Connect with us

POLÍTICA

Las peligrosas recetas que planea la derecha en caso de regresar al Gobierno en 2023

Published

on

El economista Carlos Melconian, al que acuden tanto los «halcones» como las «palomas» del PRO, dio pistas de sobre el plan económico en el que trabaja dentro de Juntos por el Cambio.

En la oposición todos los caminos llevan a un nombre: Carlos Melconian. El economista, que sonó como posible ministro de Mauricio Macri al comienzo de su presidencia y terminó al frente del Banco Nación, se volvió un hombre de referencia de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, enfrentados en la interna opositora. El presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), de la Fundación Mediterránea, prepara un recetario económico para un potencial nuevo gobierno opositor del que esta semana dio algunas preocupantes pistas.

Las recetas de Melconian quedaron expuestas este jueves en la conferencia «Desafíos de la gobernabilidad en Argentina», organizada por la propia organización IERAL junto al cuestionado juez de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti. Allí, sin filtro, blanqueó que el plan de la derecha en caso de retornar al gobierno es la privatización y el cierre de empresas estatales, tal como planteó el propio Macri en «Para qué», su último libro. «Hay algunas empresas públicas para cerrar”, lanzó Melconian.

El armado de este recetario no es una novedad. Melconian lo dejó en claro cuando asumió, hace ya un año, al frente de la consultora cordobesa que generó en los ‘90 la hoja de ruta con la que se desempeñó luego Domingo Cavallo. Allí destacó que su objetivo sería diseñar un programa económico completo para ponerlo a disposición de las autoridades políticas que asuman 2023.

El recetario de la oposición

De este modo, en la charla organizada por la propia organización que preside, Melconian aseguró que “hay tres transiciones de este Gobierno con el próximo que son importantes” y que “el primero es el blanqueo de la situación que se da ahora”, el segundo “cuando se conozcan los resultados” de las elecciones y el tercero “cuando asuma el próximo Presidente”.

“Es inevitable el reordenamiento macroeconómico previo que prepara el terreno para un plan de estabilización”, aseguró Melconian. Y agregó: “Se requieren dosis masivas de institucionalidad para que los costos sean intergeneracionales. El desprecio de la institucionalidad y su degradación ha sido uno de los mayores culpables del deterioro económico”.

Así, en claro tono neoliberal, subrayó que «es necesario erradicar el déficit fiscal” y aseguró que “hay algunas empresas para cerrar, otras para reorganizar y otras para privatizar”. “Está en proceso de evaluación”, dijo brevemente sobre este tema. Además, al hablar del déficit hizo otro parate: “Hay que repensar la asistencia social, rediseñarla, focalizarla directamente en las familias”.

Volver al pasado

Cavallo y Melconian compartieron en noviembre pasado una exposición ante empresarios. Allí manifestaron la necesidad de volver a reconstruir algunos elementos presentes en la década de 1990, empezando por la necesidad de volver a tener un Ministerio de Economía “como en los ’90”, es decir que “no solo se ocupe de la macro, sino de la micro”.

Siguiendo con el manual clásico del liberalismo más extremo, el exministro de Economía de Menem y De la Rúa, expresó tiempo atrás que hay que “avanzar en la reducción del gasto y limpiar de impuestos distorsivos” a la economía, y advirtió que debe trabajarse en un esquema similar al que llevó adelante en los ‘90.

Las amenazas de un segundo tiempo

Quien tampoco disimuló el afán privatizador es el expresidente Mauricio Macri, que el año pasado, en su libro Para qué (Planeta), delineó la hoja de ruta que traza de cara al futuro, donde no esconde los eventuales ajustes del Estado con despidos masivos, la idea de privatizar o directamente cerrar empresas del Estado o desarrollar un vínculo más tormentoso con los sindicatos.

Más allá de que días atrás Macri confirmó que no será candidato, desde un lugar de liderazgo de Juntos por el Cambio insiste en los lineamientos que deberían sostener en un eventual gobierno los candidatos de su espacio.

