Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Miércoles 14 de Noviembre de 2018 -  02:34 am 
ECONOMÍA

08-11-2018

Cae 40% el consumo de cerveza artesanal


En la previa a las elecciones legislativas del año pasado, el por entonces ministro de educación de la nación y actual senador Esteban Bullrich había dicho “hay que ayudar a los bonaerenses a generar proyectos propios. Por ejemplo, ahora en La Matanza y en otros lugares del Conurbano, los emprendimientos de las cervecerías artesanales están creciendo muchísimo". Hoy los datos muestran todo lo contrario: según la Cámara Bonaerense de Cervecería Artesanal el consumo bajó cerca del 40%.

Los números provinciales están en sintonía con lo expresado por la Cámara Cervecera de Mar del Plata. Su presidente, Federico Cheverry, afirmó que el consumo bajó 30%. “Con la devaluación, todos los insumos aumentaron. Además subieron los servicios públicos y no podemos trasladar esos costos a precios. A eso hay que sumarle una baja importante en el consumo. Entonces, nos aprietan de los dos lados”, dijo.

En el mismo sentido se pronunció Armando March, fundador de Quarryman, al marcar que tienen “insumos importados cuyos precios están dolarizados, por ejemplo los lúpulos y algunas maltas. Lo mismo lo que son de producción local: se ataron al dólar, porque ellos saben que si no le compramos lo tenemos que hacer de forma importada. Por ejemplo, la malta que se produce en Tres Arroyos aumentó un 150 por ciento en el último año”. March reconoció una baja considerable de consumo en la ciudad serrana.

“Tenemos una baja del 40%. Está congelada la economía y lo primero que baja es el consumo gastronómico. Perdimos venta a los negocios porque los negocios venden menos”, dijo Gabriel Montenegro, presidente de la Asociación de Cerveceros de Berisso. Para Montenegro, “la palabra dumping se puso de moda entre los cerveceros. Las grandes fábricas de cerveza artesanal salen a reventar el mercado y a los productores chicos no le dan los costos”.

Martín Pepe, presidente de la Cámara Bonaerense de Cervecerías Artesanales, se mostró preocupado. Expresó que “nuestras pymes son el soporte a la inflación. El productor no puede trasladar el aumento al producto final. No tenemos la espalda y el sostén. Tendríamos que cobrar una pinta más de 200 pesos”.

Según Pepe, “lo que menos aumento son la luz y el gas. Algunos insumos se duplicaron o triplicaron”. La malta, como nombró March, es uno de los insumos que más aumentó. La bolsa de 25 kilos costaba entre 250 y 270 pesos, post devaluación su valor supera los 800 y en algunos lugares llegó a 1000. Los productores de malta venden el insumo a precio internacional, por lo que el costo de producción se encareció en los últimos meses.

En la Argentina, las pymes de cerveza artesanal emplean cerca de 7 mil personas, superando el personal de las cervecerías industriales. “Llegamos al techo de la producción”, indicó Pepe. En el mismo se mostró Montenegro, al indicar que se espera que cierres de fábricas y se produzca un gran filtro. “Me parte el alma que deje de producir un cervecero”, concluyó.

Untitled Document