Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Martes 19 de Junio de 2018 -  12:53 pm 
CULTURA

03-01-2018

Alrededor de 13% del público fue a ver cine argentino en 2017


El año que acaba de terminar, según cifras oficiales actualizadas al 20 de diciembre, de 48.454.559 personas que fueron al cine, 6.263.758 eligieron una película argentina. Algo así como 12,8 % de los espectadores. Y había mucho para elegir. 2017 cerró con un total de 109 films nacionales estrenados, según el sitio www.cinenacional.com, o 187 según el departamento de prensa del Incaa. Como sea, el problema es el mismo de siempre: muy pocos títulos alcanzan un mínimo de 10.000 espectadores.

En el tope figuran la comedia a la americana "Mamá se fue de viaje" (1.702.904 entradas, quinta en el ranking general), "El fútbol o yo" (1.094.812), "Nieve negra" (712.833), "La cordillera" (640.000), "Los que aman, odian" (345.000), "Los padecientes" (405.000), "Casi leyendas" (165.000), "Zama" (90.000, lo que es un milagro), "Yo soy así. Tita de Buenos Aires" (87.000) y "Solo se vive una vez" (84.000). Con cifras decepcionantes para sus productores, que esperaban buena repercusión comercial, "Cantantes en guerra", "Retiro voluntario", "Maracaibo", "Una especie de familia", "Alanis", "Te esperaré", y otras dignas de mejor suerte, entre ellas tres obras de debutantes a tener en cuenta: "La novia del desierto" (Cecilia Atan y Valeria Pivato), "Los últimos" (Nicolás Puenzo) y "Mario on tour" (Pablo Stigliani).

Son cosas que pasan. En el balance ajeno a los números, cabe atender el crecimiento del cine hecho por mujeres, donde se destacan la referida "La novia del desierto", "Anida y el circo flotante" (Liliana Romero), y la inquietante "Alanis". También el afianzamiento del documental, con "Los sentidos" (Marcelo Burd, un matrimonio de maestros verdaderos en la Puna), "Los ganadores" (Néstor Frenkel, cariñosa mirada a ciertos premios), "Carne propia" (Alberto Romero, el negocio de la carne comentado por un toro con la voz de Arnaldo André) y otras piezas de antología. Y el cine de terror y bizarro, donde se luce la deliciosa "Madraza" de Hernán Aguilar. Al respecto, el Buenos Aires Rojo Sangre, festival que convoca a los fanáticos del género, este año pudo concretarse en gran parte gracias al crowdfunding de sus simpatizantes y amigos, un ejemplo que forzosamente ha de expandirse.

El trabajo de rejuvenecimiento de clásicos cercanos que viene haciendo la asociación de directores, Dac, para recolocarlos en el mercado audiovisual internacional (así se reestrenó en salas españolas "El lado oscuro del corazón"); la Semana del Cine Argentino, que llenó 85 de las 168 salas del país; la patriada de Junco-Midú, que ya llevan cuatro producciones de salida nacional enteramente hechas en provincia (la principal, "Soldado argentino solo conocido por Dios"); la nueva plataforma online gratuita de No Solo en Cines, que acerca películas y autores a los espacios culturales del país y también de Brasil, México y España; todos esos son datos positivos, como para celebrar en los brindis de fin de año. Los datos negativos ocuparían más espacio, pero esa ya es otra historia.

Untitled Document