Connect with us

OPINIÓN

Argentina: peligros y amenazas al granero del mundo por Ariel Rolfo

Published

on

Una frase popularizada en nuestro país es: “Argentina Granero del Mundo”, frase que esta enraizada como algo idílico en nuestra percepción histórica respecto de un modelo de país agroexportador que era gran proveedor de trigo y carne a las metrópolis europeas para regocijo de una rancia oligarquía que se enriquecía con ello explotando a su pueblo y condenando la nación a un modelo económico primarizado.

Hoy argentina se ha diversificado económicamente pero aún sigue siendo un gran productor de granos y en su matriz económica el Clúster Agroindustrial es la principal cadena de valor o sector económico del país estando en su base la explotación agrícola.

Pero esta importante actividad económica que tenemos que valorar y que debemos preservar por sus efectos benéficos para nuestro país tiene peligros que amenazan su supervivencia futura.

DEGRADACIÓN DE LOS SUELOS Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Los “suelos negros”, se caracterizan por un horizonte espeso, de color oscuro, rico en materia orgánica y nutrientes. Se trata de suelos muy productivos, con buenas propiedades físicas y a menudo inmejorables condiciones de fertilidad pero la sobreexplotación de los suelos por la agricultura provoca la pérdida progresiva de nutrientes afectando su productividad futura.

La argentina es privilegiada en este sentido ya que posee una de las tres principales llanuras de suelos negros que existen en el mundo pero la única de zona templada que permite dos cultivos anuales.

Haciendo una analogía, la minería es una actividad extractiva que tiene un periodo de vida económico que dura hasta que se acaba la explotación por agotamiento de la mena o del mineral.

Con la agricultura puede llegar a ocurrir lo mismo, ya que aunque no lo apreciemos debidamente, la mayor minería a cielo abierto que existe hoy en la argentina no es en la cordillera de los andes sino que es en la vasta llanura pampeana, no solo en la zona núcleo sino también en subregiones de nuestro país que se reconvirtieron en su estructura productiva y se sumaron recientemente al esquema de la agricultura extensiva.

El principal peligro aquí no estriba en el sistema de explotación agrícola adoptado (agricultura convencional o siembra directa) sino en falta de reposición adecuada de nutrientes (fertilizantes) algo indispensable para darle sustentabilidad en el tiempo al sistema ya que su carencia provoca la degradación progresiva de los suelos amenazando a la seguridad alimentaria y la continuidad de la actividad económica al igual que acontece con la minería cuando se agota la mena.

La agricultura y la producción de alimentos es una actividad fundamental e irremplazable para garantizar seguridad alimentaria que es una de las mayores amenazas que enfrenta la humanidad, que por supuesto como país debemos considerar pero también para ver como una oportunidad, no solo desde el punto de vista comercial sino también como contribución que nos enaltezca como nación que podamos hacer al resto mundo para mitigar unos de los flagelos que desde siempre azota a la humanidad: las hambrunas.

CAMPO NACIONAL Y EL MUNDO AGRARIO

Una primera apreciación a realizar es que la clase oligárquica terrateniente, vasalla del imperialismo británico, modelo a la argentina como un país de economía primarizada complementaria y funcional al imperio, la que era una argentina para goce para pocos y explotación de muchos.

Hoy como poder político dominante esta oligarquía quedo reducida a una mínima expresión e inserta dentro de una nueva oligarquía argentina más poderosa y más diversificada en una red de holdings y grupos económicos oligopólicos que tienen gran incidencia en el aparato productivo, comercial y de servicios del país.

Identificar hoy al campo o al sector agrario como sinónimo de aquella oligarquía terrateniente con su modelo primarizado de país como el enemigo del campo popular no solo es un error sino que es una falta de comprensión política que ya no se ajusta a la realidad de la oligarquía contemporánea y que además excluye del campo popular a infinidad de productores ligados al mundo agrario que objetivamente son parte de la pequeña burguesía y empresariado nacional.

Lamentablemente muchas veces desde el campo nacional y en particular su militancia, aun no se ha comprendido o no se conoce la metamorfosis que ha ocurrido en el aparato productivo y su correspondiente correlato como poder político desde mediados o del último cuarto del siglo pasado.

