Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Sábado 17 de Noviembre de 2018 -  04:21 pm 
INTERNACIONALES

06-11-2018

Elecciones en EEUU: con récord de candidatas, las mujeres pelean por mayor protagonismo en el Congreso


EEUU va a las urnas este martes con las elecciones de medio término como virtual referendo a la gestión del mandatario Donald Trump, pero sobre todo en medio de un escenario político movilizado por el auge del #MeToo. En ese sentido, los comicios estarán cruzados por un crecimiento en la participación de mujeres candidatas al Congreso, que este año alcanzó la cifra récord de 185.

El movimiento #MeToo (Yo también), creciente en los últimos años producto de las denuncias de abuso sexual y violencia de género contra diferentes figuras públicas de EEUU, se metió de lleno en la agenda pública. Millones de mujeres en todo el país salieron a las calles para cuestionar la violencia machista, la brecha salarial y la misoginia que día a día atraviesa sus vidas.

Las acusaciones de abuso sexual contra el productor Harvey Weinstein fueron la punta de lanza pero no el único caso. Le siguieron las denuncias contra Kevin Spacey y la aparición de nuevos casos contra el mandatario Trump y el recientemente elegido juez de la Corte Suprema, Brett Kavanaugh.

La respuesta no solo se dio desde la calle sino también desde los principales espacios de competencia electoral. En ese contexto, desde el Centro de Mujeres Estadounidenses y Política (CAWP) informaron que en todo el país se registró un número récord de mujeres en postulaciones para competir por escaños en el Congreso.

"Hemos batido el récord de mujeres nominadas en los principales partidos para la Cámara de Estados Unidos respecto de cualquier otro año", señalaron desde el CAWP en agosto. Se trata de un total de 185 candidatas, que supera el máximo anterior ubicado en 167.

Asimismo, señalaron que se alcanzó la cantidad de 11 postulaciones a gobernaciones, posicionándose por encima de las 10 alcanzadas en 1994.

Si bien esto no significa una directa consecuencia del #MeToo, ya que las postulantes no llevan en su totalidad las consignas del movimiento, representa un puntapié para un escenario político más equitativo.

Por otro lado, en junio las candidaturas de mujeres al Senado también rompieron un pico máximo: se ubicaron en 42, siendo 24 demócratas y 18 para las republicanas, por encima de las 40 de 2016.

Rashida Tlaib, una abogada y política estadounidense de 42 años de descendencia palestina, quien ganó la primaria demócrata en Michigan, podría convertirse en la primera mujer musulmana electa para el Congreso.

Los derechos de las mujeres lograron copar la agenda contestatariamente a partir de la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump. La aparición del movimiento #MeToo fortaleció las demandas de igualdad y ahora es parte de la agenda. En un contexto de fuerte cuestionamiento al mandatario, las mujeres logran posicionarse como un actor político cada vez más grande dentro del poder legislativo, sobre todo de cara a los comicios de 2020 que se espera sean convulsionados.

Untitled Document