Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Sábado 24 de Febrero de 2018 -  08:41 pm 
ECONOMÍA

26-01-2018

La Provincia tantea a los gremios con una oferta salarial del 15% en cuotas


El gobierno bonaerense comenzó a brindar señales en relación a lo que será la negociación salarial con los gremios. Y siguiendo las pautas que vienen trazando distintos funcionarios nacionales, apunta a que el aumento para 2018 sea del 15%.

Las primeras conversaciones se iniciaron en las últimas horas, según trascendió en diversas fuentes. Ninguna negociación formal, pero de todas formas sirvió para que la administración de María Eugenia Vidal comenzara a poner las cartas sobre la mesa.

Los contactos, como ocurriera hacia fines de 2016, arrancaron por los representantes de los gremios estatales. Las versiones indican que funcionarios de Vidal llevaron un bosquejo de oferta que contempla un aumento salarial del 15% para todo 2018 en cuatro cuotas. Y como se esperaba, no prevé la vigencia de la cláusula de actualización automática por inflación como ocurriera el año pasado.

La actualización automática es un mecanismo que, casualmente, ideó el gobierno de Vidal (hay quienes se lo adjudican al ministro de Trabajo Marcelo Villegas), que incluso se trasladó a los acuerdos que cerraron varios gremios nacionales y otros tantos de la actividad privada en 2017.

Por ejemplo, el año pasado el aumento que firmaron los sindicatos estatales con Vidal fue del 18% en cuatro cuotas del 4,5% cada una. En cada trimestre la inflación superó ese porcentaje, por lo cual los empleados cobraron al término de ese período la diferencia de manera de no perder poder adquisitivo frente al incremento del costo de vida.

Lo mismo ocurrirá con los docentes. Cerraron un 21,5% para todo el año y la inflación terminó el año pasado en el 24,8%. Con los sueldos de este mes deberán percibir el 3,3% de diferencia.

Pero para la negociación de este año, la premisa en el gobierno de Mauricio Macri es que no rija esa cláusula gatillo. Consideran que no ayudará a cumplir o al menos acercarse, a la meta de inflación del 15% “recalculada” por el Banco Central porque sostienen que terminará alimentando las expectativas inflacionarias.

Esa decisión pone a la negociación un clima de tensión. Los gremios podrían aceptar ese 15%, pero reclaman tener algún resguardo por una cuestión tan clara como sencilla: no hay consultora privada que no estime que la inflación sobrepasará esa meta y se terminará ubicando en un piso del 19%.

El gobierno de Vidal aspiraba a tener cerrada la paritaria hacia fines del año pasado, pero esa intención quedó trunca en medio del cambio de las estimaciones oficiales de la inflación que modificaron los parámetros de la negociación.

Ahora, con las nuevas metas en escena, los contactos con los sindicatos se iniciaron tímidamente.

NUMEROS EN DANZA

Si bien se trata de algo provisional, trascendió que funcionarios del gobierno bonaerense llevaron un bosquejo de oferta a algunos representantes sindicales en un primer contacto informal.

En términos generales, se trata de un aumento salarial del 15 por ciento a pagar en cuatro cuotas. Y, como se dijo, sin cláusula de actualización automática.

La propuesta no conforma a los gremios, que reclaman que rija la mencionada cláusula de actualización. ¿Habrá alguna salida intermedia? Hay quienes dicen que el gobierno de Vidal podría sacar alguna alternativa de la galera: una suerte de “monitoreo permanente” de la evolución de la inflación para contrastar con el acuerdo salarial.

Esto obligaría a una eventual reapertura de las negociaciones paritarias a lo largo del año.

No es la única cuestión que los gremios pretenden discutir en función del bosquejo de propuesta oficial.

Según se supo, buscarían que el aumento que se pacte sea pagado en 3 cuotas en lugar de 4 y que comience a regir desde el 1º de enero.

No sería el único motivo de tironeos. Los sindicatos pretenderían que la primera cuota fuera mayor que las restantes, como forma de mitigar el arrastre de la inflación de diciembre que superó el 3 por ciento.

COMPENSACIONES

La negociación no parece sencilla. Vidal pretendería un esquema similar de negociación a la del año pasado: primero un cierre con los trabajadores estatales y, luego, ir por un acuerdo con los sindicatos docentes, judiciales y médicos, una tarea para nada despejada de obstáculos.

El “techo” del 15 por ciento es motivo de debate entre los sindicatos ante la virtual confirmación de que no habrá cláusula gatillo. Hay quienes por estas horas desempolvaron un proyecto del propio gobierno bonaerense que lanzó hace algunos meses y que luego fue a parar al freezer: el denominado plus por continuidad de servicio.

El año pasado, durante un encuentro en Mar del Plata, varios ministro del gabinete bonaerense se reunieron con representantes sindicales. Allí, lanzaron la idea de pagar un plus a los estatales.

En aquél entonces se habló de presentismo, pero los sindicatos pretenden que no se ciña a la mera presencia del empleado en el lugar de trabajo sino que se tengan en cuenta otras variables como dedicación y empeño.

Ahora, en medio de la discusión, algunos gremios lanzaron la idea de avanzar con ese plus para que se aplique este año, de forma de compensar una paritaria que finalmente no logre perforar ese techo del 15%.

Los contactos recién arrancaron y todavía resta algún trecho para definir la negociación. Como se dijo, Vidal busca que los gremios estatales sean la punta de lanza de los acuerdos a los que pretende arribar con el resto de los empleados y docentes.

Con los maestros la paritaria no asoma para nada fácil. Y una vez más, se definirá contrareloj ya que las clases comienzan el 5 de marzo. El Frente Gremial ya avisó que no cerrará por el 15 por ciento. Menos aún, si la cláusula gatillo se archiva para 2018.

Untitled Document