Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Lunes 23 de Julio de 2018 -  12:29 pm 
POLÍTICA

28-03-2018

Lázaro Báez también quiere salir: pidió por su libertad tras dos años en prisión preventiva


Lázaro Báez, detenido en prisión preventiva desde el 18 de abril de 2016, quiere subirse a la ola de excarcelaciones de funcionarios y empresarios afines al kirchnerismo que comenzó en enero. El empresario K pidió este miércoles su liberación, al argumentar que no existe peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.

El patagónico es investigado en una causa por presunta lavado de dinero, a través de maniobras en la financiera SGI, conocida como "La Rosadita", por la que aguarda el juicio oral y público.

El pedido lo hizo su abogado defensor, Esteban Balian, quien reclamó la liberación de su cliente, dado que el próximo 5 de abril se cumplen dos años de su prisión preventiva y la ley establece ese plazo como máximo para esa medida, informaron fuentes judiciales a la agencia Noticias Argentinas.

La decisión está en manos del Tribunal Oral Federal 4 integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Gabriela López Iñíguez y Néstor Costabel. Tras recibir el pedido, el Tribunal corrió vista al fiscal de juicio Abel Córdoba, que no cuenta con plazo para resolver, ya que se trata del cese de una prisión preventiva y no de una excarcelación, la que se debe definir en 24 horas.

En la causa conocida como "La ruta del dinero K", la querella, a cargo de la Unidad de Información Financiera (UIF) y la fiscalía de Guillermo Marijuan, solicitó la indagatoria de la ex presidenta Cristina Kirchner al considerar que el delito precedente del lavado de dinero es la gran cantidad de obra pública que ella le otorgó al empresario Lázaro Báez. Quienes también se encuentra tras las rejas por esta causa son su contador Daniel Pérez Gadín y el abogado Jorge Chueco.

Motivos de detención. Báez fue detenido el 5 de abril de 2016 por orden del juez federal Sebastián Casanello, que advirtió sobre una posible maniobra de fuga, tras detectar un viaje en avión desde Río Gallegos a Buenos Aires del que no se había informado el plan de vuelo, mientras existían tareas de vigilancia sobre el empresario.

Luego de la decisión, la prisión preventiva fue confirmada en todas las instancias: tanto en la Cámara Federal como en la de Casación, a pesar de los múltiples rechazos a los planteos de Báez.

Untitled Document