Connect with us

OPINIÓN

«Sobre la entrevista a Vaca Narvaja», por Aldo Duzdevich

Published

on

Tres largas horas de reportaje – por Youtube – al ex jefe montonero Fernando Vaca Narvaja. Un joven periodista, extasiado escuchando anécdotas de una guerra llena de heroísmo, que se la perdió por nacer 30 años después. Como novela de acción, es una charla atrapante. Tiene todos los ingredientes, el “muchachito” (que todavía conserva pinta) perseguido por los malos, que se mete en grandes episodios de acción, como la fuga de Rawson y siempre sale ileso o con lesiones leves. Que ademas tiene una bella mujer y una hermosa familia que lo acompaña por el mundo, en su periplo de aventuras militante.

Cuando el extasiado periodista se anima con una pregunta fuerte, ¿vos mataste a alguien?, la respuesta es: “ bueno…no se si mate o no, siempre fue en enfrentamientos, … cara a cara, nunca a sangre fría”. Pero el joven periodista no se anima, o ni se le ocurre, preguntar si el, compartió la orden de acribillar a balazos a un dirigentes sindicales como Rucci y otros; o a un viejo dirigente radical como Mor Roig; u ordenar aniquilar a simples policías de la esquina, o a directivos de una empresa, o de fusilar a otros militantes.

Si el joven periodista tuviese mas elementos, y hubiese preguntado por esas muertes no “cara a cara” , la respuesta hubiese sido: “eso fue una guerra, ellos nos mataban a nosotros y nosotros a ellos, de doce integrantes de la conducción nacional de Montoneros, nueve están muertos, y yo podría ser un muerto mas”.

Olga Ruiz, Investigadora de la Universidad de la Frontera, Temuco, al analizar lo ocurrido en los años 70 en Chile expresa: “los grandes relatos sobre nuestra historia reciente se han construido centrados en el heroísmo y la victimización, esquema binario que se afirma y consolida en la figura del traidor. Se trata en realidad de una triada (héroe-víctima-traidor) en las que el quebrado concentra -como un chivo expiatorio- las contradicciones, los fracasos y la derrota de la izquierda chilena”. “Es más sencillo atribuir la caída sostenida de militantes a unos cuantos traidores que analizar críticamente las políticas adoptadas por las dirigencias de las organizaciones revolucionarias.”

Y, el ya abuelo Fernando Vaca Narvaja, lejos de esbozar alguna reflexión madura sobre la tragedia que nos toco vivir, se ata estrictamente al relato: héroes, los que sobrevivieron como él, victimas los desaparecidos; y traidores, una larga lista, empezando por Perón.

Repite un relato casi de billiken “nosotros dimos la vida y lo trajimos a Peron” , “pero en Ezeiza ya tuvimos nuestra primer decepción”, “nosotros eramos muy jóvenes y Perón era muy viejo”, “nadie nos hecho de la Plaza, el pueblo se fue solo”, “Peron se dio cuenta de su error y pidió una reunión con Norma Arrostito y conmigo”. O sea, un relato con enormes omisiones, como por ejemplo lo que dirá años después, otro ex montonero, Juan Gelman: “Lo de Rucci no se hizo para despertar la conciencia de la clase obrera; se hizo en la concepción de tirarle un cadáver a Peron sobre la mesa para que equilibrase su juego político entre la derecha y la izquierda. Cuando se produce lo de Rucci en septiembre de 1973 y lo de Mor Roig después, hay gente de distinta procedencia que no esta de acuerdo. Como conclusión, lo de Rucci iba a cercenar el apoyo de la clase obrera y lo de Mor Roig los apoyos de la clase media”.

Ya el relato arranca con un enorme omisión histórica, producto del ombliguismo de las elites intelectuales clase medieras. “Nosotros trajimos a Perón” . Eso excluye los 18 años de Resistencia Peronista, de los cuales FAR y Montoneros, participaron los últimos dos (1970 a 1972) . Resistencia Peronista que no tuvo como protagonista a los hijos de clases medias y altas convertidos en guerrilleros, sino fundamentalmente a los trabajadores, a los hombres y mujeres mas humildes del pueblo, y a dirigentes sindicales, muchos de los cuales van a terminar bajo las balas de la “justicia popular” de los nuevos jacobinos de la guerrilla.

Dice Vaca Narvaja, “de 1973 a 1975 tuvimos mas bajas que en la dictadura anterior”. Omitiendo decir que estábamos en gobierno constitucional, que ni con Peron en vida dejaron de “ajusticiar” a sus enemigos políticos internos. Que en septiembre del 74 pasaron a la clandestinidad. Y que entre las “bajas” , estuvieron sus muertos del asalto al cuartel militar de Formosa, donde mataron a once inocentes colimbas, nacidos y criados en la pobreza del monte formoseño.

No cuenta Vaca Narvaja que Montoneros recibió con entusiasmo el golpe del 24 de marzo, en el convencimiento que “ahora si” el pueblo se iba a sumar masivamente a la lucha guerrillera. Que el mismo repetía la frase “que grave error cometieron los milicos, ahora los tenemos servidos”.

Que en sus documentos internos, daban por muerto al peronismo y anunciaban el nacimiento del nuevo movimiento nacional el montonerismo, legitimo heredero y superador del viejo peronismo.

Lo malo de este relato, con tanta carga emocional de héroes y victimas, es que insiste en dar como verdades sus errores políticos, que tuvieron como desenlace una durisima derrota con miles de jóvenes muertos. Dice Vaca Narvaja, “Perón tenia el concepto de que entre en tiempo y la sangre, prefería elegir el tiempo… y estaba equivocado”. Según lo explico el mismo, Perón no quiso llevar la Argentina a una guerra civil en 1955, que hubiese costado un millón de muertos. En cambio, Montoneros si quiso, ir a una guerra revolucionaria a partir de 1974/75, que nunca fue guerra, y que a partir de 1976, se convirtió en una cacería de jóvenes militantes, que no quisieron o no pudieron salir del país.

