Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 25 de Marzo de 2019 -  01:39 pm 
OPINIÓN

02-01-2018

"Desdoblamiento elecciones provinciales", por Emilio Augusto Raffo


Mucho se ha dicho y publicado recientemente respecto del desdoblamiento de las elecciones en la Provincia de Buenos Aires, incluso un segundo desdoblamiento en lo que respecta a las elecciones municipales

Analicemos, objetivamente, los hechos y el derecho (en consonancia con nuestra anterior publicación).

Queda claro que el Poder Ejecutivo tienen la potestad constitucional y legislativa de convocar a elecciones en forma simultánea con las elecciones nacionales de acuerdo al art 2 de la ley 15262/59 y, en su defecto, simplemente no hacer uso de dicha opción y convocarlas dentro de los plazos que la ley 5109 establece en su ARTICULO 116°: (Texto según Ley 12926) “Las elecciones a que se refiere el Capítulo anterior se llevarán a cabo en una fecha comprendida entre los treinta (30) y ciento veinte (120) días anteriores a la culminación de los mandatos respectivos.”, reforma sancionada y promulgada en año NO ELECTORAL. (Fecha de Promulgación: 15/08/2002).

Queda claro entonces que el Poder Ejecutivo no tienen nada que consultar, mucho menos a la Suprema Corte de la Provincia, ni a los organismos electorales federales y locales, como se ha sostenido ( y no desmentido de esferas oficiales) . Digamos de paso que en el primero de los casos se trataría de un palmario y eventual prejuzgamiento y en el segundo una injustificable intromisión federal y un desprecio por la autonomía provincial.
Hasta aquí algo de manual respecto de la convocatoria.

Si bien en la nota antes aludida hice mención a ciertas versiones que daban por cierta la decisión de desdoblar las elecciones de las nacionales, como una forma de despegarse de la suerte de las mismas, parece claro que la decisión de convocar en forma separada a los electores bonaerenses no tendría otra razón, precisamente, que la de alinearse con el Gobierno Nacional, y permitir una suerte de “test electoral” razón por la cual se alentaría la decisión de modificar los plazos de convocatoria precedentemente citados . Ello en pleno proceso del cronograma electoral, de hecho en vísperas de su iniciación atendiendo a la fecha del año que se inicia. Y ello, a mi modo de ver, altera enormemente las reglas de juego que históricamente se ha procurado respetar y vulnera también el sistema transparencia que ha primado en las elecciones provinciales, al menos de 1983 a la fecha.

Si bien es cierto que la Constitución Nacional establece una mayoría “calificada” para proceder a las reformas en materia electoral, el Constituyente Bonaerense de 1994 ha dejado librado esa decisión a la responsabilidad del legislador provincial, los que invariablemente, y salvo alguna situación de excepcionalidad , ha debatido y legislado en esa materia en la serenidad que todo año NO ELECTORAL, garantiza. (art. 77 segundo párrafo incorporado por la ley24430, cuya vigencia tiene alguna nota de color pero que no es materia de análisis en el presente, y Capitulo VI Constitución de la Provincia).

Razón por la cual no queda otra posibilidad de concluir, razonablemente, que la modificación de los plazos de convocatoria en esta materia en pleno “año electoral” empaña los procesos de transparencia que, en tal sentido, han primado en nuestra provincia.

La segunda cuestión en boga es el desdoblamiento de las elecciones municipales, con pié en un anodino proyecto mediante el cual, en abierta violación de la Constitución Provincial, se habilitaría a los Intendentes Municipales a “adelantar” los comicios comunales.

Como ya lo he sostenido con anterioridad “El proyecto de desdoblar las elecciones comunales se encuentra en abierta violación de lo normado por el art 61 de la Constitución provincial que establece “ La Legislatura dictara le ley electoral, esta será uniforme para toda la Provincia…”

Podemos agregar que nuestra Constitución Provincial establece que es atribución del Poder Ejecutivo Provincial “Convocar al pueblo de la Provincia a todas las elecciones en la oportunidad debida sin que por ningún motivo pueda diferirlas”.

Cualquier modificación en tal sentido debe ser, cuanto menos, mediante una enmienda constitucional.

Pero no sólo eso, si en alguna mente autoritaria y con un verdadero desierto jurídico campea aún la disparatada idea de sostener esa suerte de doble desdoblamiento (provincial y comunal) debería partirse de la idea de quienes sostienen que, de modificarse entre gallos y medianoche los plazos de convocatoria que nos rigen desde hace unos 17 años, la convocatoria provincial debería hacerse para el mes de junio de 2019, y siendo que el proyecto en tratamiento habilita a los Intendentes comunales a convocar hasta 90 días antes de las convocadas a nivel provincial, nos llevaría a que las elecciones comunales bien podrían ser convocadas para el mes de marzo de 2019, y siendo que las elecciones primarias (EPAOS) deben ser convocadas, al menos, con 120 días de anticipación, las mismas deberían haberse efectuado hace algunos días… (art 2 ley 14086).

De ahí que se sostenga que la conformación de una Comisión Bicameral solo sería una suerte de distracción y dispendio funcional del cual serían víctimas los impulsores de dicho proyecto (léase Frente Renovador de Sergio Massa).

*El autor es Consultor Electoral Senior

Untitled Document