Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 15 de Octubre de 2018 -  11:29 pm 
INTERNACIONALES

26-09-2018

Trump desató risas en la ONU al jactarse de su presidencia


El presidente Donald Trump fustigó ayer la autoridad multinacional, en un discurso jactancioso sobre el poderío económico y militar de EE UU que provocó gestos de incredulidad y risas de las decenas de jefes de Estado presentes en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Trump llegó con retraso, lo que obligó a un cambio de programa de último momento. Fue recibido con un aplauso amable y miradas incómodas al promover su borrascosa versión de “EE UU primero” en la Asamblea General.

Al hablar con tono triunfalista, Trump enfocó el discurso como un informe anual al mundo acerca de los avances del país desde su asunción. Proclamó que en “menos de dos años, mi gobierno ha realizado más que casi cualquier otro gobierno en la historia de nuestro país”.

En lugar de aplausos o señales de aprobación, sus audiencias reaccionaron con risitas e incluso algunas carcajadas. Trump se mostró azorado momentáneamente, para agregar que esa no era la reacción que esperaba, pero dijo: “no hay problema”.

El pasaje pareció reflejar un aislamiento de Trump, tanto de aliados como de enemigos, en la medida en que sus políticas nacionalistas han provocado desavenencias con los que en otros tiempos eran socios y han puesto en duda en algunos círculos la fiabilidad de EE UU en el cumplimiento de sus compromisos internacionales.

Trump aprovechó la oportunidad para afirmar la independencia de EE UU con respecto al organismo internacional. Destacó sus decisiones de negociar con Corea del Norte, retirarse del tratado nuclear iraní y objetar los programas de la ONU que considera contrarios a los intereses estadounidenses. “Rechazamos la ideología de la globalización y abrazamos la doctrina del patriotismo”, remarcó.

Hizo una larga lista de iniciativas de la ONU, desde la Corte Penal Internacional (CPI) hasta el Consejo de Derechos Humanos, que su gobierno busca socavar. “Desde el punto de vista de EE UU, la CPI no tiene jurisdicción ni legitimidad ni autoridad”, dijo. EE UU boicotea el Consejo de Derechos Humanos por considerar que pasa por alto los abusos de algunos y sirve de foro para posiciones antiestadounidenses y antiisraelíes. La denuncia de la globalización provocó murmullos en la sala que representa la encarnación misma del concepto.

En otros pasajes tensos, criticó que Alemania busque un oleoducto directo a Rusia. Su mención de los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Qatar en una sola frase fue recibida con gestos adustos por parte de los saudíes. Los Emiratos y Arabia Saudí boicotean a Qatar desde el año pasado como parte de una disputa que está desgarrando la relación habitualmente estrecha entre los países del Golfo.

Las risas en los pasajes iniciales del discurso trajeron a la memoria una frase de campaña que Trump empleaba con frecuencia contra su predecesor Barack Obama -firme partidario de la participación internacional- al señalar que debido a la debilidad del gobierno estadounidense, “el mundo se ríe de nosotros”.

En la ONU, Trump también apretó las tuercas contra Venezuela e Irán: dijo que el presidente venezolano puede ser “derrocado muy rápidamente” por militares si ellos deciden hacer eso, anunció nuevas sanciones contra la esposa y colaboradores de Nicolás Maduro (ver título aparte) y también llamó a “aislar” al régimen iraní.

El magnate formuló su comentario sobre un derrocamiento en Venezuela a periodistas que lo interrogaron en la sede de la ONU.

Poco antes, en su discurso ante la Asamblea del organismo, Trump deploró la “tragedia humana” que vive Venezuela, que hace pocos años era “uno de los países más ricos de la Tierra” y hoy está “arruinada” por el socialismo, que, dijo, condujo “a su pueblo a la abyecta pobreza”. “Pedimos a las naciones reunidas aquí que se unan a nosotros en el llamado a la restauración de la democracia en Venezuela”, dijo.

En su discurso, Trump denunció también “la dictadura corrupta” de Irán y dijo que sus líderes “siembran el caos, la muerte y la destrucción”. Además, exigió cambios urgentes al “sistema de comercio global” y defendió su reciente acuerdo con México y su guerra comercial con China, al considerar que el déficit con el gigante asiático “es inaceptable”. (AFP, AP y EFE)

Untitled Document