Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 15 de Octubre de 2018 -  10:52 pm 
CULTURA

19-09-2018

"Sé manejar el ritmo de la comedia; es muy difícil"


La actriz Adriana Salgueiro dialogó sobre su carrera en el humor y su próxima inserción en el under. También opinó sobre cómo afecta la crisis actual al espectáculo.

Ella es espléndida. De ojos azules que encandilan, la actriz y conductora Adriana Salgueiro condensa las cualidades de una persona agradable: es amable, risueña y dulce. Actualmente conduce "Iluminados", de lunes a viernes a las 23:30 junto a Luis Ventura. “Tenemos una química muy piola”, dice sobre su compañero.

La actriz, femme fatale que supo ser Miss Argentina en la década del 70, ahora quiere incursionar en el teatro under, porque, si bien es trabajo, “es lo que me gusta”. Salgueiro trabajó desde los 16 haciendo comedia con figuras de la talla de Jorge Porcel, Alberto Olmedo, Juan Carlos Mesa y Guillermo Francella, entre otros.

¿Qué género preferís a la hora de encarnar un personaje? Entiendo que lo que más hiciste fue comedia.


Si, lo único que no hice fueron clásicos, tipo William Shakespeare. Lo que tiene la comedia dramática es la combinación exacta de la diversión y de pronto las emociones, está bueno. Obviamente, he hecho mucho más comedia divertida, me encanta hacer reír a la gente con humor. El music hall también me divierte, disfrazarme, afearme.

De hecho hiciste “Imbecille”…

Un personaje maravilloso. De chica imitaba a una vecina, cuando lo mostre para ver si entraba para el personaje todos se empezaron a reír. Después le fui poniendo cosas, como que le faltaba un diente, un pelo horrible. Lo hice en una obra teatral que se llamaba Sexocracia. Me acuerdo que vino Moria Casán a vernos. Cuando salí al escenario, su risa me hizo volver, no podía hablar y por eso me contrató para hacer Monumental Moria. Después pusimos ese sketch, era casi improvisado, casi no hablaba, lo único que decía era a Mario Castiglione, que era radical y marido de Moria en aquel entonces, "Imbecille, ¿por qué votaste a Alfonsín?”.

¿Cómo fue el reencuentro con Francella en "Casados con hijos"?

Trabajaé con él en "De carne somos", una tira que lo consagró a él. Si bien trabajaba desde antes, tuvo un éxito terrible en ese programa, que tenía cierto parecido con "Los Benvenuto". Pero "De carne somos" lo puso a él en un lugar de privilegio maravilloso. Y después en "Casados con hijos" lo gracioso es que hice un solo capítulo donde me decían Gladys, pero me llamaba Coco. Lo pasaron tantas veces que hay una generación de chicos que me conocen por Coco, habiendo hecho un solo capítulo.

Digamos que sos parte de la historia del humor argentino y a la vez presente porque seguís trabajando.

Van a ser 45 años desde que empecé. Tuve la suerte de actuar con todos los más grandes, de los cuales aprendí mucho. Francella es uno de ellos, una persona muy divertida.

¿Qué aprendiste?

El tener experiencia en actuación te da el ritmo de llevar adelante una comedia. Las obras de teatro, como la música, tienen varios actores en las cuales cada uno toca un instrumento. Si uno no toca bien, suena feo. Yo aprendí a manejar el ritmo, el timing. Es muy difícil la comedia, por eso me molesta cuando la minimizan como género.

Claro, como superficial…

Sí, hay que saber hacerla. Por eso no hay tantos comediantes, sean hombres o mujeres. Hay muy buenos actores, pero que sean comediantes no tanto. He visto grandes actrices hacer comedia y te dolía el oído, porque no estaban tocando la música, hacían otra cosa.

Sos una mujer muy hermosa. ¿Te molesta cuando algún espectador se fija más en tu belleza que en tu actuación?

Sí, me molestó siempre. Obviamente, por una cuestión de physique du role, me llamaban a hacer cierto tipo de personajes, la mujer paqueta, rica…y yo siempre le agregué a este tipo de actuaciones algo diferente, o era borracha o se empastillaba, algo para que se vea la actuación. Siempre salía bien vestida a escena y me ponderaban la vestimenta, más que la actuación. Cuando hice una comedia dramática que se llamaba “Éramos tan amigas”, creo que se descubrió a la actriz, porque estaba yo pero no bien vestida.

¿Qué lugar tienen hoy las mujeres en los medios?

Desde el año pasado, empezó el feminismo a full a buscar el lugar que merecemos. Sin ser fundamentalista en el feminismo, estoy de acuerdo absolutamente en que la igualdad, tanto de derechos, salarios, entre otras cosas.

¿Cómo ves al país?

Estoy muy preocupada, estamos pasando por un momento malísimo. Yo la estoy pasando mucho mejor que la gente que no tiene para comer, sería ridículo que te diga lo contrario. Soy una laburante y tengo que trabajar para seguir adelante, para pagar las cuentas. Igual soy sumamente optimista, debemos tener fé y seguir haciendo un poco de esfuerzo.

¿Ves alguna alternativa de gobierno?

No, ese es el problema y por eso mi preocupación. Si este gobierno no es la solución, el anterior tampoco, ¿entonces?. Los radicales están dispersos, cada uno por su rama.

¿Cómo te afecta esta crisis en lo laboral?

Muchísimo, porque la industria del entretenimiento es la primera que el vecino destacarta dentro de su presupuesto. Si tenés que llenar la heladera, no pagás una entrada de teatro. Y encima, por una cuestión lógica, las entradas de teatro no son baratas.

Afecta mucho más al teatro under, ¿no?

Totalmente. Estuve pensando en hacer under porque tengo muchas ganas de trabajar como actriz, de llegar al público. La idea es poner entradas populares, podría trabajar a la gorra, no me importa. Hay mucho talento en el under. El otro día un chico en los Premios Hugo dijo que el under no era un semillero para después poder hacer teatro comercial, que era un género en sí y había que defenderlo. Las posibilidades de hacer under las tengo ahí. No es por hobbie, es por trabajo. Todo suma y además estoy haciendo lo que me gusta, que no todo el mundo puede.

Untitled Document