La Plata, Buenos Aires, Martes 4 de Octubre de 2022 -  08:19 am 
OPINIÓN

15-09-2022

Una gira triunfal


Al menos es lo que dan en condescender los escribas de todos los colores. La recepción en los EEUU alcanzada por Sergio Massa, una Fiesta para el disfrute.

Massa fue a rendir examen. Sus inquisidores fueron funcionarios de alto rango del Gobierno yanqui, el FMI, los CEO de las grandes petroleras. Todos ellos supuestamente preocupados por nuestro bienestar actual y por como nos enderezamos hacia un futuro próspero. No hay razones para descreer de las buenas intenciones de semejantes benefactores.

Antes del viaje los deberes
Nuestro Superministro de Economía se ha tomando a pecho la pesada carga que representa enderezar a la Argentina. Su inalterable premisa: honrar a como dé lugar los acuerdos con el FMI.

Alguien deberá pagar los costo. Comenzaron con tirones de orejas a los Señores de los silobolsas y a los formadores de precios. Para pasar sin transición del impuesto a las ganancias extraordinarias y el dolarcito soja al flor de dólar que ha premiado la extorsión de terratenientes y cerealeras exportistas.

El Mercado, esa pandilla de parásitos y especuladores, que pusieron el dólar negro en $ 350, premió la designación de Massa con un veranito cambiario. El dólar pasó a
valer $ 290. Y cuando el domingo 4 (en las vísperas de su viaje a Washington), Massa se juntó con las Bolsas de Cereales para anunciar las concesiones, el Mercado ubicó el dólar de las cuevas en $ 270. ¡Eso es tener Poder!

¿La falta de dólares es nuestro único problema? O siquiera el principal. El goteo que obtuvo el Gobierno, ¿es acaso la salida? Muy malo el diagnóstico. Recostarse en los enemigos del Pueblo y de la Patria es la peor la solución.

Una Deuda que lo condiciona TODO
La Deuda, el instrumento dilecto que utilizan los Poderes globales para nuestra dominación. La peculiaridad del paquetón otorgado por el FMI a Macri era que sobrepasó todos los límites del descaro y la ilegitimidad. En las dos puntas de este obsceno contubernio la Deuda era escandalosa. Pero Alberto Fernández y Martín Guzmán definieron reconocerla.  Para convertir en ley el Acuerdo con el Fondo Monetario debieron recurrir al espíritu “republicano” de Juntos por el Cambio. Que en esa ocasión dejó de lado el obstruccionismo y votó gozosamente junto a jirones del Frente de Todos. Macri agradecido.

¿Y que de la Pobreza? ¿Dónde quedó la inflación?
Con la pobreza en el 40 % y la inflación rondando el 100 % anual no faltan quienes se vanaglorian por avances en el plano económico. Y, en función de esos dudosos éxitos justifican el ajuste y la devaluación.

El cinismo de sus anfitriones no tiene límite. Massa le cuenta al FMI que estamos cumpliendo las metas acordadas. Que finalmente hemos puesto en caja el déficit fiscal. Y estamos al día con los pagos a acreedores. Es entonces que Kristalina Giorgieva declara que “la inflación encabeza la lista de los problemas”. “Esto es devastador, especialmente para los pobres de Argentina”. Gracias compañera K. G. por ampararnos.

Solo fotos, nada más
Una foto con Janet Yellen, Secretaria del Tesoro. Otra con Giorgeva. En ambas reuniones debió escuchar similares encomiendas: acelerar el ajuste. Lo que ya está en curso. Una prueba de ello es el Proyecto de Presupuesto 2023 ingresado al Congreso. Y encarar las Reformas estructurales. Tiempo atrás la palabra Reforma significaba un cambio progresista, en beneficio de los sectores populares. Sin la magnitud de una Revolución la Reforma entrañaba avances en el camino correcto. Así la Reforma Agraria que expropiaba latifundios para entregar Tierra a quienes efectivamente la trabajaban. O la Reforma fiscal apuntada a revertir el esquema regresivo de los actuales impuestos.

Resulta ser que ahora el eufemismo Reforma se orienta a terminar con los abusos de los trabajadores y los jubilados dada sus absurdas pretensiones de defender conquistas que demandaron sangre. O un afiebrado Derecho a una vida justa.

El macrismo ya adelantó que implantará tales medidas (en algunos casos un retorno al siglo XIX) en los primeros 90 días de su pretenso segundo Gobierno. 

De pragmáticos e ideologizados
La corresponsal de Clarín en USA nos ilustra. Frente a los irresponsables que pretenden imponerle su ideología a la realidad están los pragmáticos con los píes sobre la tierra. ¿Adivinaron en cual de estas categorías ubica a Sergio? Lo cierto es que tal contraposición encierra una falacia.

¿Habrá quien suponga que el Ministro carezca de una ideología y encare las negociaciones por mero espíritu práctico? ¿Qué haya debido violentarse para digerir tantas agachadas? Para nada. Massa se siente cómodo en tal rol. Y en su papel de pragmático está practicando su ideario de siempre. ¿Soberanía, Independencia, Justicia social? De otra época. Hoy no se puede (o no te dejan). El objetivo de máxima, encontrarnos un lugarcito en el paisaje de la Dependencia.