Por ejemplo, dice Macri: “Habrá que tomar decisiones drásticas. Aquel ‘buenismo’ que algunos señalaron durante nuestra gestión, no va más. El populismo light no es una opción”. De inmediato, afirma que “si corresponde privatizar o cerrar empresas estatales deficitarias como el caso de Aerolíneas Argentinas, deben avanzar sabiendo que por encima de los intereses de sindicalistas y políticos está el interés de todos los argentinos”.

Al igual que Melconian, Macri aseguró en su libro que “existe una larga lista de empresas públicas que deberán pasar a ser gestionadas por el sector privado sin excepciones, o que deberán ser eliminadas”. “El gasto público ha crecido hasta un punto tal que, lejos de ser un motor de la economía como postula el populismo, se ha convertido en un freno al sector privado, que es el único capaz de generar empleo y crecimiento genuinos”, apuntó.

OPINIÓN

«Un Temario para debatir sobre el Futuro Nacional», por Mario Mazzitelli.

Published

on

Para quienes tomemos la decisión de vivir en el territorio argentino (sabemos que hay un día después de las penurias del presente) nuestra convivencia será obligada. De la disposición a esa convivencia dependerá nuestro progreso y nuestra calidad de vida. Esa concordia por construir no puede ser ni tan rígida (dado que todo está en movimiento y cambio) ni tan laxa (anarco capitalismo)

En principio tenemos una Constitución Nacional, leyes, pactos y tratados a los que les debemos respeto (mientras estén en vigencia) También muchas fuentes de inspiración (Belgrano, Moreno, San Martín, etc.) que, bien entendidas, pueden ayudarnos a construir un futuro venturoso para todos y cada uno de los habitantes de nuestro país.

Para la ocasión no hago un despliegue de opiniones sobre cada uno de los temas. Solo ofrezco un esquema (temario) provisorio para debatir (entre muchos y muchas) un proyecto estratégico. De esta manera ordeno una cantidad de títulos que nos permiten tener una mirada de conjunto, sin olvidar cuestiones esenciales y observando que el emergente del «sistema Nacional» es el que nos brinda el horizonte de desarrollo integral.

Abierto el intercambio, quedo atento a las correcciones, ampliaciones, aportes en particular, etc. que el siguiente esquema le sugiera al lector. Recibiendo sus observaciones en mazzitellimario@yahoo.com.ar

oooooooooooooooooooooo

Mandato: “…constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general…”

Aspiración: Libertad, dignidad, equidad, fraternidad.

Objetivo: Una sociedad sana, educada, culta, trabajadora y progresista.

Súper – estructura democrática:
– Nacional – Provincial – Municipal.
– Instituciones: Poder de planificación, ejecutivo, legislativo y judicial.
– Organizaciones del Pueblo.

Estructura: Educativa, científica, tecnología, productiva y comercial.

Infraestructura: Energía, comunicación y transporte.

Meso-estructura: Barrios limpios, iluminados, seguros, con acceso ágil a los bienes y servicios.

Mini-estructura: Vivienda digna, cómoda y moderna.

Sujeto: El pueblo.

Estado y mercado: «las funciones entre el mercado y la planificación estratégica podrían dividirse de manera que se aprovechen las fortalezas de ambos sistemas, buscando una sinergia que maximice la eficiencia, la equidad y la sostenibilidad».

Sistema de salud: integral y universal.

Soberanía alimentaria: lenta reconversión de la producción de commodities hacia alimentos de alta calidad para la salud.

Seguridad alimentaria: ingreso básico universal. Para erradicar la pobreza y devolver la dignidad a las familias argentinas.

Sistema de seguridad: general y eficiente.

Sistema de defensa: disuasivo, productivo y concentrado en las reales hipótesis de conflictos.

Fuentes de la riqueza: tierra, trabajo, organización y herramientas (tecnología) Protección del pueblo trabajador, corazón de la producción, distribución y consumo de los bienes y servicios para la vida.

Espíritu originario: Activo, creativo, respetuoso de los derechos y deberes individuales, amante de la pluralidad (la que en su interactividad sinérgica genera el progreso).

Población: Densidad para una vida óptima. Hacia los 100 millones de habitantes.

