Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Sábado 17 de Noviembre de 2018 -  04:16 pm 
ECONOMÍA

01-11-2018

Heladería Persicco solicitó apertura de su concurso preventivo


La crisis económica que padece el país, en donde se fusionan las altas tasas de interés, la recesión, las fuertes tarifas por servicios y la falta de inversión, sigue dejando empresas al borde de la quiebra.

En este caso, se trata de la cadena de heladerías Persicco, que acaba de solicitar la apertura de su concurso preventivo, como lo hizo recientemente la firma de cereales 3 Arroyos.

General Sweet, que es la razón social de la marca de heladerías, pidió su concurso luego de haberse declarado en cesación de pagos en abril. Esta cadena, que tiene 12 locales tanto propios como por franquicia distribuidos en Capital Federal y la costa Atlántica, actualmente está ligada al grupo financiero Tutelar, al frente del empresario Gustavo Marcos Balabanian.

Te puede interesar
ART: la Corte ratificó que no se aplica la indemnización adicional del 20% para los casos de accidentes in itínere
Freddo, su competencia y además la mayor cadena de heladerías artesanales de la Argentina y Latinoamérica, tampoco está en su mejor momento. Desde hace varios meses la empresa tiene cartel de venta. El mes pasado ya cerró su planta de producción ubicada en el barrio porteño de Balvanera y estaba en la iniciativa de quedarse sólo con comercios por franquicia.

En el caso de 3 Arroyos, se trata de una compañía dedicada a la elaboración integral de cereales para el desayuno, barras de cereal y avenas. Actualmente, tienen una deuda acumulada de casi 500 millones de pesos, lo que le impide el pago de sueldos desde hacía varios meses. Además, sus dueños decidieron frenar la producción, alegando problemas económicos y financieros.

En las últimas horas, el Ministerio de Trabajo bonaerense intervino y se sentó a conversar con empresarios, sindicatos y dos legisladores de Tres Arroyos: Rosío Antinori, de Cambiemos y Pablo Garate, del Frente Renovador. Por el momento, se resolvió otorgarles los Programas Repro, esto es una contribución para el pago de salarios a los trabajadores. El aporte equivaldría al 50% del salario básico del mínimo vital y móvil.

Untitled Document