACA) y de la lectura de un telegrama de adhesión del entonces Presidente de la Nación, Dr. Néstor Carlos Kirchner, quien lo hizo desde una avión rumbo a China.

Todo ello compendiado en un libro (cuya tapa ilustra esta nota) “Los Abogados, El estado de Derecho y los Derechos Humanos de la FACA.

(*)
Emilio Augusto Raffo
Abogado – Jubilado

Continue Reading

OPINIÓN

Loan, semanas de búsqueda y sin pistas claras del caso, constituyen un escándalo político

Published

on

Martin Rios, abogado penalista litigante de Corrientes, también ex titular de Migraciones de la provincia, dialogó con Vivian Elem y Rodolfo Colángelo acerca de la desaparición del niño Loan y los errores y/u omisiones institucionales que no actuaron con la inmediatez que la aparición del niño requería.

 

Continue Reading

OPINIÓN

«Evocando la fecha: un par de apuntes para pensar», por Ernesto Jauretche

Published

on

FORJA
Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina
Fundada el 29 de junio de 1935

Inicialmente, como corriente interna de la Unión Cívica Radical, desalojada del gobierno por el golpe de estado del 6 de setiembre de 1930, los forjistas se reivindicaban como los auténticos seguidores de Hipólito Yrigoyen. Se enfrentaron a la línea “antipersonalista” liderada por Marcelo Alvear. En el ejercicio de su conducción partidaria, en flagrante desnaturalización del pensamiento de la UCR y bajo falsas banderas de “democracia”, “pacificación” y “restauración institucional”, el partido de Alem e Yrigoyen inició su largo derrotero hacia el encubrimiento del fraude electoral y el apoyo a los regímenes impuestos por las clases dominantes.

Desde un programa antiimperialista, antioligárquico y latinoamericano, los irigoyenistas consecuentes analizaron y revelaron los mecanismos económicos del neocolonialismo, las políticas de entrega del patrimonio nacional y la destrucción del aparato productivo, la transferencia de la renta nacional y el empobrecimiento de la población argentina. Lo caracterizaron como “Estatuto Legal del Coloniaje”. ¿El RIGI?

Cualquier parecido con la realidad política, económica y social de nuestros días no será casualidad: sólo remplacemos el nombre de Yrigoyen por el de Perón. Estamos atravesando un momento histórico comparable al que dio origen a FORJA, de cuya fundación han transcurrido 89 años. Se repite la brutal recesión económica, profunda decadencia nacional, escepticismo de las masas, descomposición política, corrupción oficial y depresión intelectual. Cambalache de Discépolo.

Importa, por ello, actualizar la memoria de ciertas influencias sobre las bases en que los militantes forjistas asentaron sus ideas y programas. Aportamos una breve recopilación de algunos conceptos destacados que por su pertinencia merecen atenta lectura.

“La primera y fundamental verdad que comprobamos era la de nuestro coloniaje económico… Vimos la mano que estructuró la cultura, la política, lo institucional y lo económico… En FORJA, nosotros empezamos a descubrir el antiimperialismo concreto, y creo que con Scalabrini Ortiz… Desentrañada la trama de nuestro coloniaje económico, descubrimos que él se asentaba sobre el coloniaje cultural. Descubrimos que ambos coloniajes se apuntalan y conforman recíprocamente”.

Esa generación forjista destaca los dos hechos que más influyeron en su formación política: la Revolución Mexicana de 1910 y la visita que Haya de la Torre hizo a Yrigoyen en 1927. Y junto a Gabriel Del Mazo leen un texto del aprista Raúl Haya de la Torre que le pone piso a la perspectiva anticolonial y latinoamericana de la política:

“Nuestra América ofrece al mundo una nueva realidad, extraordinaria, excepcional… Con una idea de copia servil, de imitación… no haremos nada. En México encontramos una revolución espontánea, de instinto, sin ciencia… Es una sucesión maravillosa de improvisaciones, de tanteos, de tropezones, salvada por la fuerza popular, por el instinto enérgico y casi indómito del campesinado… Por eso es admirable. Es admirable porque ha sido hecha por hombres ignorantes… La experiencia nos ha enseñado que debemos hacer algo por nosotros mismos, sacudiéndonos la tutela de Europa y de la mentalidad de colonos con que, rendida y servilmente, hemos tratado de remedar, más que de imitar, la obra revolucionaria de los europeos”.

De allí vienen dos ideas jauretcheanas de larga trascendencia: la consigna: EL PUEBLO HACE LA HISTORIA. Y su consecuencia: LA HISTORIA ES LA MATERIA PRIMA DE LA POLÍTICA.