Una apreciación económico productiva que debe hacerse es que la riqueza natural de las fértiles pampas proporcionada por los suelos negros es lo que en economía se denomina una “ventaja comparativa” que tiene la argentina en este aspecto, pero no debe desconocerse que es también gracias a la sinergia con la “ventaja competitiva” proporcionada por los profesionales y trabajadores del Clúster agroindustrial que la argentina es un hoy un gran actor en el mercado de granos mundial.

Tampoco se debe menospreciar el agregado de valor que hace la producción agrícola primaria contraponiéndola con la producción industrial, ya que ambas son complementarias y se potencian mutuamente creando sinergias, fuentes productivas o de trabajo diversificadas dentro del Clúster Agroindustrial Argentino.

Otra observación a realizar es que no sirve y es un error medir el valor agregado de este sector en función del valor agregado por tonelada exportada, ya que el valor agregado a la producción agrícola hay que medirlo en función del volumen producido, porque tanto corriente arriba (Up Stream) como corriente abajo (Down Stream) de la cadena agroindustrial hay agregado de valor a través de investigación, tecnología, industria química, industria metalmecánica, servicios, etc.

En el nuevo mundo multipolar los poderes emergentes luchan por garantizarse cadenas globales logísticas de suministros donde los productos primarios como los hidrocarburos, los minerales y los alimentos siguen siendo de vital importancia, por ello es fundamental que tengamos políticas sustentables activas para las áreas económicas estratégicas de la nación como lo es de hecho la producción agrícola de nuestro país.

Será relevante también que el estado en forma directa o indirecta fomente una accion de gobierno que garantice la soberanía alimentaria de la población pero además será de fundamental importancia que desde el estado, sin dejar de contemplar su papel activo como sujeto económico, se instrumenten las leyes, mecanismos y organismos de control necesarios que puedan encorsetar a los grupos oligopólicos argentinos dentro de limites racionales de funcionamiento económico que sean beneficiosos para el país, para que de esta manera sea el pueblo quien defina su destino y no el Círculo Rojo expresión actual de la oligarquía contemporánea, por que como decía ese gran argentino…

“La economía la maneja el estado en beneficio del pueblo o la manejan los grupos económicos en perjuicio de este”

Ariel Rolfo

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

OPINIÓN

«La batalla cultural pérdida», por Aldo Duzdevich

Published

on

La batalla cultural pérdida.

Sobredosis de montonerismo tardío.

La mayoría de nosotros nos preguntamos como llegamos al gobierno de un personaje como Milei que se define primer presidente anarco-capitalista, enemigo del estado (que el gobierna) . Que está haciendo todas las salvajadas inimaginables, y encima mantiene un alto indice de aprobación.

La primer respuesta simple es decir “el gobierno de Alberto fue malo y la sociedad nos castigó”.
Esa es una parte de la verdad, pero no toda. Porque no fue el tradicional voto antiperonista de las clases medias y altas el que nos rechazó. Al contrario, parte de ese sector votó a Sergio Massa. Sin embargo, Milei logró llegar y cooptar con su discurso a los sectores mas jóvenes y humildes de la sociedad.

Algo profundo pasó en el seno de nuestro pueblo, y sino logramos desentrañarlo, y volvemos al discurso de los globoludos, u otras lindezas para agredir a quienes no coinciden con nosotros, veo muy difícil nuestra recuperación política a mediano plazo.

Mi teoría (seguramente hay otras) es que el peronismo original, perdió la batalla cultural y política contra ese cóctel de progresismo y montonerismo tardío, que impregno el pensamiento de nuestro espacio. Y, ese progresismo terminó perdiendo la batalla cultural y política con la nueva derecha, que captó mejor las necesidades populares no resueltas.

Tal vez no sea exacto decir el peronismo original, como si las palabras de Perón fueran un riguroso catecismo a respetar sin leer su contexto, y sin adecuarlas al tiempo histórico que nos toca vivir.

