Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Miércoles 24 de Octubre de 2018 -  02:20 am 
ENTREVISTAS

14-02-2018

Luciano Cáceres: “Me gusta probarme todo el tiempo”


Fue concebido arriba de un escenario, literalmente. Su papá tenía un teatro en la calle Rincón y además trabajaba en la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires. Su madre estaba casada hacía nueve años con un ingeniero y quedó embarazada, pero no era de su marido. “Fui fruto de ese amor prohibido y desde aquel 24 de enero de 1977 mis padres estuvieron juntos toda la vida”. Su madre murió hace 15 años y su padre, hace ocho. Luciano Cáceres siente que la partida de ambos fue dura “pero es parte del proceso de la vida; siento que ellos de alguna manera están presentes, como ángeles de la guarda. Las energías quedan, el que te quiere y te cuidó va a estar siempre”. Y asegura que “haber sido concebido en un escenario es una marca muy fuerte, antes de comenzar una función los recuerdo”.

Empezó a estudiar teatro a los nueve años y a trabajar, a los once. Pero vivir del arte era algo utópico en ese momento. En su adolescencia trabajó como albañil, cartero y kiosquero. Estudiaba con Alejandra Boero y cuenta que en esa época hacer televisión “era casi como prostituirse. Hacíamos teatro político, de ideas, pero no podía vivir de eso. Yo ya tenía un pequeño teatro independiente, tenía que pagar la cuota todos los meses y se me hacía muy difícil. Venía con una formación anti comercial pero tomé la decisión y dije: ‘voy a ir a la tele a ver cómo es’. Empecé de a poquito, con participaciones pequeñas. En paralelo, me afirmaba mucho en la escena teatral independiente, algo que generó interés de productores y directores”.

Noticias: Sin embargo, la fama le llegó de grande.
Luciano Cáceres: Sí, hará unos diez años. La explosión más grande fue con “Graduados” (2012), que tuvo mucho rating. También hice “El elegido”, “El tiempo no para”, estuve dos años con “Patito feo” y ahí me conocía toda la pendejada. Mientras hacía esa tira infantil, actuaba en teatro en “La muerte de un viajante”, junto a Alfredo Alcón… Aprendí mucho de la tele, son técnicas de laburo distintas.



Noticias: Cine, teatro, televisión, no le dice que no a nada…
Cáceres: Voy cambiando. Me siento bien alternando entre grandes producciones y cosas más pequeñas. Por ahí de afuera confunde y piensan: “Este pibe está en todos lados”, pero bueno, estoy donde quiero estar.

Noticias: ¿Qué busca en cada historia donde participa, más allá de un sueldo?
Cáceres: Un desafío. Me gusta probarme todo el tiempo, como director y como actor. También pienso en la historia y en que se conozca a un autor determinado. Cuando viajás al exterior, podés ver muchas cosas. Vi obras de ocho horas… Siempre hay un público para todas las experiencias. No es casual el fenómeno actual de “Fuerza Bruta” o “De La Guarda”. Yo vi a La Organización Negra en Cemento cuando tenía doce años. Ellos fueron los pioneros en este tipo de teatro, era algo muy de culto. Ahora la gente se animó a tener experiencias más físicas.

Noticias: Aunque hoy es un actor famoso, sigue haciendo obras pequeñas en el under. ¿Por qué?
Cáceres: Sí, sigo con la autogestión, haciendo obras para 50 personas. Es que nunca me fui del under, todos los años hay una obra mía en escena. Es el oficio, no es más que eso. Y lo masivo no es algo que uno pueda medir ni manipular.

Noticias: ¿Los más jóvenes se le animan al teatro o aún es un espacio para adultos?
Cáceres: El espectador de teatro es todavía grande, por eso al público joven hay que ir a buscarlo. Muchas veces la masividad hace que te acerques a un público que ni piensa ir al teatro, pero cuando van, se llevan una sorpresa. Yo hacía “Graduados” en la tele y al mismo tiempo, “Macbeth” en el San Martín. La gente que iba por conocerme de la tele, me decía: “es la primera vez que vengo al teatro”. Eso es buenísimo. Si uno le puede pegar una sacudida de cabeza a gente nueva es muy interesante.



Noticias: En el plano personal, tiene una hija de ocho años junto a Gloria Carrá. ¿Cómo lo movilizó la paternidad?
Cáceres: Con ella cambiaron las prioridades. Tengo una inmensa felicidad, es un aprendizaje diario. Las nuevas generaciones vienen con una información enorme. Mi hija Amelia me emociona. Antes pensaba mucho en el poder del hoy, el vivir el presente, pero cuando sos padre, eso cambia. Los hijos te hacen volver a preguntarte cosas que uno pensaba que ya tenía naturalizadas.