En 1977 Firmenich dirá a Gabriel Garcia Marquez : “Desde octubre de 1975, nosotros sabíamos que se gestaba un golpe militar para marzo del año siguiente. No tratamos de impedirlo porque al fin y al cabo formaba parte de la lucha interna del movimiento peronista. Pero hicimos nuestros cálculos de guerra y nos preparamos para sufrir mil quinientas bajas en el primer año. Si no eran mayores, estaríamos seguros de haber ganado. Pues bien: no han sido mayores. En cambio, la dictadura está agotada, sin salida, y nosotros tenemos un gran prestigio entre las masas y somos una opción segura para el futuro inmediato.”

En esa misma linea de Firmenich, cuando Vaca Narvaja dice que la “contraofensiva fue un éxito” y el periodista pregunta “¿pero a que precio?” , el ex jefe del Ejercito Montonero responde con naturalidad “al precio que pone un proceso de lucha contra una dictadura” . Es decir los 80 desaparecidos de la contraofensiva son “bajas” . Es el mismo tipo de cuenta, que hace cualquier militar, cuando planea un desembarco en una playa enemiga, calculo de bajas…

Pero las eufemisticamente llamadas “bajas”, que son jóvenes militantes secuestrados, torturados y asesinados por los militares, tienen para la conducción montonera un importante sentido político: construir prestigio en base a la cantidad de muertos entregados a la revolución. El ex-”teniente” montonero Miguel Fernandez Long (en Sudestada Nº145) relata una charla con Firmenich en Roma en febrero 1979 : “Eramos un grupo de compañeros qué estábamos por partir a la Argentina o se suponía que íbamos a partir . Entre ellos estaba Gelman y Galimberti quién le pidió a Firmenich pastillas de cianuro, por si nos emboscaban en la frontera. Firmenich le contesto que no y le dijo: “para nosotros un Galimberti muerto por la pastilla no tiene ningún valor. En cambio un Galimberti muerto combatiendo sí, nos da un rédito político”. Si yo tenía todavía alguna duda, esa frase me la quito. Firmenich era un tipo convencido de que la representatividad política se lograba trepando sobre los muertos.”

Esta lógica de Firmenich impregno el discurso de la supervivencia montonera. Yo que suelo debatir con algunos de ellos, arrancan la discusión diciendo “vos no podes negar que la gran mayoría de los muertos los pusimos nosotros”. Y es totalmente cierto que la enorme mayoría de los desaparecidos son militantes vinculados a Montoneros, muchos de ellos, jóvenes recién integrados de la UES y de la JUP, que solo hacían tareas de superficie. Pero, para una organización revolucionaria derrotada política y militarmente, tener miles de muertos no debería mostrarse como un éxito, sino todo lo contrario.

El éxito de la contraofensiva

De la extensa charla de Vaca Narvaja, la frase que levantaron todos los medios fue : “la contraofensiva fue un éxito” . No dio muchas explicaciones del porque; solo que “en esa época comenzaban las luchas de los trabajadores, luego viene Ubaldini” , “nosotros golpeamos al poder económico”. El periodista dando por descontado el éxito, preguntó ¿pero a que costo? , “al precio que pone un proceso de lucha contra una dictadura” fue la respuesta.

Comencemos por decir que la palabra contraofensiva se hizo conocida recién a partir del 2003 con el libro de Cristina Zucker “El tren de la victoria” y luego con las detenciones de ordeno el juez Bonadio ese mismo año. Pero, en los años que sucedió 79/80 no hubo mayor repercusión, que las noticias de tres atentados, que mas que debilitar, fortalecieron al ala dura del gobierno militar que renacía en su “lucha contra la subversion”. Pero a nivel de la opinión publica general y de los sectores de militancia que retomaban el activismo político, no solo hubo simpatías, sino todo lo contrario, porque daba excusas a los militares, para volver a la represión dura.

Entonces volvemos a lo mismo. La importancia de la llamada contraofensiva reside en la cantidad de “bajas”. Ochenta militantes secuestrados y asesinados. Ochenta familias como las de Zucker que perdieron sus hijos. Del otro lado dos atentados frustrados y un empresario muerto.

La primera fase de la contraofensiva fue llamada de agitación y por suerte menos cruenta. Consistió en media docena de células, que llegaron del exterior y cuya actividad consistía, en colocar un aparato emisor, que en un radio de 5 a 10 manzanas interferia la señal de TV y pasaban un discurso grabado del “Comandante en Jefe del Movimiento Montonero Mario Firmenich”. Un inconsistente remedo, de las cintas grabadas que mandaba el General Peron desde Madrid, en los años de Resistencia.

En un segundo momento, entraron al país las tituladas TEI, Tropas Especiales de Infanteria. Células, de una docena de noveles militantes entrenados en el Libano, que tenían por objetivo realizar un atentado y retirarse al exterior.

El 27 de septiembre de 1979, un pelotón de Montoneros atacó la casa de Guillermo Walter Klein, que era Secretario de Estado de Programación y Coordinación Económica. Mientras él se encontraba en la planta alta con su esposa y sus cuatro hijos, de entre 12 años y meses de edad, el comando colocó explosivos en la planta baja. La vivienda quedo totalmente destruida, pero milagrosamente Klein y toda su familia salio ilesa, después de estar varias horas bajo los escombros Solo resultaron muertos en el tiroteo inicial, dos custodios de la policía federal.
El 7 de noviembre, un pelotón de la TEI, intentó ejecutar a Juan Alemann, funcionario del área económica. Atacaron el automóvil en que viajaba con disparos de fusil, y con un lanzacohetes con un proyectil antitanque Energa. Resultaron heridos al chofer y el custodio. Sin embargo, Alemann resultó ileso y a las pocas horas estaba trabajando en su despacho.