Por el contrario, quienes pertenecemos al campo popular encarnamos Principios para nada arbitrarios. Con mayor o menor conciencia sabemos que no habrá porvenir si no enfrentamos a los sectores dominantes. Enemigos declarados del Pueblo y de la Nación. Que es una patraña ese mítico escenario político y económico donde ganemos TODOS (ELLOS y NOSOTROS).

Una vez más nos convocan a rescatar nuestra Argentina de la postración. Para ello deberíamos sobrellevar años (¿décadas?) de esfuerzos y privaciones. Al final recibiremos los frutos del sacrificio. Una mala mentira. Porque jamás derrama.

El Pueblo también es práctico 
El campo popular está recorrido por vertientes que abrevan en distintas tradiciones. Por tanto, una primera definición práctica es la imperiosa necesidad de unirnos alrededor de nuestros intereses comunes. Sabedores de la peligrosidad que les entraña el Pueblo Unido la oligarquía, los monopolios, los imperialismos y sus poleas locales, la Justicia y los Medios trabajan (no sin éxitos) por fragmentarnos. En esta pulseada estamos.

La lucha contra las injusticias es una tarea a tiempo completo. Recuperar la vilipendiada Soberanía y hacer realidad nuestra Independencia política y económica son inseparables de un día a día digno para las grandes mayorías. Pagar la Deuda odiosa significa un ajuste intolerable. Una vez más ELLOS o NOSOTROS.

El recuerdo de Braden
Un hiperactivo Marc Stanley no se priva de nada. Mantiene contactos con Tirios y Troyanos. Pero su corazoncito está de un solo lado. Ante la previsible victoria de Lula en Brasil (y tras de los resultados electorales en Bolivia, Chile y Colombia) los yanquis deben asegurarse el regreso de Macri en el 2023. O antes como planteara el bueno de Marc en arenga pública. Ocupado en preparar el periplo de Massa a la Meca, el Gobierno dejó pasar la provocación de Braden.

Los apretadores
El hombre de Joe Biden no es el único. Le hace compañía el gurka de Trump en la Presidencia del BID. Mauricio Claver Carone fue el gestor Senior del “préstamo” del FMI a manos de su tocayo Macri. Quien no se privó de denostar a la Argentina en tono agraviante hace solo semanas ahora recibe a Massa amigablemente.

En Houston recibieron a Massa los lobos hambrientos de las principales petroleras, Exxon Mobil, Chevron y British Petroleum. Y Schlumberger, Halliburton y Baker Hughes, contratistas de servicios. Cada uno de ellos, procurando quedarse con un pedazo de nuestra Vaca Muerta. A todas ellas les aseguró “reglas óptimas”.

¡Cómo no rememorar el Art. 40 de la Constitución del 49 cuando afirmaba “Los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes naturales de energía, con excepción de los vegetales, son propiedades imprescriptibles e inalienables de la Nación”.

A los yanquis los tenemos calados
Los conocemos. Nadie duda que Biden o Trump, más allá de sus respectivas personalidades, son sustancialmente lo mismo. Que Demócratas y Republicanos se turnan en administrar los EEUU al sagrado servicio de sus conglomerados monopólicos y de sus Fondos usurarios. No es tema de debate. Lo SABEMOS.

Pero los venerables imperialistas yanquis no son los únicos enemigos. Comparten tal calidad (de imperialismo y enemigo) Alemania, Gran Bretaña, China, Francia, Rusia, Japón. Entre ellos disputan sin reparar en daños. Sus tropelías las pagamos los Pueblos del Mundo y la Naturaleza. Un sangriento vale todo. ¡¡¡Ay de quien se confunda al creerse los cantos de sirena de alguna de estas alimañas!!! Porque en relación a nuestros Pueblos y Naciones todos los imperialismos se comportan del mismo modo. La expoliación y la depredación ESTÁN EN SU ESENCIA.

El 2 de setiembre
Estas líneas no deben ser leídas como un catálogo de pálidas. Sin desconocer las dificultades, nuestro Pueblo no acepta el papel de Convidado de Piedra. El viernes 2 de setiembre, en apenas 12 horas del intento de asesinato de Cristina Kirchner, dimos una contundente prueba de temple. La inmediatez, masividad y espontaneidad de las manifestaciones ocurridas en todo el país conmueven. Y son elocuentes del poderío de un Pueblo movilizado.

Para cerrarle el camino a Macri y su banda no nos sobra nadie. En el turno electoral del año pasado millones de los nuestros dijeron “Así no!!!” Ya entonces el rumbo de la política y economía era percibido como equivocado. Cuanto más ahora con tamaño ajuste, tarifazos, inflación…

Peleamos por el cambio de rumbo. Lo cual es condición de posibilidad para enfrentar al gorilaje macrista con la totalidad de nuestras fuerzas. Poner sobre la mesa la Agenda del Pueblo y de la Patria y derrotar la Agenda de los enemigos. Preparar la contraofensiva popular. Único sendero para salir del pozo.

Untitled Document