Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Jueves 13 de Diciembre de 2018 -  09:58 pm 
CULTURA

30-08-2018

El tango sigue vigente con "Aire familiar"


Con el acompañamiento del punteo de la guitarra de Ariel Argañaraz, madre e hija, Nelly Prince y Cristina Banegas, desplegaron su gusto y talento tanguero. Hasta fines de septiembre se puede ver “Aire familiar”, los sábados a las 20 en El Excéntrico de la 18º, ubicado en Lerma 420, Palermo.

Además de repasar clásicos del tango de mediados del siglo XX, como “Naranjo en flor” o “Tinta roja”, Nelly Prince fue fuente de anécdotas que recorren los medios argentinos en la etapa en que ella era jovencita: una experiencia radial con el Polaco Goyeneche, donde éste le decía que hacía homenaje a todos los poetas que escribían sus letras, de ahí su obligación de ser profundo en su propia expresión. O el repaso de una obra con Alberto Castillo a los 16 años de Prince, donde ella no quería cantar tango…hasta que finalmente el género la enamoró para siempre.

Por su parte, Cristina Banegas deleitó al público con un repertorio menos moderno, de principios del siglo XX, como el tema “Fumando espero”, donde la intérprete puso toda su expresividad, en su lenguaje, en su cuerpo y en sus gestos. Era palpable que Banegas estaba disfrutando de estar en el escenario, tan íntimo por cierto.

Y es así que el backstage también está a cargo de la familia. Tal es el aire familiar, que madre e hija revelaron un tema inédito, con una historia de fondo: la inmigración de antepasados desde España a Brasil.

En la sala, el espectador se sentía transportado a un conventillo de La Boca en la primera mitad del siglo XX, donde se escuchaban melodías arrabaleras, poemas con lenguaje lunfardo, con el resonar del punteo de una guitarra criolla. La melancolía y la nostalgia propias del tango fueron expresadas por dos mujeres de peso en el ambiente artístico del país, que hicieron homenaje a los compositores, como diría Goyeneche.

Untitled Document