Finalmente el 13 de noviembre, el grupo 3 de las TEI atacó en pleno centro de Buenos Aires al empresario Francisco Pío Soldati. Primero, interceptaron el automóvil en el que viajaba y acribillaron a Soldati y su custodio. Cuando una militante montonera bajó de una camioneta para colocar una bomba en el automóvil, trastabilló y le estalló en sus manos; a raíz de la explosión murieron tres guerrilleros y dos quedaron heridos y aturdidos en el lugar quienes fueron detenidos y permanecen desaparecidos.

El atentado contra la familia Klein generó duras criticas internas. Era la primera vez que una organización guerrillera en Argentina decidía atentar contra niños. En un documento critico conocido como “Documento de Madrid” del 4-12-79, que lleva las firmas de : Miguel Bonasso, Jaime Dri, Gerardo Bavio, Daniel Vaca Narvaja, Pablo Ramos y Olimpia Diaz dicen lo siguiente: “Hay que explicitar un cuestionamiento a la operación contra la familia Klein. Si nuestro objetivo, era matar a toda la familia, como lo aseguro recientemente un compañero de la Conducción Nacional, implica un grave error de concepción. Porque la ejecución deliberada de niños, nos descalifican te las masas, y favorece la propaganda del enemigo. Porque nos iguala a las reglas de juego del enemigo, que son terroristas. Porque cuestiona innecesariamente nuestra campaña internacional en materia de Derechos Humanos.”

Entonces volviendo a la palabra “éxito” de la contraofensiva, digamos que el saldo en lo militar fue un empresario y cuatro policías muertos, al costo de ochenta montoneros muertos y desaparecidos.
Si lo vemos desde lo político, la sociedad lo recibió en el mejor de los casos con indiferencia y en muchos mas, con rechazo a semejante despliegue de violencia. Incluso la dirigencia gremial que en ese año iniciaban una persistente confrontación con la dictadura, se expresaron públicamente repudiando los hechos de violencia.

Nuevamente aparece que la importancia que Montoneros, le da a la contraofensiva, se basa no en el éxitos militares o políticos, sino en la enorme cantidad de “bajas” aportadas.

Hernan Confino, autor de el libro mas documentado sobre el tema: “La Contraofensiva: el final de Montoneros”, que recomiendo, dice: “En octubre de 1978, frente al temor de que la organización armada Montoneros dejara de representar una alternativa política para la sociedad argentina luego de dos años de “exilio orgánico” y represión dictatorial, su conducción nacional decidió el inicio de la Contraofensiva Estratégica. (…) Más allá de las intenciones de la conducción, la Contraofensiva no alcanzó los resultados pronosticados. Fue el escenario de las últimas dos disidencias que padeció Montoneros en 1979 y 1980 y acabó sellando trágicamente el final del proyecto de la organización.”

Los sindicatos peronistas contra la dictadura

Respecto la dictadura 76-83 hay muchísimo escrito sobre el terrorismo de estado, desaparecidos, exilios, y organizaciones guerrilleras. Pero se encuentra muy poco sobre el papel que jugaron las organizaciones de los trabajadores en la lucha contra la dictadura militar. Hace poco el ex-dirigente de ATE Victor De Gennaro recordó que “fuimos los trabajadores, quienes con nuestra lucha, desestabilizamos al gobierno militar, aún antes de Malvinas.”

En 1977 se empezó a conformar la Comisión de los 25 gremios. En este grupo, participaban: Cesar Loza (Portuarios), Horacio Alonso (Judiciales) , Roberto García (Taxistas), Roberto Digón (Tabaco), José Rodríguez (SMATA), Hugo Curto (UOM), Saúl Ubaldini (Cerveceros), José Castillo (Electricistas navales), Fernando Donaires (Papeleros), Carlos Cabrera (Mineros), Ricardo Pérez (Camioneros), Osvaldo Borda (Caucho). Grupo que terminaría constituyendo en 1979, la CGT Brasil, con Saul Ubaldini como líder.

Es la Comisión de los 25, quien convoca, el primer paro nacional de protesta contra la dictadura, el 27 de abril de 1979. Que si bien, tuvo moderada repercusión, fue el puntapié inicial de la lucha.

Desde Roma y Madrid la conducción montonera, imaginó o creyó ver en esta protesta sindical, un “estado pre-revolucionario de movilización de las masas”, que creaba las condiciones para que la organizacion Montoneros, viniese a ponerse al frente a liderar la lucha. Por eso en Madrid Perdía vendía aquella disparatada frase de “hay que subirse al Tren de la Victoria”, para convocar públicamente, al exilio argentino a la contraofensiva montonera.

Los que escribimos sobre la historia reciente (me incluyo), todavía le debemos a las organizaciones de trabajadores, reivindicar su papel en la lucha contra la dictadura injustamente ignorado.

Nada personal

Hace un par de años en un encuentro peronista en Formosa, me toco sentarme a cenar en la misma mesa de Camilo Vaca Narvaja (hijo de Fernando ) . Muy en tono de broma le disparé : “yo conocí a tu viejo en los 70; y tengo una mala y una buena; la mala fue que me condeno a muerte, la buena es que todavía no ejecuto la condena” .

Conocí a Vaca Narvaja, en 1973, en una reunión en la casa del Vasco Azpeitia. Seríamos cuatro o cinco, el grupo inicial de la Orga de Pergamino. Yo tenía 18 recién cumplidos. No recuerdo que hablamos. Pero Fernando ya sabía como deslumbrar a los mas jóvenes, y saco para mostrarnos su 38 corto Smith & Wesson Especial, un arma que fascina por su pequeño tamaño y tremenda potencia. Es lo único que recuerdo de aquella reunión.

