Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 22 de Julio de 2019 -  03:09 am 
OPINIÓN

04-07-2019

"Un Acuerdo Comercial en clara desventaja para el Mercosur", por Paola Louys


Luego de semanas de negociaciones secretas entre las partes y mínima cobertura mediática, se llegó a un Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea. Hasta aquí una gran noticia, ya que la guerra comercial entre Estados Unidos y China, debilito a los mercados mundiales en general.

Este Acuerdo Comercial vinculante se suscribe para la concesión de profundas preferencias arancelarias mutuas y la reducción de barreras no arancelarias al comercio de bienes y servicios. Pero la pregunta es ¿porque la UE acepta hoy cerrar este acuerdo, hasta hace poco imposible?, creo que la respuesta se encuentra en la letra chica, que esta semana, será informada por el gobierno a industriales seleccionados por ellos. Parece que la información no es tan beneficiosa para las PyMes y por eso, una vez más, se las excluye.

Este es un paso más en la liberalización de las economías regionales de América del Sur, ya que no hay un esquema de desarrollo simétrico y equilibrado de las regiones. Hace años, Néstor Kirchner le dijo no al ALCA, acuerdo de Libre Comercio forjado en Estados Unidos, que precarizo la industria Mexicana, llevando a la pobreza a los obreros que trabajan para industrias mayormente instaladas en la frontera entre ambos países.

Pero a este acuerdo, aún le queda mucho camino por recorrer, ya que debe ser primero aprobado en los parlamentos de ambos bloques, luego pasar por los parlamentos de los 32 países que se encuentran en el Tratado, ser traducido a 25 idiomas y luego de más de 20 meses y con viento a favor, ser firmado.

El gran temor, frente a este Convenio Comercial, es la competencia desleal en la que nos veremos insertos. Hay varios puntos a trabajar, ya que la necesidad de la UE es mayormente de alimentos, lo que generará exportaciones regionales basadas en el sector agropecuario y nos obligará a importaciones industriales con valor agregado. Uno de los temas centrales en el que se hizo hincapié desde Europa fue, la necesidad de colocar sus automóviles en el Mercosur sin barreras no arancelarias; esto deja en claro que para nuestra industria automotriz se vienen tiempos económicos muy difíciles.

En el Mercosur, las Industrias que se verán impactadas por el Tratado, serán mayormente las Farmacéuticas, debido a la obligatoriedad desde la UE del no vencimiento de las patentes de las drogas médicas, medida que encarecería los medicamentos y haría peligrar a los genéricos; las Empresas que realizan Obra Pública, dejando que operen en las licitaciones sin tener base de operaciones en Argentina; las empresas que vendan insumos al estado, ya que nuevamente y sin base en nuestro país podrán ser proveedoras; también las economías regionales vinculadas al aceite de oliva, vinos y espumantes, quesos y lácteos, fuertemente apoyadas y subsidiadas en la UE por Francia, Italia y España; por ende en desventaja económica con nuestra región.

Un capítulo aparte se lleva la Industria Textil, ya destruida en nuestro país, y que debido la contraestación les facilitará el envío de sus excedentes pasadas las liquidaciones y a precios de remate. Aquí también se deberá tener en cuenta el certificado de origen de los productos, para controlar que los fabricados fuera de la zona del tratado sin la legislación correcta puedan ingresar como si fueran de manufactura europea.

Las voces de los Empresarios PyME, no se hicieron esperar, y no fueron de júbilo. Hoy en una economía recesiva; con el consumo en su piso más bajo desde el 2003 a la fecha, con una capacidad instalada que no supera el 60%; estar en desventaja a la hora de exportar o con una importación en gran escala, da cuenta que este Tratado, solo profundizara la crisis.

Otras voces se alzaron a ambos lados del Atlántico, como la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que expresaron de manera clara y contundente las razones por las que no aceptarán el Tratado.

En tiempos de Proteccionismo Comercial, en un mundo cada vez más complejo y en donde las grandes potencias comerciales subsidian a sus industrias, nuestras políticas productivas son nulas.

¿Qué podemos esperar de este gobierno? Solo la total y absoluta entrega de nuestro sistema Productivo e Industrial. Bienvenidos al mayor INDUSTRICIDIO de la historia nacional.

Paola Louys

Mesa Empresaria Justicialista – Peronismo Que Hace - PJ Escobar

polilouys@hotmail.com

Untitled Document