Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 24 de Septiembre de 2018 -  09:18 am 
OPINIÓN

07-05-2018

"Frenar el nuevo intento de precarización laboral y generar una alternativa política para el 2019", por Walter Correa


El modelo económico del gobierno de la Alianza Cambiemos no termina de ser aplicable sin el despliegue de un fuerte aparato represivo, como así tampoco sin una precarizadora reforma laboral a la medida de las exigencias impuestas por el FMI, y de los intereses de las grandes empresas locales y extranjeras

En este sentido, y luego de que las organizaciones libres del pueblo con el movimiento obrero organizado a la cabeza, frenáramos en diciembre pasado el primer intento del gobierno de la oligarquía por intentar avanzar con la Reforma Laboral; ahora nuevamente, y aprovechando el aturdimiento social que provocan los brutales tarifazos y nuevos aumentos en el transporte público que cada ciudadano ya paga con denodado esfuerzo a partir de este 1° de mayo, avanzan con el mismo proyecto desdoblado en tres partes, que sintetizan el espíritu anti-obrero y anti-popular de esta medida elaborada por el gobierno de CEO´s, con la cual pretenden retrotraer los derechos de los trabajadores a como se vivía antes de 1943. Año en que un por entonces desconocido coronel Juan Domingo Perón, asumía al frente de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social, y comenzaba a gestar la revolución social y política más importante de la historia de nuestro país: la revolución justicialista.

-Proyecto flexibilizador 1: Falso “Blanqueo” a trabajadores

De esta manera, el primero de los tres proyectos de precarización laboral enviados en horas de la noche al Senado de la Nación por parte del Ejecutivo, el pasado viernes 27 de abril, contempla bajar las indemnizaciones y reemplazarlas por un fondo de cese laboral, que “premiaría” con la extinción de la acción penal y liberación de las infracciones, multas y sanciones de cualquier naturaleza correspondientes a dicha regularización y la baja del Registro de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL) a aquellos empleadores que “blanqueen” a sus empleados.
También se prevé la condonación de la deuda por capital e intereses cuando aquella tenga origen en la falta de pago de aportes y contribuciones con destino a los Subsistemas de la Seguridad Social.

-Proyecto flexibilizador 2: Fin de las indemnizaciones y su reemplazo por un “fondo de cese laboral”

El segundo proyecto enviado al Senado, contempla uno de los puntos que mayor resistencia generará en el movimiento obrero organizado: el fin de las indemnizaciones por despidos y su reemplazo por un “fondo de cese laboral”.
En esta línea, el gobierno de la oligarquía pretende que se excluyan del cálculo indemnizatorio “el sueldo anual complementario, los premios y/o bonificaciones, y toda compensación y/o reconocimiento de gastos que el empleador efectúe hacia el trabajador”, como así también se propone la creación de un fondo de desempleo que se constituya mediante convenio colectivo, con el aval de las cámaras empresariales y el principal gremio de la actividad. El objetivo central de esta medida, e que el valor del aporte mensual correrá por cuenta del empleador sobre un porcentaje del salario más adicionales remunerativos y no remunerativos, y sustituye a la indemnización.

-Proyecto flexibilizador 3: Creación del “Sistema de Prácticas Formativas” (Pasantías que sustituyan contratos formales de trabajo)

La creación del denominado “Sistema de Prácticas Formativas”, sustituirá en la práctica los contrates formales de trabajo por “Pasantías”, ya que los empresarios podrán adaptar sus necesidades de personal para las distintas tareas a realizar, por contratos basuras legalizados bajo esta designación.

En este sentido, el artículo 16 del proyecto de reforma laboral, determina que la duración y la carga horaria de las prácticas formativas -o pasantías- se definirán en general en los Convenios Colectivos de Trabajo y en particular en el convenio de Práctica Formativa, en función de las características y complejidad de las actividades a desarrollar con un máximo de hasta 12 meses y con una carga horaria de hasta 30 horas semanales.

-Organización popular y resistencia legislativa y en las calles para frenar este intento de atropello contra nuestros intereses

Con estas medidas, el gobierno de la oligarquía pretende avanzar contra nuestros derechos laborales conseguidos en años de lucha, para terminar de cerrar con las exigencias del FMI y de los empresarios locales y extranjeros, quienes precisan contar con esta herramienta flexibilizadora legal (aunque no legítima) para dar un paso decisivo en la reconfiguración productiva de nuestro país, y no sólo retrotraernos a un pre-peronismo, sino que además, intentan herir de muerte al movimiento obrero más poderoso de nuestra América, para que la Argentina imponga una relación entre el capital y el trabajo como las que viven los movimientos obreros de Chile o Colombia, por citar como ejemplos.

Sin embargo, lo que no contempla este gobierno, es que la respuesta popular contra sus proyectos flexibilizadores será de una magnitud tal, que si logramos con inteligencia gestar una unidad del campo nacional y popular –con el movimiento obrero como su columna vertebral- las acciones que se avecinan en las calles de todo el país, serán el verdadero punto de inflexión de cara a la formación de una alternativa política de los trabajadores y de todos los humillados por las políticas aplicadas por la Alianza Cambiemos, para volver a ser gobierno en 2019.

*El autor es diputado nacional por el FpV-PJ, secretario general del Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOC-RA) y uno de los referentes nacionales de la Corriente Federal de Trabajadores - CGT.

Nota publicada en la edición Nº16 del 04/05/18, en el periódico "ContraEditorial"-

Untitled Document