Cuando en febrero de 1974, toda nuestra columna Jose Gervasio Artigas, que coincidía con lo que es la Segunda Sección Electoral, rompimos con la Orga y armamos La Lealtad, dependíamos de Rosario cuyo jefe era Fernando. Todo fue un proceso muy tenso, donde no faltaron amenazas, e incluso un enfrentamiento en el Club Sportivo de Baradero con algún disparo al aire, que estuvo al borde de ser una tragedia.

Días después, en una chacra de San Pedro, se hizo una larga reunión, donde la condición fue que los jefes, Vaca Narvaja y Osatinsky ingresaran tabicados y desarmados. Luego de discuciones muy fuertes, no hubo arreglo posible y allí Fernando lo cruzó duro al cura Galli : “vos no volvés mas y desde ahora cuidate”. El padre Jorge Galli, era el jefe de nuestra columna y líder visible de la fractura. Luego le será comunicado a Galli, y otros compañeros, que estábamos formalmente condenados a muerte por disidentes. Cuando investigaba para mi libro La Lealtad, Pepe Ledesma desde Mexico por mail, me escribió: “en San Pedro, debimos haberlos matado, pero nos hubiésemos convertido en lo mismo que ellos”. Yo le pregunte si la frase era literal o figurada. Literal, me respondió. Mis amigos, no eran nenes de pecho tampoco. Y si la Orga desistió de cumplir las condenas a muerte, fue entre otras cosas, porque se hubiese desatado una carnicería con los pesados que estaban de este lado. ( Entre esos “pesados” de este lado, estaba una pareja, que en estos días ha cobrado notoriedad, por su cercanía familiar con el nuevo Ministro de Economía)

Los cinco que estuvimos en aquella reunión de Pergamino, tomamos distintos caminos, pero sobrevivimos todos. En nuestra Unidad Básica Evita Obrera, solo sufrimos la desaparición de Julio Di Gangi y “Tucho” Pastor (que militaba en Bs As) . Pero, al año de que que nosotros nos fuimos, ingresó a la Orga una camada de chicos nuevos: el “Canario” Torrent, Raies, Bianconi y otros. Hoy todos están desaparecidos.

A cuarenta años vista, estas afrentas personales están prescriptas y solo algunos pocos, mantienen los enconos. Yo nunca volví hablar con Fernando, pero soy amigo de varios familiares suyos. Y no guardo ninguna cuita personal.

Cuando salieron sus declaraciones, varios compañeros me mandaron la noticia por wasap, sin decirlo, era un pedido: “dale respondele”. No hay muchos, de este lado de la grieta dispuestos a trenzarse en estos debates. Yo si.

Yo si, porque lo que esta en debate es la revisión de la historia de los años setenta. Lo que esta en debate es el lugar de Peron en la historia. El relato de los 70 esta monopolizado por el ex militantes del ERP y Montoneros, convertidos en escritores y periodistas. Para justificar sus gruesos errores políticos y militares lo cargan a Peron con la culpa de “haberlos traicionado”. De haber creado la Triple A para matarlos, de haber “pactado con lo peor de la burocracia sindical” . En definitiva recrean la misma idea de un Peron facho-nazi, como la izquierda y el progresismo bobo sostenía de 1945 a 1955.

Y eso si, para mi ya casi es personal. No tengo nada contra Vaca Narvaja, Perdía, Fimenich, Bonasso, Verbistky y otros ex-montoneros que, infinitas veces, por todos los medios, han contado su relato a las nuevas generaciones.

Si me indigna su falsificación de la historia, que coincide con lo peor del gorilaje al pretender matar el mito originario del peronismo. Porque si resulta que el ultimo Peron era un “facho” , tendrá razón el recalcitrante gorila del PRO Fernando Iglesias, y los peronistas (al menos los que aun quedamos) vendríamos siendo una masa in-forme y miope llevados de la nariz por un milico heredero de Mussolini.

Nada personal. Pero yo ya plante bandera en esta trinchera, y voy a seguir con decía Don Arturo Jauretche, en todos los entreveros literarios y periodísticos, defendiendo la memoria de Perón y el peronismo.

Aldo Duzdevich
Autor de “Salvados por Francisco” y “La Lealtad- Los Montoneros que se quedaron con Peron”

Continue Reading

OPINIÓN

La Geopolítica como herramienta de análisis: El Mundo y sus implicancias en la Argentina por Ezequiel Beer

Published

on

La extensión- casi indeterminada – del conflicto entre Rusia y Ucrania de consecuencias directas sobre el funcionamiento de la economía mundial ha implicado también en términos geopolíticos una redefinición de los distintos bloques de poder desde Occidente hasta Oriente donde la disputa por lo que se comprendía como unipolaridad ha traspasado a ser un vértice con varios polos algo que advierte la potencia hegemónica implícitamente pero que todavía ejerce una poderosa influencia en su propio continente.