También podría decir que perdimos la capacidad de escucha de la voz popular, y de hacer una lectura de la realidad desde el sentido común. Terminamos enfrascados en formulas y discursos binarios, que nos impidieron reconocer que el otro también tenía y tiene, una parte importante de la verdad.

Siempre hubo alguna razón para no dar estos debates. Porque había que mantener la unidad; porque estábamos en campaña; o para luchar contra las políticas de ajuste . Entonces dejamos que quienes bajan linea en el espacio peronismo- kirchnerismo insistan en sus planteos, que son repetir los mismos mantras durante veinte años. Mantras que solo escuchan y rezan los propios; que cada vez somos menos.

Se que estas cosas que voy a decir a muchos no le van a gustar, o tal vez coincidan con algunas y con otras no. Pero intentaré cuestionar el catecismo del progre-montonerismo que hemos comprado y se ha hecho carne en la mayoría de nuestros compañeros.

Primero procurare definir que quiero significar con la idea de montonerismo tardío. Y por una cuestión de extensión, voy a dejar la critica al progresismo para la próxima nota.

El montonerismo tardío

El relato de los años 70 esta contado por los sobrevivientes de las organizaciones armadas. Algunos como escritores: Bonasso, Vertbiskty, Caparroz, Anguita, Soane, ex-militantes de Montoneros y del ERP . Y en otros casos, como testimoniantes que contaron sus historias a periodistas como Larraquy, Reato, o Maria O Donnell, por mencionar los mas conocidos.

Olga Ruiz, Investigadora de la Universidad de la Frontera, Temuco, al analizar lo ocurrido en los campos de concentración de Chile expresa: “los grandes relatos sobre nuestra historia reciente se han construido centrados en el heroísmo y la victimización, esquema binario que se afirma y consolida en la figura del traidor. Se trata en realidad de una triada (héroe-víctima-traidor) en las que el quebrado concentra -como un chivo expiatorio- las contradicciones, los fracasos y la derrota de la izquierda chilena”. “Es más sencillo atribuir la caída sostenida de militantes a unos cuantos traidores que analizar críticamente las políticas adoptadas por las dirigencias de las organizaciones revolucionarias.”

Esta definición vale para la experiencia argentina. Victimas, héroes y traidores. Para el relato montonero de la historia, el primer traidor es Perón. “Perón traicionó a los jóvenes” . Una muletilla repetida hasta el hartazgo. “Perón se alió con la burocracia sindical, con la derecha, nos hecho de la plaza, y creó la Triple A para aniquilarnos. Y nos dejo de herencia a Isabel y Lopez Rega”.

Este discurso convalida la idea de un Perón nazi-fascista, que era el mismo mote que le habían colgado, las clases medias universitarias progres en 1945. Claro que la lista de traidores no se agota en Perón. Entran en ella, “la burocracia sindical”, los otros grupos de JP, y todos los que no comulgaron con la predica de lucha armada del ERP y Montoneros. Incluso caen en esa nómina sobrevivientes de los campos de concentración, y muchos militantes que no salieron al exilio y salvaron su vida igual.

Ahora bien. ¿Que tiene que ver este relato sesgado y mal contado con la realidad actual.? Bueno en primer lugar con la cancelación de la figura de Perón. De quien, lo mas piadoso que se dice, es que en 1973, ya era un viejo lelo manipulado por Lopez Rega e Isabelita. Y, en esa cancelación ingresa todo el pensamiento del tercer Perón, su propuesta de Unidad Nacional y su ultimo legado el Modelo Argentino para un Proyecto Nacional. Todo eso se cancela y se lo reemplaza por un peronismo que no sigue las ideas de Perón, sino de la vanguardia revolucionaria y socialismo a la cubana, adoptadas por Montoneros a partir de 1974.

Entonces hoy, ¿que es el peronismo histórico?. ¿La idea de Comunidad Organizada enunciada por Perón en 1949?; ¿o la Patria Socialista enunciada por Montoneros en 1974-75 ?. Eso plantea un primer problema de identidad para quienes nos decimos peronistas.