Territorio: Ocupación racional, uso inteligente y aprovechamiento armónico de riquezas subyacentes. Cuidado del aire, el agua, la tierra y la biodiversidad. Defensa de nuestra integridad territorial.

Geopolítica: defensa de la paz, respeto a la soberanía e integridad territorial de los pueblos, cooperación de mutuos beneficios, soluciones arbitrales a los conflictos, integración creciente con todos los pueblos (a partir de círculos concéntricos hasta abarcar a la humanidad)

Pasado y futuro: enarbolando los mejores valores de la humanidad con los que nació nuestra Patria, pretendemos construir una Argentina justa, solidaria, moderna, libre y eficiente. Para honrar la vida, como se merece.

oooooooooooooooooooooo

Ojalá, en general o en particular, sean disparadores para el intercambio político que los argentinos (o a quienes lleguen estás líneas) nos merecemos, en torno a nuestro porvenir común.

Continue Reading

OPINIÓN

«Socialismo nacional: el peronismo pendiente», por Jorge Rachid

Published

on

Una situación internacional convulsa con un país en crisis profunda, nos debe obligar a repensar los ejes culturales y políticos que marcan nuestra historia, la de los pueblos latinoamericanos, que a lo largo de los siglos forjaron la construcción de identidad americana, con luchas emancipadoras y procesos de liberación nacional, que fueron siempre contra los imperios, primero español, luego inglés y desde hace un siglo el imperio norteamericano.

Desconocer nuestra historia, es convertir al país en una hoja al viento de los nuevos profetas, siempre apalancados en el coloniaje, tanto económico como militar, que intentan sujetar la posibilidad de una construcción latinoamericana, que ya hirió profundamente los intereses de EEUU, como fue el UNASUR y que destruido por la acción combinada de los gobiernos cipayos y una OEA que se puso al servicio de ese objetivo de intereses norteamericanos.

En esa reflexión necesaria, debemos partir de aquellas utopías planteadas desde el marco teórico, filosófico y político por Perón en su actualización doctrinaria para la toma del poder, de la década de 1970, cuando desplegaba su planificación estratégica de la vuelta al poder, después de 18 años de proscripciones y dictaduras, que intentaron impedir la voluntad del pueblo de expresar su conciencia colectiva solidaria y transformadora.

El mismo Líder que nos anunciaba a sesenta días de morir un modelo argentino para el proyecto nacional, un camino donde alertaba sobre los planes del imperialismo sobre nuestros recursos naturales, los alimentos y el agua dulce y que “vendrían por ellos con nosotros o sin nosotros”, por lo cual los Estados Nación seríamos débiles ante el avance del enemigo, por lo que planteaba la necesidad de construir el Continentalismo, como masa crítica de una batalla asimétrica con el gigante norteamericano, fortalecido agresivamente desde la pos guerra.

Nada mejor que reproducir a Perón en sus propias palabras:

“JUSTICIALISMO SOCIALISMO NACIONAL

Entonces debe haber una Tercera Posición que es la que concibe el justicialismo, donde el hombre, en una comunidad que se realiza, pueda también realizarse como ente humano. Esa es la verdadera concepción justicialista que venimos expresando desde hace veinticinco años. Las dos terceras partes de los habitantes del mundo y sus comunidades están pujando por colocarse en esa Tercera Posición.

LA TERCERA POSICIÓN

El antiimperialismo del Tercer Mundo tan distante de uno como del otro de los imperialismos dominantes, lógicamente, el Tercer Mundo está en la tercera posición. La evolución de la humanidad ha ido hacia integraciones mayores: del hombre a la familia, la tribu, el estado primitivo, el estado feudal, la nacionalidad -que hemos vivido los de mi generación-.

Ahora ustedes vivirán la etapa que sigue: el continentalismo. Y es posible que sus nietos y sus bisnietos lleguen a la futura y última integración, que es el universalismo como aspiración de una humanidad realizada.