La escalonada retracción de los EEUU y su posicionamiento al rededor de su estrategia de seguridad y de defensa resalta la prioritaria importancia – y en particular de sus recursos naturales – sobre el resto del continente y en particular del Cono Sur.
Desde un apoyo explicito de la Administración Biden hacia el triunfo de Lula en Brasil y su reafirmación ante los luctuosos sucesos fallidos de copamiento hasta las conocidas relaciones fluidas de la Argentina vía su Ministro de Economía Sergio Massa.
Los auspicios maliciosos indicaban que el pais le iba a ser dificultoso cumplir con sus compromisos externos pero la Administración Fernández ha salido airosa en su cumplimiento.
Pocos días atrás desde la mas alta jerarquía militar estadounidense se dijo con todas las letras cuales eran » sus » intereses estratégicos con respecto a la region pero que en realidad hace ya dos décadas atrás los documentos de inteligencia los indicaban.
Solo se ha puesto de sobre manera en el tapete.
La ubicación de la Argentina sobre el Hemisferio Occidental demarca cual debe ser su política exterior prioritaria sin dejar de considerar acuerdos auspiciosos sobre los demás ejes de poder mundial pero debe atenderse que la geografía ocupa un lugar en este sentido.
La proximidad limítrofe brasileña es el punto de inflexión exterior y por influencia del resto de los paises de la region.
Es desde allí que se extiende su proyección y de la coordinación prioritaria con Itamary.
La proyección regional permitirá un posicionamiento nacional y de su consecuente extensión.
Si bien el General Perón no pudo magnificar por completo el actual esplendor chino y de sus implicaciones geoeconómicas advirtió que el pais pertenecía a Occidente mas en particular en caso de un escenario de conflicto nuclear.
El actual contexto mundial presenta una elevada complejidad desde la disputa ruso-ucraniana donde se pone en jugo una posible derrota de la OTAN lo que puede poner en problemas la estructura de defensa europea hasta la emergencia de una invasión china hacia la isla de Taiwan que daría como implícito un re posicionamiento estadounidense al respecto.
Asimismo, el histórico conflicto arabe-israeli o palestino- israelí acerba un final lleno de complejidades e incertidumbres pues los actores allí presentes en Medio Oriente manifiestan posiciones tomadas que difícilmente pueden ser revertidas además de su » oferta » nuclear como instrumento de presión conflictiva.
Quizás y sea dicho de paso los pioneros judíos que tentaron la concreción del Estado hubieran querido hacer prevalecer otros ideales quizás cercanos a una revolucion que al proceso de apartheid que casi ineludiblemente se encamina dicho espacio.
La mística de los » Dos Estados » ha desaparecido hace tiempo ya y el triunfo de la ultra reacción en Israel quizás solo abre un tiempo mas de violencia.
Nos asemejamos a un mundo difícil a lo que se adhiere las ya consecuencias del Cambio Climático pues los recursos que los argentinos consideramos como dados o corrientes son y serán disputados por muchos otros terrícolas que ante su falencia hasta los mismos Estados obraran hacia su propio abastecimiento.
Hace veinte años el estudioso Michel T. Klare lanzaba un libro titulado » La Guerra de los Recursos «-
Ha llegado su tiempo.

Ezequiel Beer
Geógrafo UBA
Analista Político

Continue Reading

OPINIÓN

Radiografía política del narcotráfico por Ariel Rolfo

Published

on

Se suele tratar muchas veces el tema del narcotráfico principalmente por sus efectos emergentes en la sociedad como ser: la violencia y robo contra la población por parte de delincuentes narcotizados, la intoxicación o muerte masiva de jóvenes por drogas adulteradas, el sicariato asociado al narcotráfico, las balaceras y muertes de ciudadanos por disputa de territorio, el problema social de configurarse en una alternativa económica atractiva para sectores de la juventud, los problemas de salud emergentes en vastos sectores de la población a causa de la adicciones, etc.

Pero el abordaje necesario y las medidas para resolver estas problemáticas siempre será un paliativo temporal si no se conoce la causa profunda ya todos ellos provienen de un problema de fondo permanente:
El Narcotráfico Internacional como gran caja de recaudación económica es dominado por carteles internacionales que están controlados entes de poder de paises imperiales y el Narcotráfico Nacional instalado como negocio permanente en nuestro país solo es factible porque esta posibilitado por la connivencia de importantes facciones corrompidas de poderes del estado en particular facciones de los poderes político, judicial y de fuerzas de seguridad.

EL MARCO INTERNACIONAL

Si bien en la historia contemporánea puede rastrearse la utilización de las drogas como herramienta imperial de penetración y destrucción de estados en las Guerras Del Opio que utilizo el Imperio Británico contra China en el Siglo XIX, más recientemente desde mediados del siglo pasado, podemos apreciar también como el poder imperial atlantista protegió y su Hegemon Americano utilizo el Narcotráfico principalmente como fuente de financiamiento o caja negra de operaciones encubiertas en función de necesidades geopolíticas y de seguridad de las naciones imperiales centrales.

Se ha acusado a la CIA (Agencia Central de Inteligencia) de Estados Unidos de estar involucrada en varias operaciones de tráfico de drogas. Algunos de estos informes afirman, según la evidencia del Congreso de EE.UU., que la CIA trabajó con grupos que se sabía que estaban involucrados en el tráfico de drogas.
Algunos casos:

– Con el fin de proporcionar fondos encubiertos para el Kuomintang (las fuerzas leales al general Chiang Kai-Shek, que estaban luchando contra el líder comunista Mao Zedong), la CIA ayudó a pasar de contrabando opio de China y Birmania a Tailandia, proporcionando aviones de la empresa Air América, uno de sus «negocios espejo».

– El 13 de abril de 1989, el Informe del Comité Kerry llegó a la conclusión de que los miembros del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América «quienes habían prestado apoyo a los contras, estaban involucrados en el tráfico de drogas […] y los propios elementos de los Contras Nicaragüense, recibieron con su consentimiento asistencia financiera y material de los traficantes de drogas».

– La CIA ha sido acusada de blanqueo de dinero de los fondos Irán-Contra de la droga a través del Banco de Crédito y Comercio Internacional (BCCI)

– La CIA también trabajó con el BCCI en armar y financiar la Mujahideen Afgana durante la guerra soviética en Afganistán, utilizando el BCCI para el blanqueo de los ingresos de tráfico de heroína que se cultivaba en la zona fronteriza entre Pakistán y Afganistán, aumentando el flujo de narcóticos a los mercados europeos y de Estados Unidos.

– Son varias las investigaciones locales, estatales y federales que han tenido lugar en relación con el Mena Intermountain Municipal Airport (Arkansas) como punto de recepción de la CIA en el tráfico de cocaína a gran escala a partir de la última parte de los años ochenta.

