Easy Responsive Tabs to Accordion
La Plata, Buenos Aires, Sábado 21 de Julio de 2018 -  09:45 pm 
INTERNACIONALES

11-12-2017

El Vaticano llamó a los líderes mundiales a evitar un estallido de violencia por Jerusalén


El Vaticano pidió ayer a los líderes mundiales que se comprometan a evitar “una espiral de violencia” en Jerusalén, luego de los enfrentamientos por la decisión estadounidense de trasladar a esa ciudad su embajada a contramano de las recomendaciones de la comunidad internacional.

Además, ratificó su “convicción” por una solución “de dos Estados” para los territorios en disputa entre Israel y Palestina.

“La Santa Sede sigue con gran atención la evolución de la situación en Oriente Medio, con especial referencia a Jerusalén, una ciudad sagrada para los cristianos, para los judíos y los musulmanes de todo el mundo”, expresó en un comunicado el Vaticano.

“Al expresar su pesar por los enfrentamientos que han causado víctimas en los últimos días, el Santo Padre renueva su llamado a la sabiduría y la prudencia de todos y eleva oraciones fervientes para que los líderes de las naciones, en este momento de particular gravedad, se comprometan a evitar una nueva espiral de violencia”, puntualizó.

El Vaticano reclamó que se responda “con palabras y acciones, al anhelo de paz, de justicia y seguridad de las poblaciones de esa tierra atormentada”.

MAS INCIDENTES

Mientras tanto, los incidentes entre palestinos y las fuerzas de Israel tendieron a disminuir luego de la escalada de viernes y sábado que se saldó con cuatro muertos y alrededor de 500 heridos.

Sin embargo, un guardia de seguridad israelí de unos 25 años está herido de gravedad tras ser apuñalado por un joven palestino en la Estación Central de autobuses de Jerusalén, donde el atacante fue “neutralizado” y tiene una herida en la cabeza, informaron fuentes médicas.

La víctima sufre de heridas de arma blanca en la parte superior de su cuerpo y fue trasladada “en condición grave” pero “consciente” al centro médico Shaare Zedek de la Ciudad Santa, informó el servicio nacional de emergencia y asistencia médica israelí en un comunicado

Una ola de violencia azota la región tras la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Los palestinos rechazan la medida anunciada el miércoles pasado por el presidente estadounidense Donald Trump porque la consideran el reconocimiento de la soberanía israelí sobre la ciudad santa, incluida la parte Este ocupada, que ellos reivindican como capital de su futuro estado.

Mientras tanto, las protestas en las principales capitales del mundo árabe van en aumento y en Jordania se pidió reconsiderar el tratado de paz vigente con Israel.

Desde Rabat, en Marruecos, hasta Estambul, en Turquía y Beirut en el Líbano hubo manifestaciones y protestas contra la decisión del presidente estadounidense.

Es más en la capital de Jordania, Amman un centenar de abogados amenazaron con llevar a Trump ante la Corte Penal Internacional.

Por su parte, el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, llamó a boicotear las localidades árabes del norte del país en respuesta a las protestas y disturbios en territorio palestino producidos después de que Estados Unidos reconociera Jerusalén como capital israelí.

“Llamo a los ciudadanos de Israel a dejar de ir allí para hacer compras y recibir servicios, simplemente a boicotear Wadi Ara. Tenemos que darles la sensación de que no son bienvenidos aquí”, afirmó Lieberman en la radio del Ejército israelí, citado por la agencia de noticias de Alemania DPA.

DURA REACCIÓN IRANÍ

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró ayer que “Estados Unidos y el sionismo no tendrán éxito en esta conspiración” de reconocer Jerusalén como la capital de Israel, y advirtió de que los pueblos islámicos “liberarán” la ciudad santa. “Después del fracaso de sus políticas regionales, los estadounidenses han comenzado una nueva conspiración con la ayuda de los sionistas, que es la agresión al santo Jerusalén”, dijo Rohaní en un discurso ante el Parlamento.

El mandatario iraní aseveró que la República Islámica no permanecerá callada ante este ataque: “Daremos cualquier paso para apoyar a la población oprimida de Palestina y la posición santa de Jerusalén”, señaló.

En su alocución, recogida en un comunicado de la Presidencia, Rohaní también pidió a Arabia Saudita que corte su “amistad errónea con el sionismo”, después de que se difundieran informaciones de contactos entre Riad y Tel Aviv.

A este asunto también se refirió el presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyaní, quien afirmó que la decisión de Trump es “inaceptable”.

Lariyaní denunció “un plan organizado” por EE UU y otros países para normalizar las relaciones con Israel y olvidar la causa palestina, en otra velada alusión a Arabia Saudita.

Más directo fue en sus declaraciones el comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución de Irán, Mohamad Ali Yafarí, quien atribuyó esta medida estadounidense a “las consultas entre bastidores con algunos países árabes, en especial Arabia Saudita”.

“Estados Unidos y el régimen sionista cometieron su error más histórico (...) pero con la ayuda de Dios, Jerusalén se convertirá en la tumba del régimen israelí”, amenazó.

El gobierno de Estados Unidos consideró ayer “desafortunado” que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, haya rechazado la posibilidad de reunirse este mes con el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, luego de que Washington reconociera a Jerusalén como la capital de Israel.

“Es desafortunado que la Autoridad Palestina esté de nuevo alejándose de la oportunidad de debatir sobre el futuro de la región, pero el gobierno se mantiene firme en sus esfuerzos por conseguir la paz entre israelíes y palestinos”, afirmó la vocera de Pence, Alyssa Farah.

Pence tiene previsto viajar este mes a Israel y Egipto, con el objeto de “reafirmar” el compromiso de Estados Unidos en trabajar conjuntamente con los países de Medio Oriente para “vencer al radicalismo que amenaza las esperanzas y los sueños de futuras generaciones”, dijo Farah. Sin embargo, después de que el presidente Donald Trump reconociera a Jerusalén como capital de Israel, el gobierno de Abbas anunció que éste no se reunirá con Pence. (AP, TÉLAM y EFE)

Las protestas en las princip

Untitled Document