Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 30 de Marzo de 2020 -  01:39 am 
OPINIÓN

30-12-2019

"Mendoza, 'Tú no derogas, NosOtros derogamos'", por Ana María Pardo


El Gobernador Rodolfo Suárez se encontró con un triunfo electoral de la mano de Cornejo que lo sacó de repente de una realidad algodonada, en las que se conjugaban brindis en las previas, durante y las post vendimias con inauguraciones de obras públicas caras y de dudosa necesidad en la Capital de Mendoza, a enfrentarse con la cruda verdad de un endeudamiento de más de 55 mil millones. De mirada celeste y tranquila, con silencios y pausas interminables, despistaron al mendocino desprevenido que no quiso escuchar o no pudo, quizás por el excesivo protagonismo del gobernador saliente, hoy Diputado Nacional, quien le sacó el trabajo de lidiar con las reuniones con militantes y besar niños. Todo fue a través de los medios de comunicación.

Recordemos las salidas por radio y televisión en cada corte publicitario de Cornejo hablando en primera persona de su excelente administración de Mendoza, al ser desdobladas las provinciales de las nacionales eran legales hasta el mismo domingo de las elecciones.

El tema es que el premio de ese éxito para Suárez fue hacerse cargo de vencimientos y de las promesas de campaña. De manera que apelar a la megaminería y avanzar sobre ajustes del Estado, continuando con la cosmética de poner énfasis en lo público – colocando adoquines frenéticamente por todos lados, arreglando plazas y paseos en desmedro de la presencia de Estado con recortes a la salud y educación, se convirtió en una constante desde el primer día.

El desapego del ‘ser mendocino’ no le permitió dimensionar la reacción social a la afrenta que significó tocar el bien más preciado. Total, si pasa pasa. Pero resulta ser que esto no pasó…
Desconcertado el Gobernador Suárez ante semejante movilización social cuyo clamor era la derogación, porque fue tan express el tratamiento de la modificatoria de la Ley N° 7.722 que ya no podían pedir el veto, que respondió como solo los neoliberales saben responder, con represión. Hoy la niega, sin embargo existió y fue tan fuerte para los mendocinos y mendocinas el impacto y el asombro que, lejos de disciplinarse, se distribuyeron en múltiples protestas a lo largo y a lo ancho de la provincia, consiguiendo que se suspendieran las fiestas de las vendimias en distritos y departamentos.

Luego de tanta locura, el Sr. Suárez, envió el proyecto de derogación de la Ley 9.209 para que la 7.722 siga vigente. Pero lejos de ser un acto que no existió y que se vuelve a foja cero, él sale de esta contienda desacreditado a los 15 días del ejercicio de su mandato, con un pueblo vigilante en las calles que desconfía de sus actos. Todos sus movimientos serán observados puntillosamente por mendocinos y mendocinas que a partir de ahora desconfían de él. No tanto la oposición formal, que en gran medida le dio su anuencia en representación de una parte importante del pueblo al que hoy no representan. Sino el pueblo común y corriente, sin y con banderías políticas dado que fue capaz de tocar lo sagrado para Mendoza – el agua.

Por todo esto, “tú no derogas, NosOtros derogamos”.

*Dra. en Educación. Docente e Investigadora

Untitled Document