En particular fue la CIA y el MI6 (las organizaciones de inteligencia a cargo de operaciones ocultas del poder atlantista) los que por excelencia utilizaron la caja negra del dinero del narcotráfico para financiar golpes de estado, movimientos contrainsurgentes y guerrillas tanto de derecha como de izquierda para derrocar gobiernos populares y desestabilizar estados nacionales que no se alinearan según los intereses de los paises imperiales.

A modo de ejemplo algunos de ellos fueron:
El sonado caso Irán-Contras para financiar las guerrillas destinadas a derrocar el gobierno nicaragüense , el financiamiento de las revoluciones de color después de la caída de la cortina de hierro o de los movimientos de la primavera árabe que si bien tenían causas intrínsecas fueron fogoneados externamente, el derrocamiento de Gadafi, financiamiento de los mercenarios, el armamento y las guerrillas del estado islámico ISIS, como también fueron responsables del crecimiento descontrolado de la producción de amapolas en un 1000% en Afganistán después de la invasión de EE.UU, donde los militares y la inteligencia norteamericanos promovieron desde la ocupación territorial el resurgimiento de este inmoral negocio del opio del cual “comisionan” suculentas ganancias.

Tanto en el Triángulo Dorado (opio-heroína) situado en indochina (área fronteriza entre Tailandia, Laos y Myanmar), en la Media Luna Dorada (opio-heroína) situada en el área colindante de Pakistán, Irán y Afganistán o en el Triángulo De Plata (cocaína) situado en el área sudamericana de Bolivia, Perú y Colombia, la CIA ha tenido una importante incidencia siendo permisiva en la producción de droga pero su control principal del sistema estriba sobre los canales de comercialización de los carteles de la droga y sobre el ingreso de la misma a los mercados de consumo donde en este último aspecto han cobrado relevancia los carteles mejicanos, en particular sobre el ingreso al mercado de consumo de EE.UU.

También la CIA y el MI6 a través de testaferros, empresas fantasmas, paraísos fiscales y bancos afines (como el mencionado BCCI de Gaith Pharaon o uno históricamente relacionado con este ámbito como el HSBC británico) tiene incidencia en la creación y facilitación de operaciones de lavado de dinero del narcotráfico donde por supuesto desde ahí también controlan y “comisionan”.

En interesante el relato de Lyndon H. La Rouche en el libro “Narcotráfico S.A. La Nueva Guerra Del Opio” sobre la formación de los principales carteles de la droga: Colombianos (carteles de Cali y Medellín) y la incidencia que tuvo la CIA desde la embajada de EE.UU. en Colombia en esta operación de cartelización del narcotráfico en la década 1970.

Actualmente cobra particular importancia la producción de las drogas de síntesis o “Drogas de Diseño” las cuales están teniendo un papel cada vez más protagónico en el mercado del Narcotráfico ya que cada año aparecen 500 sustancias psicoactivas nuevas según informa el reporte de la Oficina contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas (UNODC).

Algunos ejemplos de ellos son las anfetaminas, metanfetaminas (cristal, éxtasis), psicotrópicos, LSD, opiáceos como el fentanilo, etc.
Las adicciones, las modalidades de consumo de estupefacientes y el narcotráfico se transforman y se adaptan con gran rapidez, el sistema de corrupción estatal que lo posibilita también.

LAS CAJAS DEL NARCOTRAFICO

La Caja Grande del narcotráfico internacional es manejada por los carteles del narcotráfico internacionales los cuales son controlados principalmente por el MI6 y la CIA, organismos a los cuales los carteles deben “comisionar” para poder funcionar impunemente.
Si bien existen en EE.UU. otros paises organismos públicos y políticas públicas de combate al narcotráfico, donde por ejemplo las requisas de cargamentos son ampliamente publicitadas es en la trastienda oculta donde se desarrolla la verdadera trama del narcotráfico internacional.

De aquí es donde surgen los recursos económicos para las cajas negras manejadas por estos organismos de inteligencia como la CIA y el MI6, recursos que son utilizados para financiar:

-Movimientos insurgentes (guerrillas, terrorismo),
-Movimientos políticos golpistas (Nueva Derecha y Revoluciones de color),
-Movimientos Sociales Fragmentarios del campo popular de paises periféricos (indigenismo, ecologismo fundamentalista, ideología de género, movimientos antivacunas, etc.),
-Revoluciones Democráticas (Golpes institucionales), políticos cipayos alineados con intereses del Bloque Atlantista y funcionarios traidores a sus paises (ministros, legisladores, jueces del Lawfare, etc.)

Como asi también un sinnúmero de ONGs como la Open Society de George Soros, la Red Atlas, la Rand Corporation, NED, etc., que responden a intereses del Norte Colonialista que procuran a través del Poder Blando la desestabilización de gobiernos nacionales de paises periféricos que no se subordinan al Plan Global del Hegemon Americano y el Bloque Atlantista.

También se debe contemplar la faz política de este flagelo internacional que los poderes globales permiten y usufructúan principalmente a través de sus agencias de inteligencia. El narcotráfico tiene como correlato interno en los paises grandes franjas de población que terminan adictos y drogodependientes disminuyendo el potencial político de la sociedad, denigra en sus valores ofreciendo vías muertas a las nuevas generaciones y complejiza aún más a los paises en su problemática interna promoviendo una mayor fragmentación social y por lo tanto un campo popular más débil para enfrentar a sus enemigos imperiales externos a los que solo les interesa expoliar impunemente sus recursos.
No hay que extrañarse de esta falta de escrúpulos en su accionar de los estados imperiales ya que por ejemplo en el Siglo XIX lo hicieron en China con el Opio y en los sesenta del Siglo XX en EE.UU. promoviendo el consumo de drogas en el movimiento Hippie que se oponía al la guerra de Vietnam.