Noticias: Se separó de la madre hace unos años, ¿su hija lo asimiló bien?
Cáceres: Me separé hace casi tres años y lo entendió súper bien. Con la madre estamos muy organizados. La prioridad es Amelia, si está conmigo o con ella, sabemos que va a estar bien.

Noticias: ¿Con la madre tiene buena relación? Parecían la pareja perfecta…
Cáceres: Sí, con Gloria (Carrá) tengo buena relación, pero hay diferencias, como pasa en todas las separaciones.

Noticias: ¿Cómo tomó las declaraciones de la hija de Carrá, Ángela Torres, cuando afirmó que usted “no era parte de la familia”?
Cáceres: Dijo que yo “no era de su familia”. Y, de hecho, no tenemos un vínculo familiar, pero convivimos ocho años… Tengo una buena relación con Ángela, obviamente distinta de la que teníamos cuando vivíamos juntos, pero está en los cumpleaños de mi hija, compartimos cosas… Mi hija es su hermana, hay cosas que nos van a unir siempre. Y está muy bien que esté acompañando a su mamá en este proceso, es entendible. No me provoca ninguna tensión, es lo que tiene que ser.



Noticias: ¿Cómo vive este momento político? ¿De qué lado de la grieta se para?
Cáceres: No me paro en ningún lado. A los que nos tienen que representar, los comparo siempre con la dirección de una obra de teatro: cuando elijo un director es porque me da confianza, cuando soy director también armo un camino en común para que todos lo transitemos. Y siento que la dirigencia piensa en caminos de conveniencia propia y los que no entran en ese camino, que se caigan. La división le conviene más a los políticos que a la gente, ellos necesitan estar de un lado o del otro, pero nosotros no. La gente la pelea todos los días, intenta ser mejor, progresar, pero parece que los políticos se olvidan de lo que prometen y la gente no está en primer lugar. No digo todos, hay algunos que intentan hacer cosas, pero son como perlitas en un campo minado. No veo políticos que pasen necesidades, siento que a los políticos de todos los partidos les conviene que existan los pobres y las diferencias.
Erótico. Este verano lo encuentra a Cáceres en Mar del Plata, donde dirige y encabeza la obra “El ardor” en el Teatro Auditorium, una de las más nominadas a los Premios Estrella de Mar, junto a Valentina Bassi, Joaquín Berthold y Santiago Magariños. Escrita por Alfredo Staffolani, cuenta la historia de un matrimonio estancado con un hijo adolescente en pleno despertar sexual. La acción transcurre en un departamento de Congreso, donde hace mucho calor, no funciona el aire acondicionado y todos matan el tiempo tomando vino. La llegada de un primo del interior altera este orden natural y pone en jaque y tensión todos los vínculos. “Nos va muy bien. El título hace alusión al calor y a lo erótico, pero habla de un ardor que quema por dentro, que no se resuelve con algo exterior. Si bien es una comedia, da un espacio a la reflexión”.

Noticias: Y después de Mar del Plata, ¿qué le espera para este 2018?
Cáceres: “El ardor” seguramente va a continuar porque arrancó muy bien. Voy a hacer la versión teatral de la película “Dos más dos”, junto a Eleonora Wexler, Fernán Mirás y Julieta Zylberberg. También se viene algo de cine y hay un par de miniseries dando vueltas.

Noticias: También armó una productora. ¿Cómo es eso?
Cáceres: Somos una productora muy pequeña, mini, independiente. La formaron Eduardo y Pablo Pintos y yo me sumé en la parte artística. Hicimos nuestra primera película, “Corralón”, que se estrenó el año pasado. Básicamente es por las ganas de hacer cosas, lo mismo que hago hace casi 30 años en el teatro independiente.



Noticias: ¿Busca una proyección internacional?
Cáceres: Siempre. Mis obras giran, las películas donde participo se ven en otros países, tuve la suerte de trabajar varias veces en España, Italia, México… La globalización para nuestra industria es favorable. Tengo la serie “Estocolmo” en Netflix y eso hace que te vean en muchos países. A veces no lo podés creer, estás en un aeropuerto internacional y hay gente que te conoce. Está bueno y abre posibilidades de laburo.

Noticias: ¿Cómo ve a la industria nacional en relación con las fuentes de trabajo?
Cáceres: Tenemos un equipo de gente maravillosa, una usina de gente súper capacitada que está acostumbrada a laburar rápido y con pocos recursos. Afuera no lo pueden creer, hacemos cosas con nada económicamente pero con mucho talento y laburo. Ojalá se active toda la industria audiovisual y se puedan hacer cosas acá pensando en un mercado internacional. Como pasó en otro momento, nuestro cine y tele se veían en todo el mundo. Somos muchos en esta industria y ojalá haya laburo para todos. Lo digo desde un lugar de privilegio.

Fuente: Revista Noticias
Alexis Socco
(Desde Mar del Plata)

Untitled Document