LIBERACIÓN NACIONAL Y SOCIAL

Si nuestra liberación es inseparable de la liberación continental, ¿debemos coordinar también esta lucha con la de Asia y África? ¿Es esta lucha del Tercer Mundo la que puede universalizar la liberación del hombre? ¡Natural!, es el Tercer Mundo, y hoy nosotros, los que trabajamos dentro de esta línea, estamos en el Tercer Mundo y trabajamos en el Tercer Mundo, y estamos conectados todos los dirigentes populares de América con ese Tercer Mundo, como estamos conectados con la idea de la liberación del continente, trabajando para eso. Y creemos que la juventud, la gente del futuro, debe aferrarse a esa posición, porque ésa será la posición del futuro.”

Este mensaje doctrinario filosófico y político, fue escondido por décadas de las demandas populares, incluso denigrado por una democracia limitada al Mercado por el Consenso de Washington, apertura “generosa” del enemigo anglosajón, después de cerrar las experiencias de las dictaduras militares de la Escuela de las Américas promotora de la Doctrina de Seguridad Nacional, que hoy pretende ser revivida por la lV Flota, la OTAN además de los cipayajes aliados al colonialismo, que hoy gobiernan la Argentina.

Si el peronismo se sigue moviendo en el estrecho margen de esa democracia limitada, sin asumirse como eje del Movimiento Nacional de Liberación, deberá revisar sus objetivos estratégicos, planificando aquellos ejes que respondan a las demandas de la hora, en un Mundo Multipolar que ha cambiado el escenario que conocimos hasta ahora, desde la pos guerra mundial. El peronismo filosófico sigue dando respuestas desde la construcción del pensamiento, que recupera la Patria Matria Grande que es nuestro espacio de una América Latina unida que nunca debió dejar de ser.

Hoy enfrentamos una ofensiva final del coloniaje, que intenta destruir la identidad y la memoria nacional, fragmentar la Patria, someter la Pueblo y saquear el patrimonio nacional. Ante ésta situación debemos desplegar una acción que responda al pensamiento situado, sin seguir la agenda del enemigo y con disposición plena de luchar por el poder, para romper los techos de la dependencia del Mercado como ordenador social, construyendo un camino de reencuentro con el pueblo, con sus demandas abandonadas en aras de procesos electorales, sin contenido, ni utopías, ni esperanzas en una dirigencia con debilidades doctrinarias, que nos ha alejado de la posibilidad cierta de construir Comunidad Organizada.

Recuperar la banderas del Socialismo Nacional es un llamado a la reconstrucción del Movimiento Nacional con sentimiento patriótico, luchando por la Soberanía Nacional, la Independencia Económica y la Justicia Social, en un Mundo que está esperando que nuestro país recupere la historia de lucha y de construcción de conocimiento científico tecnológico, que permita ir hacia un Modelos Social y Productivo solidario, que ha sido ejemplo en los Pueblos Latinoamericanos.

Jorge Rachid

CABA, 7 de junio de 2024
BIBLIOTECA
Juan Perón: Modelo Argentino para un Proyecto Nacional Ed. Instituto JDP
Juan Perón: Actualización Doctrinaria para la toma del Poder Ed. El Ortiva
Arturo Jauretche: Política y Economía Ed. Peña Lillo

Continue Reading

POLÍTICA

Walter Correa recibió al ex Ministro de Trabajo Oscar Cuartango

Published

on

El conductor del Grupo Descartes y ex Ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Oscar Cuartango, fue recibido en la tarde del lunes por el Ministro de la cartera laboral, Walter Correa, donde analizaron la realidad política y posibles cursos de acción ante el escenario actual.

«Es preciso trabajar, dialogar, para fortalecer el frente nacional y formular propuestas alternativas a las del gobierno nacional, considerando que el equilibrio fiscal y de la balanza de comercio exterior deben ser conseguidos vía crecimiento y producción y no ajuste sobre los sectores que menos tienen, resignado soberanía», señaló el conductor de la Agrupación peronista Descartes, Oscar Cuartango, al salir de la reunión.

«Coincidimos con el Ministro Correa en los análisis que realizamos y combinamos realizar una reunión virtual, vía zoom, con cuadros dirigenciales del Grupo Descartes de todo el país, en la cual el actual Ministro sería el expositor como puntapié inicial de una serie de encuentros federales de trabajo y militancia», finalizó el ex ministro bonaerense Cuartango.

Continue Reading

Tendencias