La Caja Chica del narcotráfico del Mercado Local en los paises periféricos y coloniales como la Argentina tiene por principal beneficiario, además de los narcotraficantes locales, a la triada constituida por facciones corrompidas de: el poder político, la justicia, las fuerzas de seguridad en general y dentro de ellas a la policía en particular.

EL PLAN DE TRES ETAPAS A NIVEL NACIONAL DEL NARCOTRÁFICO

El Coronel Seineldín en una conferencia en los 90 hizo una interesante exposición del plan geoestratégico y modus operandi del narcotráfico, que operativamente según él se basa en un mecanismo de tres etapas para sumar los paises en el tablero mundial del mismo:

 Primera: Convertir a la Nación-Objetivo en un país de tránsito y consumo.

 Segunda: Consolidar el tráfico de drogas mediante la penetración y asentamiento territorial de las mafias narcos y sus sicarios (lo cual provoca inevitablemente un incremento de los delitos por las luchas de poder entre mafias, e inclusive ataques a las autoridades que se opongan a sus intereses y las repriman por sus acciones delictivas).

 Tercera: La efectiva instalación de “fabricas” para el procesamiento y/o la producción de drogas (con la eventual protección de algunas corruptas autoridades nacionales y provinciales).

Estas tres etapas solo se pueden desarrollar libremente cuando existe connivencia del poder de estado (político, judicial, fuerzas de seguridad) con los carteles del narcotráfico o directamente cuando no existe voluntad política para combatir al narcotráfico.

Como se puede ver, en la Argentina se cumplieron las tres etapas que mencionaba el Coronel Seineldín y como dijo en su momento el embajador mejicano en la argentina… “el narcotráfico una vez instalado en un país se convierte en un poder económico que termina infiltrando y cooptando en forma profunda a los distintos estamentos del estado, siendo difícil después su desenquistamiento.”

NARCOTRAFICO EN ARGENTINA

Ya en la época de la dictadura militar la argentina se convirtió en país de tránsito y la ruta 34 era la vía principal para el transporte de droga de la dictadura del dictador boliviano García Meza.

En ese tablero mundial del negocio del narcotráfico, la Argentina dejo en los 90 o a principios del segundo milenio de ser exclusivamente un país de tránsito de la droga para pasar a ser un país de producción por poseer los “Líquidos” (precursores químicos para procesar y refinar la droga) y además por la cercanía de puertos de exportación para enviarla a los mercados de consumo.

En la polución evolutiva de este flagelo como consecuencia también la argentina paso a ser un país de consumo con las consecuencias que ello acarrea: violencia delictiva, inseguridad, daños a la salud pública y la progresiva degradación corruptiva de los poderes del estado.

NARCOTRAFICO: UN PROBLEMA DE DECISION POLITICA

En función de buscar soluciones en este ámbito, existen dos aspectos centrales a evaluar respecto a los problemas relacionados al narcotráfico:

Uno es el que genera el narcotráfico con toda su carga de violencia, corrupción de poderes del estado, asesinatos, sicariatos, mafias asociadas al mismo y la perversión de vastas capas de la población, en particular juvenil, cooptadas como dealers, soldaditos, sicarios, etc.

El Otro es su contracara, el consumo de sustancias adictivas por parte de la población, que conlleva a serios problemas sanitarios y de salud los cuales tienen un origen poli causal: angustia y ansiedades por problemas irresueltos, escapismo social, depresión económica laboral, etc., donde debido a ellos la población utiliza las sustancias adictivas y narcóticos como un bastón químico para transitar en la vida, usándolos como una fuente psicológica de satisfacción instantánea o para poder soportar la realidad.

El problema atinente al consumo implica asumir como nación un proyecto político que contemple en primer lugar el aspecto preventivo para lo cual tiene gran implicancia la educación, la posibilidad de realización socioeconómica e inclusión social de los individuos, la promoción de valores comunitarios positivos, los comportamientos responsables y de fuentes saludables de relacionamiento o satisfacción como por ejemplo el deporte, el baile, la música, eventos culturales, etc.

En el aspecto curativo sería necesario instaurar un modelo de abordaje del problema de adicto que no lo criminalice para que el mismo sea permeable a la accion amigable del estado y no a la de los narcotraficantes para los cuales los adictos solo son carne de consumo en su comercio de muerte.

La política de “Guerra a las Drogas” que fue el paradigma operativo adoptado internacionalmente e inaugurado en 1971 por el gobierno de Richard Nixon, después de 50 años de su instauración ha demostrado su inefectividad por lo que habrá que buscar otros marcos conceptuales y paradigmas operativos para enfrentar este flagelo.

En el otro aspecto más relacionado a aspectos políticos, de seguridad e institucionales requiere una accion decidida y enérgica al más alto nivel político.

El núcleo del problema reside en la triada de poder constituida por facciones corrompidas de: el poder político, la justicia y las fuerzas de seguridad en general entre las que cobran relevancia las fuerzas policiales en particular, siendo esta última el brazo más visible que controla y audita la estructura operativa del narcotráfico en el territorio, algo solo factible si las otras dos facciones de la triada lo posibilitan.

Los supuestos poderosos narcos y carteles locales solo son marionetas circunstanciales que son controladas por las facciones corrompidas de esa triada del poder, una vez “quemados públicamente” los narcos son encarcelados, asesinados o sacados de circulación para ser reemplazados por una nueva camada de narcos firmemente controlados y auditados por las facciones corruptas de estos tres poderes públicos, siéndolo operativamente a nivel territorial por facción corrupta la policía.

Los financistas, mesas de dinero y bancos solo son canales necesarios e importantes para el blanqueo y circulación del dinero sucio, pero a nivel nacional no son un factor de poder en el control y manejo del negocio del Narcotráfico.

