La Plata, Buenos Aires, Martes 18 de Enero de 2022 -  09:50 am 
POLÍTICA

09-12-2021

"Bob Dole, el hombre que intentó ganarle a Clinton", por Manuel Carreras


A la edad de 98 años, falleció Bob Dole, ex senador y ex candidato a la Presidencia en 1996 por el Partido Republicano.

Nacido y criado en el estado de Kansas, Dole representó durante décadas un fiel reflejo del Partido Republicano. Sirvió como miembro de ambas cámaras del Congreso por más de treinta años, además de haber sido segundo teniente de la 10ª División de Montaña en el frente italiano durante la Segunda Guerra Mundial con 22 años.

Estudió en la Universidad de Kansas, en la Universidad de Arizona y en la Universidad de Washburn. Abogado y con un futuro prometedor, fue elegido en la Asamblea General de Kansas cuando solo tenía 27 años de edad.

En 1960 resultó elegido miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos por el 4º Distrito de Kansas (siendo reelegido en los años 1962, 1964 y 1966). Durante su estancia en la cámara baja, Dole fue un defensor de los intereses del Partido Republicano, en contra de muchas disposiciones provenientes del Partido Demócrata durante varias administraciones de dicho partido. Como congresista tuvo que hacer frente a las Administraciones de Kennedy y Johnson. Con este último, Dole fue un opositor al famoso programa “Gran Sociedad” de los años sesenta. Sin embargo, Dole se mostró a favor de la legislación relacionada con los derechos civiles de los norteamericanos durante esa etapa de su vida política, sobre todo, la Ley de Derechos Civiles de 1964 (que tenía como objeto reducir la segregación y discriminación racial).

Su segundo desafió ocurrió en 1968, cuando fue electo senador por el mismo estado, Kansas. Dole fue reelecto senador en cuatro ocasiones más, en 1974, 1980, 1986 y 1992. Durante su permanencia en el Senado, Dole se destacó por su conservadurismo y por ser una persona que pudo entablar puentes de conexión entre los sectores más antagónicos en el Senado norteamericano.

En el año 1976, mientras era senador, el presidente Gerald Ford, que estaba terminando el mandato no terminado por Richard Nixon, decide ir por la elección presidencial ese año. Por ese entonces Ford sufría el asedio de los sectores conservadores de su partido -liderados por el ex gobernador de California Ronald Reagan-, que lo veían excesivamente centrista. Ello hizo que Ford buscara incorporar a Dole para compensar ese handicap. Como compañero de fórmula, el oriundo de Kansas fue el elegido para ser candidato a vicepresidente, desplazando al incumbente vicepresidente y ex gobernador Nelson Rockefeller, quien representaba el ala moderada del GOP. El resultado no fue el esperado, ya que, fueron derrotados por la fórmula Carter-Mondale ese mismo año.

Entre 1981 y 1985, Dole fue presidente del Comité de Finanzas del Senado, siendo una piedra angular en la estructura de gobierno del presidente republicano Ronald Reagan. Además de ser designado líder de la mayoría del Senado entre 1985 y 1987, donde tuvo que lidiar con uno de los escándalos más importantes de la política norteamericana como lo fue el “Irangate” en los años ochenta.

En 1988 llegaría su oportunidad de revancha. Tras ocho años de presidencia de Reagan, era hora de que una nueva cara del Partido Republicano emergiera y Dole poseía todos los pergaminos para ser candidato en las elecciones internas del partido. Ya se había presentado en 1980, pero en esta ocasión poseía una mayor experiencia para el cargo. Sin embargo, Dole caería derrotado frente a un imperioso George Bush, el cual se convertiría en el sucesor de Reagan, al vencer al demócrata Michael Dukakis en 1988.

La suerte no parecía acompañar a Dole, hasta que en el año 1996 se presentó la oportunidad de su vida. Finalmente, luego varios intentos fallidos, Dole, con más de setenta años en ese momento, pudo hacerse con la candidatura del Partido Republicano ese año, por encima de aspirantes como Pat Buchanan, Steve Forbes y Lamar Alexander.

Pero la fortuna volvió a serle esquiva. Desalojar a un presidente en ejercicio es una tarea a menudo virtualmente imposible en los Estados Unidos y Bill Clinton era un presidente inmensamente popular. A pesar de sus esfuerzos y de contar con el apoyo del partido, Dole no pudo vencer a un joven Clinton que luego de su primera presidencia, la mayoría de los norteamericanos les brindaron nuevamente su confianza para seguir en la Casa Blanca. Clinton obtuvo 379 votos electorales, con más de 47 millones de votos, imponiéndose en los estados más relevantes como California, Florida o Nueva York. Dole cosechó algo más de 39 millones de votos, con 159 votos electorales. En dichas elecciones también tuvo una aceptable participación el multimillonario Ross Perot, con más de 8 millones de votos.

Luego de la derrota en las elecciones presidenciales, Dole no ostentó ningún cargo de relevancia hasta el día de su muerte. Formó parte de distintas organizaciones civiles y publicó una gran variedad de libros. Sin embargo, nunca dejó de estar vinculado a la política.

Bob Dole mostró su lealtad al Partido Republicano en muchas ocasiones. Al punto de haber otorgado su apoyo al en su momento aspirante a presidente Donald Trump, sabiendo que los intereses del partido estaban por encima de los individuos.

Veterano de guerra, con 35 años al servicio del Congreso de los Estados Unidos, tres aspiraciones a candidato por el Partido Republicano y una participación en una elección presidencial, sin duda que Bob Dole fue una pieza relevante para el Partido Republicano y para la política de los Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XX.

Lic. Manuel Ignacio Carreras. Especialista en Relaciones Internacionales. Doctorando en Ciencias Políticas.

Untitled Document