Si ha esto le sumanos dos frases cancelatorias muy de moda : “nadie tiene el peronometro” y “peronistas somos todos”. Esto claramente habilita, a que cualquier nuevo militante recién llegado desde el troskismo o del viejo PC, dicte una conferencia sobre la lucha de clases y la construcción de la dictadura del proletariado, y diga que eso es peronismo, porque él se autopercibe peronista. Y que los jóvenes que no mamaron peronismo, compren la idea, y que los viejos se vayan puteando a votar a Moreno o Schiaretti.

Ese relato de los setenta mal contado, extendió al presente, la desconfianza y el desprecio hacia las organizaciones sindicales y sus dirigentes. Porque si estuvo fenómeno matar a Vandor, Alonso, Rucci, Kloosterman, Santillan y tantos otros, como no putear hoy a los “gordos” y colgarle el mote de traidores porque no declaran la huelga general revolucionaria para voltear a Milei. Y no es que yo crea que los muchachos son angelitos. Renguean y bastante por el lado de la guita, igual que muchos de los nuestros, de la dirigencia juvenil y política. Pero, el Movimiento Obrero Argentino, sigue siendo uno de los mas poderosos del mundo. Y en cada sindicato, se las arreglan muy bien para realizar el difícil equilibrio, de mantener las fuentes de trabajo y recuperar el salario. Y los trabajadores los siguen eligiendo.

El exceso de romantización y exaltación de la lucha armada, creó el colectivo “los que llegamos tarde a los tiros y nos quedamos con las ganas”. Cuento una anécdota personal: en época de Macri, un ex-montonero muy fierrero él, que vive en España, responde un posteo mio de Facebook: “Pibe lo que Vds tienen que hacer, es agarrar la bandera de Evita en una mano, y la metra en la otra y salir a liquidar macristas” . Yo le respondo: “Fenómeno! Porque no volvés a la Argentina y vas arrancando vos con los tiros”. El tipo responde “como… me ofendes…yo soy un héroe de la resistencia”. Claro, el tipo se considera héroe, y da clases de heroísmo por Facebook. Bueno, este es un caso extremo, pero conozco varios que viven aquí, y les encanta contar historias de tiros y operetas que seducen al auditorio juvenil. Tirar tiros a los veinte años, tiene sus lógicas, pero a los 70 u 80, seguir con la misma lógica, sin hacer un balance autocrítico de los errores, y de los costos en vidas propias y ajenas de la violencia, es de adolescente pelotudo.

La tentación de resolver los males del mundo por la vía rápida de la violencia, por generaciones, sedujo a los jóvenes de izquierda y derecha. Y, aunque Argentina tenga una trágica historia en materia de violencia, después de tanto relato romántico, el bichito de agarrar la metralleta sigue picando. Aunque son otros tiempos, y los guerrilleros de hoy prefieren el teclado del Iphone antes que el gatillo de un arma, en las redes pululan los discursos de subir a Sierra Maestra.

Y, quienes vivimos los setenta sabemos bien, que a la violencia se llega primero desde el discurso. Y, como dije antes, la violencia suele seducir a los jóvenes sin distinción de ideologías, fueron jóvenes católicos y radicales los Comandos Civiles en el 55; fueron jóvenes, los de Tacuara en los 60 que perseguían judíos; y jóvenes los guerrilleros setentistas. Por eso, no debemos extrañarnos que un día, unos pibes libertarios piensen “hoy me convierto en San Martin”, y aprieten el gatillo contra la Vicepresidenta de la Nación Argentina.

Otra herencia del relato setentista es la recurrencia a la victimización. Esto arranca en la concepción de las cúpulas montoneras en el exterior. Firmenich decía : no importa cuantos mueran, aunque queden vivos cien nuestros, el pueblo va a reconocer el sacrificio y nos va a elegir como su vanguardia y conducción. Y aunque no lo pusiera en palabras, pensaba, cuantos mas muertos, mas sacrificio, mas reconocimiento. Esto dio origen a otro colectivo el de : “los muertos los pusimos nosotros”. Tipos que hablan subidos a una pila de muertos. Hablar en nombre de los 30 mil, dota al expositor de un aura de superioridad moral que no se discute, porque si se habla en nombre de los muertos, eso es inapelable.

