Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Martes 25 de Junio de 2019 -  10:55 pm 
ENTREVISTAS

11-11-2018

Bazzano: "El streaming no está tan sujeto a los ratings"


"El streaming tiene un público cautivo que paga por mes para ver contenidos y por eso habilita a desarrollar historias más arriesgadas. En cambio, la TV abierta o el cine son más dependientes del éxito de audiencia", dice Alejandro Bazzano, director de la serie española "Presunto culpable", que debutó ayer en el canal Arteseries. Bazzano, de origen uruguayo pero radicado en España, dirigió también algunos capítulos de "La casa de papel". A partir del lunes próximo estarán disponibles en la plataforma Flow los primeros siete episodios. Dialogamos con Bazzano.

Periodista: ¿De qué se trata 'Presunto culpable'?

Alejandro Bazzano: Es un thriller sobre un personaje que vuelve seis años después a su pueblo natal por la muerte de su padre, y al llegar se reencuentra con su pasado y sus fantasmas. Lo habían acusado de la desaparición de su novia y tiene que enfrentarse a la familia de ella, a los prejuicios del pueblo e inclusive a su propia familia. Se buscará develar quién es el verdadero culpable y qué hay detrás de las relaciones familiares.

P.: Hay escenas filmadas en el País Vasco y aborda la cuestión de la ETA. ¿Cómo se vincula con la trama?

A. B.: Sin ser un tema central, forma parte del contexto. Uno de los personajes, el hermano de la chica desaparecida, está preso por colaborar con la ETA y a lo largo de la serie cobrará cada vez más fuerza. La temática está servida y la serie no le pasa por el costado.

P.: Últimamente se advierte poca heterogeneidad en el género, en forma y contenido ¿coincide?

A. B.: No creo que haya uniformidad en cuanto a temáticas, hay variedad. Pero sí, últimamente se apela mucho al paralelismo de las historias, a trabajar los flashbacks, algo que en "Presunto culpable" está muy presente. Siempre hay que remitirse al pasado para tratar de entender lo que están viviendo los protagonistas, en la "La casa de papel" también había idas y vueltas para ir entiendo la historia.

P.: ¿A qué atribuye que directores y actores se vuelquen del cine a las series?

A.B.: Por el lado de los actores, las series permiten mejor desarrollo de los personajes a largo plazo, abre una gama más amplia de posibilidades que en cine no, porque cuentan con 90 o 120 minutos de metraje. EE.UU. siempre fue la meca de las series, pero hace varios años están siendo más atrevidas, se animan a temáticas que el cine comercial evade. Creo que tiene mucho que ver la plataforma, porque en el streaming no es fundamental el éxito seguro ya que hay una clientela cautiva.

P.: Habla de temáticas más audaces, ¿cuáles por ejemplo?

A. B.: Historias de gays, lesbianas, maltrato a la mujer, discriminación. De hecho "Big little lies" de HBO surgió como una iniciativa de Reese Witherspoon de hacer una serie como respuesta a un Hollywood que, según ella, no ofrecía cuestiones de interés para las mujeres. Se asoció con Nicole Kidman y armaron un equipo de guionistas, productoras y directoras.

P.: Como director ¿qué diferencias encuentra entre filmar cine y series?

A. B.: En una película hay unidad y coherencia mayores porque se trata de un solo director, mientras que las series las dirigen varios porque es necesiario diversificar el trabajo. Sigue conservándose ese halo de magia y glamour que rodea al mundo del cine y que todavía no llegó a las series. Existe esa fantasía de que hay libertad creativa para el director de cine que en la series no existe, pero no sé hasta que punto en todas las producciones hay limitación . De entrada en series te ponen ciertos condicionantes desde el presupuesto a la temática, así que se trata de ser lo más creativo posible con lo que se tiene.

P.: ¿Qué relación encuentra entre los clásicos del cine y el streaming?

A. B.: Los tiempos cambian, los ritmos también, pero las obras maestras se mantienen a pesar del paso del tiempo. Siempre que me cruzo con alguna repetición de Coppola, Scorsese o Fellini, vuelvo a verlas y no siento fallas, no pasan de moda. Cuando las películas son tan geniales resisten el paso del tiempo. Y más allá de eso, lo audiovisual se adecua a una vida más acelerada, basta ver a los chicos cómo se manejan con los medios. Son capaces de hacer más de una cosa a la vez, ven una película, tuitean, yo me tengo que concentrar, no quiero que nadie me distraiga si veo una película. Pero ellos crecen y se forman con información que llega por todos lados.

P.: ¿Imaginó la repercusión que tuvo "La casa de papel"?

A.B.: Fue sorpresivo para todos, actores, productores, y directores. Sabíamos que estábamos haciendo una serie muy original pero no creímos que sería el éxito brutal que fue, sobre todo fuera de España. Allí no llegó a causar los niveles de éxito internacionales y lo atribuyo a la forma de exhibición. No es lo mismo ver la serie una vez a la semana que de un tirón.

Untitled Document