El problema del narcotráfico a nivel nacional no es un problema de algunas manzanas podridas dentro de la estructura del estado que lo posibilitan, sino que por su magnitud es un problema sistémico que requiere un abordaje de la misma naturaleza para solucionarlo.

Para graficar el estado de situación podríamos utilizar una frase popular que dice… “Cuando el puchero se te quema, no importa si sacas papa, batata, choclo u osobuco, toda la olla tiene el mismo gusto”

El control, combate y eliminación del Narcotráfico a nivel nacional, más allá de sus complejidades intrínsecas, no solo es una cuestión de accion represiva sobre las facciones corruptas de la policía, del poder político, del poder judicial o del control financiero sobre el lavado del dinero sucio (acciones que son necesarias e indispensables) … sino que es principalmente una Decisión Política de Alto Nivel que con un enfoque sistémico establezca un plan que combata este flagelo atacando integralmente el problema y principalmente el núcleo de poder corrupto que lo permite.

A modo de ejemplo, no para imitar ni copiar ya que en ambos casos hubo metodologías cuestionables y criticables, sino para ilustrar con dos casos concretos de la realidad que los problemas de narcotráfico, mafias, corrupción, violencia y seguridad publica son problemas abordables y solucionables si desde el más alto nivel político se toma la decisión firme de hacerlo.

El primer ejemplo es el caso de Singapur que con Lee Kwan Yew a partir de su férrea conducción del gobierno logro transformar la pequeña ciudad-Estado de Singapur, que era centro de contrabando, narcotráfico y prostitución. Singapur de ser una de las zonas más conflictiva del mundo, donde las drogas circulaban como si nada, hoy Singapur es una nación segura, es un país que erradicó la inseguridad y la delincuencia.

El segundo ejemplo más cercano es el gobierno de El Salvador de Nayib Bukele que logro controlar y prácticamente erradicar la delincuencia, la violencia y los asesinatos desde que con firme decisión política le declaró la “guerra” a las pandillas (Maras Salvatruchas) y llevo adelante un decidido plan de accion.

Hasta ahora hay que reconocer en el caso del Narcotráfico en particular, que las políticas llevadas adelante no han servido para morigerarlo ni mucho menos erradicarlo.

Es necesario que aceptemos que “Necesitamos cambiar las cosas si queremos cambiar los resultados”. El cambio necesario indispensable es que desde el más alto nivel político se tome la decisión y se emprenda una accion integral decidida para erradicar este flagelo, si no se hace es que no se sabe, no se quiere o directamente se es cómplice y parte interesada del problema.
Ariel Rolfo

Continue Reading

OPINIÓN

Un Verano Y Un Escenario Posible por Ezequiel Beer

Published

on

El pronto paso del verano con parada obligatoria en marzo como un anticipo esperado de las decisiones políticas de todo el arco es un deseo generalizado por casi todos los actores.
Pero los tiempos en Argentina obligan permanentemente a replantear estrategias y tácticas ante la multiplicidad de jugadores que pujan por ser sus pasos como los definitorios.
A veces lo que se consideran avances pueden ser retrocesos por acción propia o por el efecto conjunto del resto.
Quizás no jugar o limitarse a una sinuosa declaración puede ser un paso de avance ante tanta bulla ajena.
Tratemos de concentrarnos en el mapa actual y algunos de sus movimientos posibles para dar luego alguna reflexión pertinente.
La vigencia del Frente de Todos que sostiene desde 2019 al Presidente Alberto Fernández y a la Vice Presidente Cristina Fernández ha sufrido casi desde sus comienzo un duro proceso de desgaste por acción de sus propios integrantes bajo una puja que quizás la media ciudadana todavía no llega a comprender.
La primera evidencia del mismo es la derrota electoral de medio termino que posibilito a la oposición considerar la posibilidad de un retorno al poder perdido dos años atrás.
Allí tampoco se evitaron – o evitan – pujas palaciegas sobre quien debería encarar dicho espacio con vistas a las elecciones presidenciales pero todo indicaría que entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta se encolumnan las voluntades bajo una geografía electoral que los ubica levemente por arriba de un tercio de la voluntad de los votantes.
Pero el otro actor – libertario – todavía sigue mordiendo en la voluntad popular siendo su destino final un incierto aun para los mas expertos en la materia.
Bajo esta sintonía persistir ante una dura batalla electoral bajo el mismo rotulo o bajo los mismos personajes quizás sea una terquedad que pueda re orientar los esfuerzos hacia efectos adversos.
La necesidad de nuclearse bajo un nuevo sello político o frente que oxigene la contienda pueda ser un pequeño paso – quizás necesario – que convoque con mayor legitimidad a una ciudadanía que ha dado mas validez social a la triunfante Selección Nacional que a la totalidad del sistema político.
Por otra parte y en el marco de la totalidad del funcionamiento del nobel sistema democrático se hace evidente la necesidad de una profunda renovación dirigencial que no solo obedece a una cuestión etaria – relevante pero no obligatoria – sino a la percepción por parte de la sociedad de valores por parte de su misma clase política algo que – insisto – no depende solamente de una marca generacional.
Todavía – y pocos – dirigentes pueden mostrar con su trayectoria y experiencia que es posible nadar contra la corriente y tratar de constituir un proyecto común para todos.
Los casi 5 meses que nos separan de la contienda electiva por las PASO pueden ser de carácter extenso en términos temporales pero cortos en términos estratégicos.
Aquellos munidos de horizonte y reflexividad critica quizás puedan encarar un nuevo proceso que exija una amplia convocatoria superadora de tentaciones futuras pero que son de acentuado pasado reciente.
La moneda esta en aire.

Ezequiel Beer
Geógrafo UBA
Analista Político

Continue Reading

Tendencias