Ademas, esta distinción de haber luchado contra la dictadura, haber sufrido cárceles y torturas, se hace extensiva a un espacio tan amplio, que incluye a quienes eran puberes o no habían nacido todavía en 1976. Pero, decirse y sentirse victima de la dictadura y toda otra agresión posterior, posiciona al expositor en un escalón superior al resto de los mortales, que además están en deuda con él que fue victima y debe ser reconocida.

Enganchado con lo anterior, surgió una suerte de herencia de representación, casi un tema dinástico : los hijos de la generación diezmada. Que, incluso, posicionó a Wado de Pedro como candidato a presidente, un muy buen dirigente sin dudas. Pero, que aparece con un plus extra de valores, que no tendría ni Massa, ni Grabois, ni Kicillof, cuyos padres no son desaparecidos.

Aunque sea reiterativo siempre me veo en la obligación de aclarar mi visión. Acá no hubo dos demonios, ni hubo una guerra. A partir de 1976 hubo un sistema represivo clandestino amparado desde el estado que torturó y asesino a miles de argentinos. Eso no esta en discusión.

A partir del retorno a la democracia y en la necesidad de juzgar a los represores, se evitó, hacer mención de la militancia política de los desaparecidos. Recién a partir de 2005 o 2006 se comenzó a reivindicar su militancia en las distintas organizaciones.

Pero, con el tiempo esa reivindicación de la figura del desaparecido, evolucionó a la reinvidicación de las propuestas y acción de las organizaciones armadas. Y, sin asumirlo expresamente el espacio peronismo-kirchnerismo quedo política y culturalmente reivindicando, o al menos no cuestionando, el rol de la lucha armada, antes y después del golpe de 1976.

Y, claro, un día apareció alguien que dijo, Vds reinvidican sus muertos, nosotros queremos reivindicar los nuestros. Y la respuesta no escrita, pero insinuada de este lado fue : sus muertos fueron todos torturadores y asesinos. Pero, los hechos históricos no coinciden con esa calificación.

Ademas de algunos jefes militares y policiales involucrados en la represión, la guerrilla mató sindicalistas, empresarios, políticos, policías de la esquina, y jóvenes civiles que estaban cumpliendo el servicio militar obligatorio.

Negar la existencia de esas victimas, es casi de una muestra de cinismo e hipocresía, que no hace sino generar una reacción en contrario, que termina beneficiando a aquellos que la justicia esta condenando por sus crímenes.

Otra consecuencia del mal relato setentista, es el abuso de la palabra dictadura, dictador, facho, que llevó a la banalización de esos términos.

En uno de los grupos de wasap de catarsis colectiva que frecuento, un día alguien escribió “el dictador Morales cambio la fecha del feriado del viernes al lunes, esta atentando contra los derechos humanos de los docentes” . Yo le contesté “flaco si cambiar de día un feriado es atentar contra los DDHH, que queda para la tortura seguida de muerte” .

Se uso, y sigue usando tanto, la palabra dictadura, fachos, para descalificar a cualquier adversario político externo o interno que se la terminó vaciando su real contenido.

Cualquiera que no comulgara con el catecismo nuestro era rápidamente tildado de facho y/o colaborador de la dictadura, desde Hugo Moyano hasta el Papa Francisco.

Y obviamente todos los militares, gendarmes y policías, son vistos como miembros de la represión, aunque la mayoría de ellos tienen menos de 50 años, y ni habían nacido en 1976, pero el uso de uniforme, aunque sea de zorro gris, ya los convierte en cómplices de la dictadura.

Este uso abusivo de calificativos, de fachos, dictadores, represores, etc.. fue produciendo un hartazgo en la sociedad y una reacción de péndulo, que permitió a Milei repetir en un debate una frase textual del Almirante Massera y que fuese aplaudido y votado.