De su experiencia en Juventud del Sur, la práctica en el comité de Boedo y conceptos recogidos en la campaña electoral en apoyo a la segunda presidencia del Don Hipólito, en lo que hoy denominamos militancia territorial, sigue sacando conclusiones no menos significativas de otro orden:

“Se ha confundido la defensa de la soberanía del pueblo con la defensa de las instituciones en que se ampara el régimen para mantener esta normalidad institucional que ahora llaman democracia… La hostilidad del Régimen, ahora y antes, consistió siempre en crear un aparato legal para canalizar la protesta del pueblo y después, por su periodismo, su Universidad y su escuela acostumbrar al pueblo despojado a reverenciar el aparato del despojo… El vigilante no está puesto para cuidar la libertad de los argentinos sino para impedir que la libertad de los argentinos lastime los intereses de la finanza”.

Suma a ello opiniones de Homero Manzi, su amigo del alma, que en el primer discurso en público después de la fundación de FORJA pronuncia ideas que parecen recién escritas:

“La democracia sufre rudos ataques en el mundo, desde la derecha y desde la izquierda. Pero se ataca a una democracia conceptual y doctrinaria. A una democracia de alcance aritmético que creó, sintió y practicó Europa. La democracia como un sistema frío y racional, que coloca en los platillos dos cifras y se inclina hacia el peso físico. En América, esa democracia no existió nunca. …porque aquí le pusimos un alma… Democracia del destino le llama poéticamente Homero. La de los heroicos ejércitos de la libertad, la del tumulto del pueblo de Mayo, la de la bravura indómita de Güemes y hasta la de las cadenas que opone Rosas a la pretensión de las banderas extranjeras… la que descansa en la firme decisión de Yrigoyen cuando los más piden la guerra y él se aferra a la paz… Democracia de toda América que no puede morir nunca. Por eso la pedimos para nuestro partido y para nuestra patria”

Y abundando, Jauretche opina:

“Democracia y electoralismo no son términos equivalentes y sí muchas veces incompatibles… Porque el voto es sólo un medio, no un fin; el medio para expresar la voluntad del pueblo cuando existe el mecanismo legal de la democracia. Pero cuando éste no existe, no queda excluida la democracia pues el pueblo tiene otros medios de expresión, la huelga, movilización, la insurrección… y la lucha armada…”, que supo practicar también en el levantamiento cívico-militar de Paso de los Libres.

El tema de la democracia tan remanido hoy, casi en vísperas de una nueva convocatoria electoral, merece citar un documento de FORJA: “La cosa es sencilla; se nos quiere hacer pasar por democracia el mantenimiento del parlamento, la justicia, las instituciones, en una palabra lo formal que el régimen maneja. Para nosotros democracia es el gobierno del pueblo con o sin parlamento, con o sin jueces: si el pueblo no gobierna, las instituciones no son más que alcahuetas de la entrega”.

Arturo sintetiza: “Las formas no son más que medios para servir al ser. Para ser democracia se necesita ser Patria… Voluntad nacional, es cosa distinta a la simple y ocasional suma de voluntades que se da en oportunidades electorales… Y no puede construirse desde arriba sino trabajando en el seno del pueblo…”

Y, en consecuencia, aconseja: “Hay que actuar en dirigente revolucionario y no en dirigente electoral, porque se trata de la disputa del poder. No importa dónde están los votos ahora. Importa dónde estarán para ejecutar un programa. El que esté atento sólo a lo que piensa la gente ahora, se quedará al margen de lo que pensará la gente mañana y aquí está la clave para saber quién es dirigente o no”.

Su definición de FORJA explica las nacientes banderas del nacionalismo popular revolucionario: UN SALTO EPISTÉMICO, impuesto por la necesidad de innovar, crear y realizar una senda política diferente, superadora de la usanza convencional y trascendente a la circunstancia, en la que Jauretche incluye la modestia de nombrar a un par como su maestro: demandas urgentes de la práctica política argentina actual.

“Aportamos a la formación de las ideas en la Argentina, no una ideología, ni una doctrina, sino esencialmente un modo, una manera, un método para encarar nuestros problemas”. E insiste: “Mi tarea, aprendida junto a mi maestro Raúl Scalabrini Ortiz, fue la de trabajar en la formación de estados de conciencia y confieso que sólo he utilizado la política como trampolín para esa empresa”.

El principal aporte de FORJA nace de esa libertad de pensamiento, audacia para plantear lo inédito y coraje para enfrentar lo consagrado

FORJA sintetiza la idea de que NO HAY SOBERANÍA NACIONAL SIN INDEPENDENCIA ECONÓMICA Y QUE LA JUSTICIA SOCIAL ES REQUISITO DE POSIBILIDAD DE ESAS CONDICIONES.
FORJA ES EL ORIGEN DEL NACIONALISMO POPULAR REVOLUCIONARIO

Creación de volumen histórico que ante el riesgo de disolución de la Patria hoy nos desafía.

Ernesto Jauretche
La Plata
29 de junio de 2024

Continue Reading

Tendencias