Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Jueves 17 de Enero de 2019 -  02:04 pm 
OPINIÓN

02-01-2018

"¿Voto electrónico en la Provincia?", por Emilio Augusto Raffo


Conforme lo pusiera de manifiesto en diversas notas anteriores, mucho se ha dicho y especulado respecto a la “ingeniería electoral” que se estaría pergeñando desde el oficialismo y desde algunos sectores de la oposición, tendiente a mejorar su respectivos rendimientos electorales.

Así se rumorea la posibilidad de varias reformas legislativas, por ejemplo, para adelantar las elecciones provinciales (separadas de las nacionales) para el mes de junio del año próximo, (alterándose en este caso el marco de pureza que ha primado en las anteriores elecciones ), facilitar a los Intendentes a también adelantar y separar las elecciones municipales (en este caso en abierta violación de la Constitución de la Provincia) y hasta de aplicar luego de haberse abandonado hace unas tres elecciones, el voto electrónico legislado en el año 2003.

También, algunos irreflexivamente y omitiendo toda consideración legal y funcional, propician la utilización de la Boleta Única Electrónica ( BUE) y, en su defecto, la Boleta Única Papel (BUP). Omitiendo meditar que, en ambos, casos, se requeriría la sanción de una nueva legislación, entre otras muchas cuestiones.

Se intenta, en forma desprolija y con una alarmante falta de información y conocimiento, poner todas las opciones en un mismo recipiente cuando ello en modo alguno puede ser así.

Digamos que, en principio, podríamos llegar a aceptar que Voto Electrónico (VE) y Boleta Única Electrónica (BUE), forman parte de lo mismo, pero la realidad que al defender este último sistema las más altas autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, incluyendo las judiciales, se encargaron, enfática e irrevocablemente, en señalar que ambos sistemas son dos cosas absoluta e irremediablemente diferentes, razón por la cual no podría utilizarse la legislación vigente (ley 5109/46 según reforma ley 13082/03) y, en tal caso, debería sancionarse una nueva ley habilitando tanto la BUE como la BUP.

VOTO ELECTRÓNICO

Pero veamos por parte, cual es el texto de la legislación vigente: CAPITULO XXVII
“SISTEMA DE VOTO ELECTRONICO” de la ley 5109.

ARTICULO 149°: El Poder Ejecutivo podrá implementar, total o parcialmente, sistemas de voto electrónico en los distritos que considere pertinente.

ARTICULO 150°: El Poder Ejecutivo determinará el sistema de voto electrónico que considere más adecuado para cada elección.
Como parámetros mínimos deberá tenerse en cuenta que el sistema posea:
a) Accesibilidad para el votante (que sea de operación simple para no confundir y no contenga elementos que puedan inducir el voto).
b) Confiabilidad (que sea imposible alterar el resultado cambiando votos, contabilizando votos no válidos o no registrando votos válidos).
c) Privacidad (que no sea posible identificar al emisor del voto).
d) Seguridad (que no sean posibles ataques externos, que esté protegido contra caídas o fallos del software o el hardware o falta de energía eléctrica, que no pueda ser manipulado por el administrador).
e) Relación adecuada entre costo y prestación.
f) Eficiencia comprobada.

ARTICULO 151°: A efectos de la adecuación de la normativa a los requerimientos específicos del sistema de voto electrónico seleccionado, el Poder Ejecutivo reglamentará los artículos que resulten menester de la Ley 5.109 (T.O. Decreto N° 997/93) y sus modificatorias.

Digamos que a partir de la sanción de esta reforma a ley electoral 5109 en la Provincia se realizaron diversas pruebas aplicando varias máquinas de votar, tanto para residentes extranjeros como para ciudadanos, abandonándose dicho sistema (como ha ocurrido en la mayoría de los países del mundo en que fuera aplicado).

Debemos señalar que salvo en cuatro países, India, Venezuela, Brasil y algunos condados de Estados Unidos, el voto electrónico ha sido un modo de votación que, paulatinamente, fue desahuciado en el mundo o directamente no ha llegado a utilizarse luego de comprobaciones acerca de, precisamente, sus falencias de seguridad, confiabilidad, privacidad, etc. etc . En nuestra región Paraguay es una muestra acabada de ello y solo para citar un caso.