Por ultimo no dejo de mencionar, ciertos rasgos, organizativos autoritarios que tomaron algunos grupos de jóvenes que ya no son tan jóvenes. La idea de que la Orga está por encima de todos los sectores del peronismo. Que lo verdaderamente importante es acumular poder para la Orga, y no para el conjunto del Movimiento. La palabra fierros que traducida al hoy, significa cajas, puestos, contratos, guita. El ocupar territorios pasando por encima a sus lideres naturales. Sistemas de funcionamiento stalinistas de control y alcahuetería. Verticalismo militar en ordenes y disciplinamiento. O sea han copiado gran parte de los defectos de las viejas militancias y pocas de sus virtudes que las tuvieron y son para rescatar y poner de ejemplo.

Resta aclarar que ni Nestor, ni Cristina fueron militantes orgánicos de Montoneros. Ambos eran militantes de la JUP en La Plata, cuando en febrero de 1974, su grupo de pertenencia que lideraba el entonces diputado provincial Carlos Negri, rompió con la organización, adhiriendo a la fractura de la JP Lealtad que cuestionaba el enfrentamiento de la dirigencia montonera con Perón y la continuidad de la violencia armada en gobierno constitucional. Este alineamiento político, mas su traslado a Santa Cruz, les salvó la vida en una ciudad como La Plata azotada por la represión.

Cuando Nestor Kirchner comenzó a construir su proyecto político nacional, armó el Grupo Calafate. Allí convocó a sus viejos amigos y compañeros de universidad de La Plata, entre ellos había varios ex-montoneros que habían pasado por la cárcel y/o el exilio.

Cuando llegó al gobierno, si bien sus propuestas en términos políticos y económicos estaban lejos del socialismo cubano, en términos culturales alentó rasgos del viejo montonerismo y les dio espacios en distintas áreas de gobierno a antiguos militantes de la llamada Tendencia Revolucionaria.

Cristina, si bien siempre dejo hacer. Ya, en los 70 y como Presidenta, fue bastante critica de Montoneros, incluso en algunas ocasiones lo manifestó en discursos públicos, que la prensa oficial se encargó de minimizar.

Pero, bueno, lo concreto es que ese montonerismo tardío mezclado con dosis progresismo intenso le ganó la batalla cultural al peronismo original, e instaló dentro del peronismo-kirchnerismo un coctel político-ideologico que terminó sucubiendo frente al cóctel político-ideologico de la nueva derecha. Y aquí estamos….

En mi próxima nota hablaré del progresismo que supimos conseguir.

Aldo Duzdevich

Continue Reading

OPINIÓN

«Cada día que pasa es un punto menos para la Argentina», por Ezequiel Beer

Published

on

Las largas e infructuosas negociaciones del Gobierno para intentar destrabar un crédito de 15 mil millones de dólares ante el FMI, la languidez de las reservas del BCRA y la abrupta caída de los ingresos fiscales bajo extremas presiones del sector agropecuario por una devaluación hacen de la macroeconomía argentina una bomba de tiempo pues también avanzar con una mayor ajuste plantearía el desate de una guerra totalmente abierta por parte del Gobierno con el conjunto de la Sociedad.

El curso de la gestión gubernamental va sumando cada día mas y mas pobres pues en efecto desde que asumió se han sumado 4 millones de pobres e indigentes que podría aumentar exponencialmente de generarse una devaluación descontrolada pero en efecto son pocas las reservas monetarias capaces de morigerar sus efectos.
El » arte » de sus politicas ha logrado lo que hace mucho tiempo no sucedia en el pais es decir la union de los reclamos de los trabajadores con los estudiantes siendo el primer paso la Marcha Universitaria del proximo dia martes.

Es muy probable que no sera la unica sino que es el punta pie de inicio para la sumatoria de una serie de reclamos sociales donde ahora la mismisima clase media se ve afectada por un Gobierno que voto en gran parte al igual de varios estratos semi bajos que intentaron en vano evacuar un hastio politico y una decadencia prolongada de su economia.

Ahora ambos estratos se encuentran en el mismo lugar en busca no solo de una salida politica sino de un claro liderazgo y de una certera conduccion.

