Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Jueves 19 de Abril de 2018 -  08:12 pm 
ENTREVISTAS

16-04-2018

"Las infecciones por dengue pueden empeorar"


Victoria Cardo, doctora en Ciencias Biológicas de la UBA e investigadora en el CONICET, habló sobre los orígenes y los peligros del dengue, cómo prevenirse y qué condiciones deben darse para que haya otra epidemia.

¿En qué casos se llega a una epidemia por mosquitos?

Para que haya una epidemia se necesitan personas susceptibles de contraer la enfermedad, vector que transmita el virus, arribo de persona virémica desde una zona endémica (otra región del mundo donde haya transmisión del virus) y condiciones ambientales adecuadas (particularmente de temperatura) para el desarrollo del virus en el vector.

Sabiendo esto, ¿cuáles son las medidas de prevención que debemos tomar?

En primer lugar, evitar la cría del mosquito, a través de la eliminación de los sitios de cría. Recuerden que sin mosquito, no hay dengue. Es importante que esta tarea se realice durante todo el año y no solamente en verano cuando el riesgo es alto, para evitar el restablecimiento de la población de adultos. En segundo lugar, evitar el contacto entre el mosquito y el humano. Por último, es muy importante la vigilancia del ingreso de virus desde zonas endémicas, por ejemplo, detectar personas febriles en las fronteras.

¿Puede haber otra epidemia en la Argentina?

Deben combinarse todos los elementos mencionados anteriormente para que exista una epidemia en el país. Las campañas de propaganda han ido en aumento, intentando llevar conciencia e información a la población, pero muchas de las medidas que se toman solo tienen efecto publicitario (por ejemplo, fumigar parques, plazas y calles asfaltadas, lo cual no tiene ningún efecto a mediano plazo si no se eliminan los sitios de cría del mosquito). Tiene que haber una política fuerte, porque como ciudadanos podemos descacharrar y limpiar nuestras casas, pero los problemas a gran escala son basureros, depósitos de neumáticos, cementerios, chatarreras.

¿Puede empeorar la cantidad de infecciones?

Sí. Durante los últimos años varios factores se han combinado para producir condiciones favorables para la transmisión del dengue: crecimiento demográfico, migración de personas del campo a las ciudades, deficiencias en las infraestructuras urbanas básicas, como abastecimiento irregular de agua, y aumento del volumen de residuos sólidos derivado de los nuevos hábitos de los consumidores que sirven de hábitat para los inmaduros de mosquitos. Esto sumado al cambio climático, el cual podría generar nuevas áreas geográficas aptas para el mosquito. Estos cambios se desarrollan en un escenario complejo dado por la introducción y re-introducción de nuevos arbovirus como chikungunya, zika y potencialmente fiebre amarilla urbana, todos transmitidos por el mismo mosquito.

¿Es posible que la Argentina sufra de otra especie de mosquito hacia futuro?

Sí. Aedes albopictus es un mosquito originario de Asia que también puede transmitir el virus dengue. Actualmente, en la Argentina sólo se encuentra en la zona más tropical, como Misiones.

¿Cómo está la atención médica argentina y el estudio científico de esta temática con respecto al resto del mundo?

Si bien es un tema que se ha estudiado, tenemos una historia muy reciente de casos y solo dos grandes epidemias, lo cual nos permite una investigación limitada de sus posibles causas. Respecto a la atención médica, sólo recientemente los profesionales han incorporado la consideración de éste y otros arbovirus relacionados al diagnóstico diferencial.

Untitled Document