Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Martes 22 de Enero de 2019 -  10:12 am 
POLÍTICA

29-11-2018

La oposición criticó el acuerdo con Gran Bretaña por el nuevo vuelo a las islas Malvinas


La oposición se mostró muy crítica al anuncio de un acuerdo con Gran Bretaña por un nuevo vuelo que unirá el continente con las Islas Malvinas, formulado días atrás en el marco del encuentro que mantendrán el presidente Mauricio Macri y la primera ministra británica Theresa May en la Cumbre de Líderes del G20 en Buenos Aires.

Mientras desde el Frente para la Victoria adelantaron que presentarán un pedido de juicio político contra el canciller Jorge Faurie, la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone expresó que que el anuncio vulnera la soberanía argentina sobre las islas.

"El Gobierno nacional cede ante el cien por ciento de las imposiciones británicas y otorga un vuelo directo Malvinas-Brasil con una simple escala en territorio continental", señaló Bertone.

"En contra del objetivo central de recuperar el ejercicio efectivo de la soberanía sobre nuestras islas, el Gobierno Nacional favorece que la ilegítima presencia del Reino Unido en el Atlántico Sur se afiance", agregó.

En tanto, el diputado del Frente para la Victoria Guillermo Carmona, vicepresidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja confirmó que se acusará al canciller de "atribuirse funciones propias del Honorable Congreso de la Nación" al no remitir a los legisladores el Comunicado Conjunto firmado el 13 de septiembre de 2016 con Londres.

El proyecto que presentará Carmona también apunta a que el funcionario actuó "mediante dichos y hechos, en perjuicio de los intereses de la República Argentina en lo relativo a la Cuestión Malvinas", y por "otorgar a la población implantada que reside en las Islas Malvinas, el status de 'pueblo'".

Por último, el secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas de Tierra del Fuego, Jorge Argüello, expresó que "Argentina no obtiene ningún beneficio con este vuelo, en cambio el gobierno británico ratifica lo que comenzó con el acuerdo Foradori-Duncan: facilitar el desarrollo económico de las Islas y correr de la mesa cualquier intento de negociación por la soberanía de Malvinas"

Untitled Document