Dicha combinacion puede dar lugar a nuevos emergentes tales como Ricardo Quintela, Axel Kicillof, Juan Grabois y Pablo Moyano entre otros.

El principal objetivo estratégico es la pronta salida del poder de Javier Milei que por lo visto no hay ningún tipo de cesión sino todo lo contrario el redoblamiento permanente de la apuesta lo que puede implicar la necesidad de forzar dicho corrimiento bajo un contexto puntual y determinado que permita combinar tanto los factores macro como los micro.

Cada día que pasa es un punto menos para la Argentina.

Ezequiel Beer –

Continue Reading

OPINIÓN

«El Mundo Bidimensional y las nuevas formas de la política «, por Ariel Rolfo

Published

on

Foro Llao Llao: El Club Bilderberg Criollo

Este foro es como una especie de Club Bilderberg criollo, foro de las castas que detentan el poder permanente en la argentina. El mismo realiza un encuentro anual donde se cita a los funcionarios jerárquicos de estado para que expongan ( rindan examen) y también se realizan actualizaciones de geopolítica, economía, competitividad y tecnología, etc.
Este es el formato básico y la agenda anual del Foro del LLao LLao que en última instancia es un encuentro privado y exclusivo del círculo rojo… la Oligarquía Contemporánea Argentina.

EL PASTOR DE LAS ELITES Y DEL HOLOCAUSTO ARGENTINO EN EL LLAO LLAO

El presidente Javier Milei llegó anoche a Bariloche para participar del Foro Llao Llao que se realiza en el hotel del mismo nombre y que convoca a los principales empresarios del país.

Se trata de un encuentro que no es público y que es exclusivo para los dueños del poder económico del país que en última instancia son los titiriteros de Milei, son quienes están atrás del Mega DNU y la proyectada Ley Omnibus que cambia profundamente la arquitectura económica, política y jurídica con un impacto deletéreo sobre la realidad socioeconómica y geopolítica del país.

Interesante es el análisis que hace el politólogo, docente e investigador de la Universidad de Lisboa Andrés Malamud, que también participa del evento, en dialogo con la prensa al referirse a Javier Milei dijo que:

“Milei tiene algo diferente: inspira simbólicamente una cosmovisión que te permite soportar los dolores del presente con expectativa del futuro. Transmite convicción. Mantiene popularidad y es un Gobierno que no generó satisfacción material”.

“La gente sabe que está mal y cree que va a estar mejor. Él vendió esa expectativa. Tiene una capacidad fuera de lo común de construir una percepción en el futuro. Es lo que hacen las religiones. Menem hacía promesas materiales. Él promete ajuste. Eso lo hace mantener la popularidad. Eso solo te lo da una cosmovisión religiosa”

Es una buena descripción de alguien que se cree un ser Mesiánico que desde esa autopercepción lleva adelante su accionar feroz e inhumano impregnado de un Fundamentalismo Ideológico, solo coherente en la teoría de los libros pero no en la realidad.

Este análisis del emisor del mensaje, que se demostró efectivo, este análisis del Pastor de las Elites cuyo fin es someter al pueblo para tener una mayor complitud e integralidad se le debería agregar el análisis del receptor del mismo, la ciudadanía argentina y las causas por las cuales la misma en un estado de incertidumbre y decepción tiene receptividad de ese mensaje pastoral autodestructivo.

BATALLA CULTURAL Y TECNICAS DE MANIPULACION SOCIAL

Es un dato de la realidad que la ciudadanía en su mayoría se encuentra decepcionada de la clase política argentina la cual durante el periodo democrático no pudo resolver satisfactoriamente la problemática ciudadana, por esta razón mayoritariamente la sociedad aborrece los políticos y por carácter transitivo la política, que es la única herramienta que le permite a un pueblo gobernar su destino… lograr el Bienestar del Pueblo y la Grandeza de la Nacion.

Entre las causales podemos mencionar:

• La incapacidad de los gobiernos populares en la formación de una Conciencia Colectiva que cristalice en el corazón y las mentes de la población cuáles son la causas basales de nuestros males

• Las falencias de los gobiernos populares en resolver los problemas de la gente, una clase política incompetente, indolente y muchas veces corrupta.

