Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Sábado 19 de Septiembre de 2020 -  07:01 pm 
ECONOMÍA

08-09-2020

Mar del Plata: gastronómicos abrieron sus puertas y cortaron calles para reclamar


En medio de la creciente ola de contagios en Mar del Plata, los locales gastronómicos de la ciudad abrieron sus puertas de 11 a 13 horas como modo de protesta y visibilización de la crítica situación económica que atraviesan desde hace seis meses, por la llegada de la pandemia de coronavirus (COVID-19).

De esa manera, cafés, bares y restaurantes de la localidad balnearia, que hasta ahora funcionan como deliverys o bajo la modalidad de “Take Away”, atendieron al público en mesas colocadas en la vereda de los comercios y hasta hubo corte de calles para profundizar el reclamo.

Esta situación se da ante la falta de consenso en la Comisión Especial de Reactivación Económica que le puso un freno a nuevas habilitaciones para actividades en fase 3, los comercios reabrirán sus puertas para pedir por una apertura inmediata para el sector, que se mantiene inactivo desde marzo.

Por ese motivo, los empresarios del rubro aspiran a que desde la Comisión los habiliten a montar mesas en el exterior con áreas peatonales, tal como ocurrió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) donde surgieron fuertes cuestionamientos por la aglomeración de personas que no contaban con tapabocas.

En ese sentido, según los referentes del sector gastronómico local señalaron que muchos locales tuvieron que abrir de forma clandestina para subsistir porque la mayoría de ellos está fundido, y remarcaron que “es una protesta, nosotros abrimos pero volvemos a cerrar”.

En tanto, el responsable del café Barracuda marplatense, Hernán Szkrohal, señaló que “es algo que se da por más que no se permita porque la situación nos obliga a tener que abrir para seguir afrontando los costos, distinto sería si existiera algún subsidio o crédito a tasa cero a pagar después de la reactivación.

Es lo único que tenemos, aunque cuatro mesas afuera para un restaurante no es una solución, pero es la posibilidad de mantenerse y obviamente, nadie pueda alentar la apertura dentro del local porque generaría un peligro de acciones penales”, manifestó Szkrohal.

Asimismo, el referente del sector gastronómico agregó que "hay un amplio consenso de protestar, no de entrar en rebeldía, por eso vamos a hablar tanto con la oposición como con el oficialismo para que se entienda la necesidad de la apertura de mesas afuera".

Bajo ese contexto, los comerciantes insisten en la necesidad de que los ediles y los funcionarios del municipio que conduce Guillermo Montenegro, den luz verde a las solicitudes de la actividad, ya que “las juntadas sociales nocturnas que se hacen entre los más jóvenes se podrían dar con protocolos en bares”.

Untitled Document