BOLETA ÚNICA PAPEL

En forma genérica se puede señalar que la BUP incluye todas las categorías, de la totalidad de los partidos, nacionales, provinciales y municipales, alianzas o frentes electorales, confederaciones debidamente diferenciadas, así como también la categoría, distrito o sección de la cual se trate, dividida en espacios, franjas columnas etc. para cada asociación política que cuente con listas de precandidatos o candidatos previamente oficializadas. En el caso de la Provincia de Buenos Aires, los candidatos electos de acuerdo al sistema de elecciones primarias abiertas simultaneas y obligatorias (EPAOS según ley 14086).

Obviamente que el uso de este sistema, generalizado con singular éxito en algunos países y en provincias argentinas, requiere su implementación mediante la sanción de una ley, que prevea, minuciosamente, sus características, diseño, incluido el boceto específico para no videntes, la modalidad de la oferta electoral, plazos de publicidad y audiencias previas para su oficialización, modo y oportunidad de su confección y sistemas de seguridad, audiencias de su aprobación definitiva, formalidades de las BUP suplementarias y disposiciones para su resguardo, clases de urnas receptoras de votos, modos de utilización de sus afiches de publicidad en los lugares de votación, los modos de emisión de sufragios, impugnaciones, nulidades etc. Formalidades del conteo provisional, garantías de su carga y publicidad, modo para desarrollar el escrutinio definitivo, y, finalmente y aunque lo precedente es meramente enunciativo para no agotar al lector, las formalidades y disposiciones en caso de incorporarse en cualquier parte del proceso las denominadas nuevas tecnologías.

Toda vez que en el caso de mantenerse las internas abiertas (EPAOS), y no pudiéndose alterar modificaciones o cambios entre la EPAOS y la General, idénticas previsiones deberán adoptarse con la debida antelación.

BOLETA ÚNICA ELECTRÓNICA

Como he afirmado precedentemente, tanto para la aplicación de la BUP como para la BUE deberán sancionarse las leyes pertinentes, incluyendo la información y publicidad de los costos que, en cada caso, irrogue.

Los expertos en la materia informática, que no es mi caso pese a haber realizado cursos específicos sobre voto electrónico entre otros en materia electoral, afirman que tanto el VE como la BUE, deberían ser sometidos a un mismo tratamiento, pues en los dos casos se trata de las denominadas “nuevas tecnologías”, no obstante es menester repasar cual ha sido el criterio adoptado por las entonces más altas autoridades del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (que hoy detentas puestos de relevancia en la administración bonaerense).

Escudándose en los pliegues y repliegues legales y procesales (como acertadamente definiera el Maestro Morello), el Gobierno de CABA sostuvo que la Boleta Única Electrónica NO ERA VOTO ELECTRONICO , razón por la cual con pie en la Teoría de los Propios Actos no podrían ahora, idénticas personas, valerse de la ley que habilita el VE en la Provincia, y en consecuencia, deberían sancionar una nueva norma para incorporar la BUE no siendo suficiente la posibilidad de reglamentación que la propia ley admite.

Por otra parte, ha sido pública y notoria la adhesión de la Gobernadora y muchos integrantes tanto del Gobierno Nacional como Provincial, al sistema de voto electrónico razón por la cual, en caso de no simultaneidad, no le quedaría otro camino que establecerlo para los próximos comicios, sin tiempo material de hacer una debida y concienzuda evaluación de los sistemas eventualmente probables y de los procesos licitatorios que determinan las leyes locales, para una inversión varias veces millonaria ( y estos también debería ser debidamente informado a la opinión publica provincial). Mucho más si, como se anuncia, se adelantaría las elecciones para junio de 2019.

Al fallar el Superior Tribunal de Justicia de CABA los jueces Ruiz, Conde y Lozano explicaron por qué la propuesta del Ejecutivo ( de BUE) no llega a ser el voto electrónico de acuerdo a una concepción generalizada. En consecuencia no cabría admitir la utilización en la Provincia de este sistema sin la sanción de una norma específica, que debería contar con un amplio, concienzudo y responsable debate.

En su voto en disidencia, al tratar la cuestión, el Dr. José Osvaldo Casás, si bien practicó una interpretación de la Ley Nº 4.894 para considerarla constitucional, se expidió por la inconstitucionalidad de los Decretos Nº 441/2014 y 513/2014 por entender que el Poder Ejecutivo no estaba habilitado para incorporar el “voto electrónico” ni las “tecnologías electrónicas” sin un expreso pronunciamiento de la Legislatura que lo convalidara con una mayoría de dos tercios de los votos, por operar en la materia el principio de estricta reserva de ley reforzada. Agregó que no podían escindirse las tecnologías electrónicas en los aspectos centrales del sufragio, del voto electrónico, más cuando estaba en juego la auto-impresión de las boletas por cada uno de los votantes.

