Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 13 de Julio de 2020 -  11:27 pm 
ECONOMÍA

12-06-2020

Empleados del Grupo Randazzo denuncian suspensiones y falta de pago


Las concesionarias de La Plata estuvieron en el ojo de la tormenta en mayo pasado, cuando trabajadores de Grupo Randazzo y Galia manifestaron que, pese a las promesas de que iban a cobrar su sueldo completo, solo les pagaron un 75% gracias a un acuerdo entre la patronal y el sindicato SMATA. En esa ocasión, los empleados de la firma (propietaria de las concesionarias Kiara, Peara y Ciara) explicaron que en abril fueron enviados a cumplir tareas desde casa, con la certeza de que iban a cobrar todo su sueldo, pero en mayo se encontraron con que habían percibido un 25% menos, algo que encendió todas sus alarmas.

Lo más llamativo de aquella situación fue que a unos diez empleados se les ofreció una alternativa para cobrar el 25% restante y todos ellos fueron enviados a trabajar en el establecimiento María Belén, en Echeverry, donde debieron colaborar cosechando kiwis. De acuerdo a la versión de los trabajadores, quienes accedieron a realizar ese (extraño, dada el área de competencia de una concesionaria) trabajo, sí cobraron el 25% que la empresa no les había otorgado.

En junio la situación recrudeció. Los empleados permanecen sin cobrar y no saben cuándo volverán a hacerlo. "Exigimos una mejor respuesta en la forma de pagos, ya que no dan respuesta certera de cuándo y cómo vamos a cobrar. Se basan en teorías y en días hábiles pero terminan posponiendo. Cuando exigimos una explicación al sector correspondiente nos esquivan o piden una forma 'cordial' de comunicar quejas. Pero la mayoría de la información que tenemos nos la enteramos entre compañeros", explicaron.

Por otra parte, denunciaron que muchos trabajadores están siendo suspendidos y el Grupo Randazzo se justifica "con una supuesta crisis económica la cual no entendemos, porque se siguen generando ventas, siguen habiendo entregas, siguen habiendo services y nada de eso es gratis". Además, advirtieron que a ninguno de los trabajadores suspendidos se les ofreció hacer home office.

"En cuanto a protocolos de seguridad, solo nos dan alcohol y barbijos. Los clientes se manejan como si fuera un día normal, la mayoría sin barbijos y sin cumplir tanto cantidad como distancia entre personas", indicaron los trabajadores y agregaron que "recién después de dos meses se dignaron a poner alcohol en gel en las paredes".

En esa línea, cuestionaron que si bien los turnos estaban pensados para atender firmas y services de personal esencial, "lo que menos hacen es cumplir esos acuerdos dichos por el Presidente". Según denunciaron los trabajadores siguen utilizando el transporte público, reservado para trabajadores esenciales; "por miedo a perder sus puestos, arriesgando su salud". "Se supone que se puede trasladar solo personal esencial, pero nuestros compañeros lo hacen sin un permiso oficial, rompiendo el acuerdo", manifestaron.

"Lamentablemente tras esta pandemia nos damos cuenta como el 80% de los empleados son tratados como un numero más. En las épocas donde se entregaban de 15 a 25 autos por día éramos los mejores, pero ahora en las malas nos hacen a un lado", denunciaron, aunque cerraron: "La crisis la superamos juntos".

Ante la consulta de 0221.com.ar desde la empresa optaron negaron las acusaciones, pero decidieron no sentar una postura pública sobre el tema e indicaron que prefieren centrar sus energías en "sacar las cosas adelante".


Untitled Document