• El accionar de los grupos de poder locales (oligarquía) que con su maquinaria cultural-comunicacional logro a través de los años frivolizar los valores de vida de la población, adormecer el espíritu patriótico y despolitizar a la ciudadanía logrando un alto grado de desinterés, aversión, ignorancia y analfabetismo político.

Esto permite que en cada instancia eleccionaria la ciudadanía no pueda evaluar la significancia política de cada candidato y que las opciones creadas desde el poder sean las opciones que terminan siendo votadas aunque estas claramente vayan contra los intereses de los propios votantes.

Ya no existe en la ciudadanía la capacidad de discernir políticamente sino solamente la de optar, el pensamiento crítico racional y analítico dejo paso a la opción emocional del momento determinada esta conducta en gran medida por la realidad virtual-comunicacional de las redes sociales y los medios de comunicación.

Hoy vivimos un mundo bidimensional donde el mundo físico y el mundo virtual-comunicacional interaccionan, la batalla política debe ser dada simultáneamente en las dos dimensiones, aquellos sujetos políticos que se queden anclados solo en uno de ellos solamente estará presente en una de las dimensiones o escenarios en donde se da la lucha contemporáneamente y transitara en forma minusválida su camino político futuro.

Hoy el campo popular todavía es fuerte la lucha que se lleva adelante en el mundo físico, pero es débil en el ámbito Virtual-Comunicación donde la Batalla Cultural y la Guerra Psicológica que llevan adelante de las Elites les lleva ventaja.

El moderno herramental utilizado por las Elites de Poder es variado:

• Utilización de teorías y técnicas sociológicas de manipulación de masas e Ingeniería Social provenientes de algunos entes institucionales como el Instituto Tavistock o de noveles estrategas políticos como Steve Bannon.

• Manejo casi monopólico del canales de comunicación y desinformación masiva con su dotación de notorios periodistas que en realidad solo son “mercenarios comunicacionales” de la empresa de medios que vende su servicio al poder económico.

• Manejo profesional de Redes Sociales con la replicación de espacios periodísticos de comunicación y desinformación al que se le suman legiones de troles pagos, lideres de opinión “digitales” subvencionados económicamente y potenciados por sistemas de bots informáticos, etc.

Cambio el mundo, cambio la sociedad y contemporáneamente también cambio la forma de hacer política.
Si desde el campo nacional y popular nos quedamos exclusivamente con las técnicas y prácticas del pasado estamos condenados a perecer ya que lo que demuestra la historia es que cuando se enfrentaron dos civilizaciones la más avanzada o evolucionada sometido o extermino a la que lo era menos.

Seria sensato tener en cuenta esta realidad y evolucionar políticamente en lo operativo ya que tanto el PRO como La Libertad Avanza, que en distintas instancias nos han derrotado, han utilizado muchos estos nuevos herramentales con impacto efectivo en el mundo bidimensional contemporáneo en que vivimos.
Si bien el campo nacional y popular debe mejorar su performance en el mundo virtual-comunicacional no debe menospreciarse el accionar en el mundo físico ya que la efectividad se encuentra en la sinergia creada con el accionar simultaneo en ambas dimensiones, es esa combinación lo que impacta en forma determinante en el mundo real que es hoy el Mundo Bidimensional.

Esta adaptación instrumental al presente no debe hacernos perder de vista nuestra misión principal sino solo seremos una maquinaria electoral eficiente para ganar elecciones pero no para gobernar en función de la Felicidad del Pueblo y la Grandeza de la Nacion.

Si bien es bueno y necesario que evolucionemos en nuestra forma de hacer política también es importante que recuperemos nuestros valores y nuestra esencia política del pasado para dar respuestas validas en el presente, ya que esos valores y esa esencia es lo que nos da la identidad de quienes somos y que objetivos tenemos.
Ese patrimonio político doctrinario, que no debemos olvidar ni traicionar, es en última instancia el que nos da el Sentido Histórico de nuestra existencia y significancia como Movimiento Nacional.

Ariel Rolfo

Continue Reading

Tendencias