Por su parte el Gobierno de la Ciudad, a través de su Procurador General, Dr. Julio Conte Grand, (quién hoy detenta idéntico cargo pero en el Gobierno Provincial ) rechazó los planteos de la demanda efectuada por la Unión Cívica Radical, por considerar que “no son mecanismos de delegación sino más bien, mecanismos de reglamentación” los que se exponen en el decreto cuestionado. Por su parte, valiéndose de una cuestión semántica, sostuvo que la ley votada por la Legislatura en diciembre del 2013 (Ley N° 4894), no trata de implementar un sistema de voto electrónico, sino más bien en su texto se hace mención a la incorporación de una “boleta única con tecnologías electrónicas”. Y estas aseveraciones por lo dicho anteriormente, no tienen vuelta atrás…. ( expresado en la audiencia tuvo lugar en el marco del expediente caratulado “Unión Cívica Radical c/GCBA s/Electoral-otros”, en el cual la UCR de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (distrito Capital Federal) solicita al Tribunal que declare la inconstitucionalidad de las normas que habilitaban la BUE, entre otras cuestiones).
Es más, se llegó al simplismo de definir el sistema de BUE como una impresora….

De lo dicho pueden hacerse las siguientes conclusiones:

La Boleta Única Papel podría ser utilizada en las próximas elecciones, previa sanción de la legislación pertinente y para ser aplicada en las elecciones primarias ( EPAOS) y en las generales, con adecuación de plazos, previsión de materiales (Boletas y urnas) y definición de todos los recaudos que tal cambio trae aparejado. Ello sin perjuicio de mantener la observación que las reformas en materia electoral deben debatirse y sancionarse en años no electorales y no estando de hecho iniciado el respectivo cronograma.

Para la utilización de la Boleta Única Electrónica también se requiere la sanción de una legislación específica, con previsiones contundentes y aclarándose que necesariamente deberán contratarse empresas privadas, con tiempos licitatorios por demás ajustados y, en tal caso, garantizarse el acceso al código fuente y las garantías referidas en el ya famoso fallo del Tribunal Constitucional de Alemania.

En caso de optarse el Voto Electrónico, y más allá de los antecedentes con los que se cuentan, no requeriría la sanción de norma alguna, pero sí debería efectuarse contratación de empresas privadas (pues dado el tiempo disponible no podría desarrollarse un proyecto estatal – como el brasileño - , lo que resulta por demás aconsejable), sometiéndose al contralor de las asociaciones políticas, con o sin representación parlamentaria, universidades, Ongs y ciudadanía en general.

Debe agregarse que las autoridades que impulsan estos proyectos deberían informar, e informarse, acerca de las diferencias de costos ente los sistemas tecnológicos utilizados o previstos en Salta, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Neuquén o Santa Fe. Así como también la diferencia de costos entre el sistema actual y la eventual aplicación de la Boleta Única Papel o Boleta Única Electrónica.

En cualquiera de las opciones señaladas, además de darse condiciones de seguridad, transparencia, y demás pautas establecidas en el artículo 150 de la ley 5109, deberán explicarse debidamente a la población los fundamentos y costos adicionales que demanden los cambios que se proponen.

Finalmente explicar a la ciudadanía las razones que los han impulsado a abandonar la muy publicitada idea de la “simplificación del calendario electoral” y proyectar la eventual concurrencia comicial en cinco oportunidades a los bonaerenses y entre 40 o 50 elecciones a nivel nacional.

Como lo he sostenido antes de ahora la Constitución Nacional establece una mayoría “calificada” para proceder a las reformas en materia electoral (art. 77 segundo párrafo incorporado por la ley24430), no obstante ello el Constituyente Bonaerense de 1994 ha dejado librado esa decisión a la responsabilidad del legislador provincial, la determinación, oportunidad y conveniencia de las modificaciones al sistema electoral vigente, que tornan aconsejable un poco de templanza antes de producir algunos de los cambios que se anuncian.

Habida cuenta de ello, y en la inteligencia que quedan funcionarios y legisladores responsables (tanto del oficialismo como los de una, aún silenciosa, oposición ) que sin perjuicio de defender los intereses de sus respectivos sectores no les impide actuar con cierta mesura, se me ocurre como última conclusión una máxima futbolera… “ …equipo que gana no se toca…” concepto este que primaría en el presente… veremos que ocurre…

*El autor es Consultor Electoral Senior

Untitled Document